You are here

Libia: Los efectos de la mano de Satanás.

Por Timothy Bancroft-Hinchey, para Pravda.ru

Resultado de imagen de Pueblo libio

En 2011, la OTAN lanzó un ataque ilegal y salvaje contra el país con el Índice de Desarrollo Humano más alto de África. Veamos dónde se encuentra hoy Libia.
 
Cuando Cameron, Sarkozy, Obama, Clinton y esa enfermiza camarilla de matones imperialistas e injerencistas decidieron atacar a Libia en 2011, en un ataque planeado y orquestado con meses de anticipación, nos dijeron que su lucha no era contra la gente de Libia. Mirando a Libia hoy, ¿a quién engañaban y quién sufre? Según el derecho internacional, con respecto al alcance de la aplicabilidad, existen reglas en cuanto al uso imprudente y descarado de la fuerza que convierte una situación pacífica en un teatro de conflicto en curso. ¿Por qué entonces no se ha hecho rendir cuentas a los responsables?
 
Hay una acusación y las decenas de miles de comentarios salidos de la red.
 
Los nombres se pueden ver claramente en mi acusación al liderazgo político y militar de la OTAN en 2011, un documento que se envió a la CPI en La Haya y al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Como se predijo, ni siquiera merecía la cortesía de una respuesta. Las decenas de miles de comentarios y materiales producidos por los lectores a lo largo de los años fueron eliminados de la Red varias veces, como puede ver en la sección de comentarios debajo del artículo, aquí:
 
 
Libia, en 2011 y bajo Muammar al-Gaddafi, fue el país africano con el Índice de Desarrollo Humano más alto, para el cual Gaddafi estaba a punto de recibir el Premio de las Naciones Unidas en el momento del ataque salvaje de la OTAN, un ataque lanzado para proteger a sus terrorista, que  habían orquestado desde el oeste (Túnez) y el este (Egipto). En ese momento, los libios se alimentaban, tenían hogares (gratis), educación (gratis), atención médica (gratis), un buen suministro de agua y Libia era un filtro y  en donde encontraban puestos de trabajo los emigrantes que trataban de ir  a Europa.
 
De la prosperidad a la miseria, la mano de la OTAN
 
Resultado de imagen de La Libia de Gadafi
 
Los libios vivían en seguridad, mientras que hoy  lo que no huyeron necesitan protección; los inmigrantes tenían trabajo y condiciones de vida razonables. Hoy son vendidos como esclavos o torturados o violados. O los tres. O asesinados. Los libios disfrutaban de atención médica pública gratuita en Libia y pagaban atención médica pública en el extranjero si no podían obtener el tratamiento que necesitaban. Hoy el sistema sanitario se ha derrumbado. Los libios solían disfrutar de un abundante suministro de alimentos y se enorgullecían de ofrecer a los huéspedes abundantes porciones de sus platos nacionales. Hoy un tercio de la población está desnutrida,  hambrienta, o carece de alimentos para sobrevivir.   Los libios se beneficiaron del gran suministro de agua hecho por el  Gaddafi a través del desierto, trayendo agua limpia a las ciudades y al campo por igual. Hoy en día, un número cada vez mayor de personas no tiene acceso a agua potable limpia.
 
La OTAN destruyó todo eso. Bombardearon el suministro de agua, luego bombardearon la fábrica en donde  producían tubos, para que no pudieran repararse, atacaron la red eléctrica "para romperles la espalda", asesinaron a los nietos de Gaddafi porque estaban clasificados como "objetivos legítimos",  aunque dijeron que habían sido civiles asesinados. Mentira tras mentira tras mentira, mentira tras mentira.  Las fuerzas del Gobierno todo lo que estaban haciendo era tratar de contener el ataque de terroristas extranjeros enviados para hacer el trabajo sucio de la OTAN, orquestado por las botas de la OTAN en el suelo, en directo Incumplimiento de las Resoluciones del CSNU 1970 y 1973 (2011).
 
Ahora echemos un vistazo a Libia, 2019, y saquemos algunas conclusiones sobre quién es responsable y por qué estas personas no enfrentan las consecuencias de lo que han hecho. Antes de comenzar, podemos concluir que si nada les ha sucedido, si ni siquiera han sido objeto de un debido proceso legal, entonces el derecho internacional "per se" no existe y, por lo tanto, usarlo como un precepto es una falacia e inútil. Por lo tanto, en este caso se encuentra toda la fibra moral de la posición internacional de la OTAN y los países que financian y siguen sus políticas de interferencia, intrusión e intervencionismo militar.
 
Libia de la OTAN: caos, colapso, calamidad
 
Las palabras clave que describen a Libia en la actualidad son el caos, la ruptura de la ley, el colapso del Estado, el desplazamiento masivo, el peligro, la inseguridad, el hambre, el asesinato, la esclavitud, los mercados de esclavos, una economía disfuncional, la caída del sector público. Qué espectacular epitafio para los señores Cameron, Sarkozy, Obama y la señora senadora Clinton.
 
823.000 personas necesitan asistencia humanitaria urgente, incluidos 248.000 niños. De una población que era de unos 6,37 millones, la mitad de la cual tuvo que huir.  Los medios de comunicación internacionales han olvidado la historia porque es una vergüenza para la OTAN, los políticos de todo el mundo se niegan a mencionarla porque están amordazados, la comunidad internacional se burla y la campaña de 2018 para la financiación humanitaria careció de fondos en un 74%.
 
Lo que deja a personas como yo, y otros, y medios de comunicación como este y otros, para llevar la historia, en medio de amenazas de muerte, piratería, hostigamiento, correos electrónicos amenazadores, interferencia en las comunicaciones, etc.
 
La consecuencia directa de la entrada salvaje de la OTAN en Libia es la miseria abyecta para grandes franjas de la población libia. En palabras de María do Valle Ribeiro, Coordinadora Humanitaria de la ONU para Libia, "Siete años de inestabilidad e inseguridad han afectado el bienestar de muchos niños, mujeres y hombres en Libia. Cada año que pasa, las personas luchan para resistir los impactos. de la crisis que ha desestabilizado al país, lo ha puesto en peligro, ha hecho subir los precios de los alimentos y ha devastado la economía ".
 
¡La OTAN imponiendo el camino!
 
Donde los libios una vez vivieron en paz y seguridad, seguros de ir a donde quisieran, hoy en día la norma para muchos es la tortura, la violación, el asesinato, el robo, la detención ilegal y los atroces abusos de los derechos humanos. 
 
¡La OTAN imponiendo el camino
 
Donde los libios alguna vez disfrutaron de atención médica pública gratuita, con instalaciones presentes en todo el país, hoy el servicio de atención médica se centra en el hospital público de Al-Jalaa en Trípoli, ya que incluso las instalaciones básicas de atención médica han sido destruidas en gran parte en el resto del país, ya sea directamente por la OTAN (hospitales y centros de atención) o por la violencia que provocó el colapso del Estado de Jamahiriya. 
 
¡La OTAN imponiendo el camino!
 
Donde los libios alguna vez disfrutaron de mercados llenos de productos frescos cultivados en Libia después de la revolución agrícola verde de Gaddafi, que proporcionaron tierras, semillas y conocimientos técnicos a los agricultores que desean reconquistar el Sahara, hoy en día, la ONU clasifica a un tercio de la población como personas que viven en el límite de la pobreza extrema, del mínimo consumo, ya que los hogares libios gastan más de la mitad de sus ingresos en alimentos básicos y las personas se ven obligadas a adoptar estrategias de subsistencia, como comer una vez al día y rellenarla con panes de harina y agua. 
 
¡La OTAN imponiendo el camino!
 
Donde los libios alguna vez tuvieron acceso a las aguas más puras de los manantiales subterráneos llevados a los hogares a través del Proyecto del Gran Río Hecho por el Hombre, este fue bombardeado por la OTAN (crimen de guerra), al igual que la fábrica que hizo las tuberías (crimen de guerra), privando a la gente de Necesidad básica para la vida humana: el agua (crimen de guerra), relegar a los hogares con bebés a vidas de miseria (crimen de guerra). Hoy en día, un número creciente de personas no tiene acceso a agua potable limpia y, lo que es peor, el sistema de alcantarillado se ha derrumbado en algunas áreas, lo que ha llevado a la ONU a describir la situación como "alarmante". 
 
¡La OTAN imponiendo el camino!
 
Donde antes vivían los libios en sus propias casas, propiedad y libertad, debido a que el gobierno distribuía un hogar a cada ciudadano / familia libio, hoy en día abundan los hogares, con personas amontonadas en albergues deplorables, sin agua, saneamiento o las condiciones de vida básicas. 
 
¡La OTAN imponiendo el camino!
 
Donde los libios estudiaron gratis (la educación era gratuita, la alfabetización era casi del 100 por ciento) hoy en la escuela pública de Córdoba, por ejemplo, 1,500 niños comparten tres inodoros sin agua corriente y para entretenerse durante los recesos, los niños pueden optar por sentarse dentro de aulas apestosas o ir a jugar en el patio de la escuela, que hoy es una alcantarilla abierta hasta las rodillas de excremento. 
 
¡La OTAN imponiendo el camino
 
Hoy en día, 343,300 personas en edad escolar no tienen acceso a educación o alfabetización, mientras que bajo Gaddafi, la tasa de alfabetización del país creció del 25% al ​​90%. 
 
¡La OTAN imponiendo el camino, dictando la vida!
 
El pueblo libio sufre la más bestial masacre que se haya visto en los tiempos actuales, peor que Irak y Afganistan
 El pueblo libio sufre la más bestial masacre que se haya visto en los tiempos actuales, peor que Irak y Afganistan
 
En palabras de la Coordinadora Residente / Humanitaria de las Naciones Unidas para Libia, Maria Ribeiro "Los años de inestabilidad e inseguridad han afectado el bienestar de muchos niños, mujeres y hombres en Libia. Cada año que pasa, las personas luchan para resistir el impacto de una crisis que ha desestabilizado al país, lo ha puesto en peligro y ha devastado la economía".
 
Mientras que bajo Gaddafi, los ingresos del petróleo financiaban los proyectos públicos, ¿imagina a dónde van los ingresos de un millón de barriles de petróleo por día? Dirijámonos nuevamente a la Sra. Ribeiro: "Libia ahora produce más de un millón de barriles de petróleo por día. Sin embargo, esto aún no se ha traducido en beneficios tangibles para las personas. Muchos libios se empobrecen cada año. Los servicios básicos de salud y educación decaen , y los ciudadanos frustrados no pueden entender por qué la producción de petróleo y el aumento de los ingresos del gobierno no conducen a mejores niveles de vida, seguridad y bienestar para todos en Libia". ¿A dónde van los ingresos por petróleo?  ¿Quien roba ese petróleo?
 
Invito a los que causaron esta catástrofe humanitaria a que se reunan y visiten Libia, hablen con libios, caminen por todo el país y vean lo que han hecho, luego se disculpen públicamente por sus actos despreciables y financien la reconstrucción con sus propios bolsillos, y que luego se entreguen al pueblo libio. Y sean castigados, por crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, junto con violaciones comunes de la ley penal y civil.
 
Ellos no lo harán.  Seguirán como si nada hubiera pasado, y el derecho internacional cerrará los ojos ante sus crímenes. Nadie los procesará, los medios de comunicación abandonarán el caso. Bienvenido al Planeta Tierra 2019. Deje que este artículo sea el epitafio político para aquellos en mi acusación de 2011, y un comentario sobre este planeta para las generaciones futuras.


Texto original:

Related posts

Leave a Comment