You are here

Un juzgado ve arbitrariedad en la exclusión de una galería de Arco en 2016

ArcoMadrid, la feria de arte contemporánea organizada por IFEMA, excluyó de su convocatoria de 2016 a la galería My Name’s Lolita Art por una decisión del comité organizador, ratificada por el comité de apelación de dicha feria, “contraria a los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, igualdad y no discriminación“. Es el fallo del juzgado de Primera Instancia nº 81 de Madrid tras la denuncia interpuesta por el galerista Ramón García Alcaraz.

La sentencia, a la que ha tenido acceso La Marea, señala la opacidad en el citado proceso a la hora de saber qué votó cada miembro del comité. “No hay concurrencia, igualdad y transparencia si se oculta el desglose individualizado de puntos por cada miembro del comité en la votación discutida. Ni siquiera habría sido necesario facilitar el nombre del miembro del comité que había dado cada puntuación si se quería preservar la identidad del votante por alguna razón que, desde luego, no se ha explicitado”, expone. De esa esa forma –añade– se podría incluso haber valorado coincidencias en las puntuaciones de distintos miembros, “lo que en condiciones normales suele indicar objetividad en el trabajo de un jurado o equivalente”.

El juez, además, considera discriminatorio el contacto privado (“conversaciones personales”) entre “algunas galerías” (no todas) y miembros del comité porque “permite que solo algunos de los galeristas cuenten con ese contacto personal para influir en el sentido del voto de los miembros del comité”. Según la sentencia, no consta que García Alcaraz y su galería “gozaran de ese privilegio con ninguno de los miembros del comité, por lo que, en ese sentido, no fue objeto de trato igualitario“. “Si se establece la entrevista como método de evaluación, tiene que ser para todos los aspirantes, o, al menos, ofrecérselo a todos”, concluye el juez.

La resolución, que puede ser recurrida, desestima, no obstante, una parte  de la demanda de García Alcaraz, que denunciaba la inclusión de participantes que no cumplían los requisitos y pedía la inclusión de su galería en la convocatoria siguiente a la fecha de la sentencia, es decir, la que está a punto de celebrarse. El juez entiende que con ello se estaría cometiendo la misma arbitrariedad sin tener en cuenta a quienes participan ahora. El galerista ocupaba la posición 247 de 258 solicitantes y el último expositor seleccionado ocupaba la posición 163, por lo que, “por mucho que se considerara acreditado que todos esos galeristas que se citan fueron indebidamente admitidos y seleccionados, ello no contribuiría a mejorar el resultado del actor, pues tampoco habría resultado seleccionado por obvias razones numéricas“, sostiene el juzgado, que no declara nula la decisión de Arco. 

Además, aclara que no está juzgando el proceso de selección general de la feria: “No se está enjuiciando aquí si el proceso de selección de ARCOmadrid 2016 fue perfecto, ni si todos los expositores que fueron incluidos tenían derecho y méritos para estar en la feria, sino si las posibles irregularidades que se puedan acreditar, por no cumplimiento de los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, igualdad y no discriminación, perjudicaron al actor”, que, según la sentencia, no ha cuantificado ni reclamado.

La entrada Un juzgado ve arbitrariedad en la exclusión de una galería de Arco en 2016 se publicó primero en lamarea.com.

Related posts

Leave a Comment