Resurge con fuerza otra vez Renau, aunque siga careciendo del merecido espacio expositivo en su ciudad natal







El Museo Reina Sofía proyecta el cine inédito del artista Josep Renau mientras que Barcelona rememora la trayectoria de Josep Renau, figura del arte combativo en el Born Centro de Cultura.



También resulta curioso y extraño que la Fundación Renau quiera deshacerse de sus fondos, tramitando su venta al Instituto Valenciano de Arte Moderno, tal como hace un año anunciaban determinados medios de comunicación locales. No sabemos que objetivo pretende esa venta y si el IVAM tiene ya diseñado un plan para dar a conocer la variada obra del polifácetico artista, que fue mucho más que un innovador diseñador, un atrevido fotomontador y comprometido experto en el muralismo, junto con su gran amigo y camarada Siqueiros. 

También nos sorprende y aflige que nadie del IVAM, de la Generalitat se ponga en contacto con los familiares de Renau y de su mujer, Manuela Ballester, con objeto de lograr reunir la mayor cantidad de obras y documentos que den mayor contenido y sustancia a un futuro espacio museístico y didáctico, dedicado a esa familia. Tampoco podemos olvidar que Jorge Ballester y Tonico Ballester también estuvieron intimamente unidos a Renau y Ballester.

Y, por supuesto, tampoco entendemos que nadie del IVAM y de la Fundación Renau contacte con Marta Hofmann, que trabajo mano a mano con Renau durante 12 años. Me consta que atesora valiosa documentación y obras ineditas, que pudieran acrecentar ese futuro y necesario espacio expositivo. 

La falta de espacios públicos no es excusa, pues con un buen proyecto de rehabilitación y acondicionamiento de algunas salas del Centro del Carmen, podría resolverse la cuestión de dónde albergar, de manera didáctica y adecuada la obra de Renau y la familia Ballester.

También hay solventos expertos, como Fernando Bellón u otros, que pueden y deben ser los responsables de ese espacio.

Esperemos que la actual y pasajera fiebre por Renau, llevada a cabo a por el Museo Reina Socia y el Born Centro de Cultura de Barcelona, proceda a dar paso a lograr un compromiso institucional firme, con el loable objeto de que las iniciativas que algunas entidades y personas llevamos años presentando, permitan crear el espacio museístico que merece Josep Renau y la familia Ballester.

Por cierto, y aprovechando la moda Renau, recomiendo que no se pierdan la exposición que la Fundación Bancaja ha organizado para dar a conocer la obra de Jorge Ballester, miembro destacado del Equipo Realidad.


Antonio Marín Segovia

ACR CONSTANTÍ LLOMBART


Fotografías cedidas gentilmente por la discípula de Josep Renau, Marta Hofmann