You are here

Los activistas que defendieron la Embajada de Venezuela, ganaron

Los activistas resistieron el asedio por más de un mes (Foto: EFE)

Cuando este miércoles el reverendo Jesse Jackson, icóno de la lucha por los derechos civiles en Estados,  entregó comida a cuatro activistas en la embajada de Venezuela, un frío debe haber recorrido por la espalda del secretario de Estado, Mike Pompeo.
Cada vez que los activistas necesitaran comida o agua, una figura pública podría estar ahí afuera para dársela y sería mucho más difícil para el Servicio Secreto y los antichavistas detenerlos. Y si lo hicieran a golpes, la foto recorrería todo el mundo como ya de hecho estaba sucediendo con muchos de los enfrentamientos que se registraron fuera de la embajada.  
La reacción fue inmediata: un día después, Mike Pompeo ordenó que el Departamento de Estado invadiera la embajada de Venezuela en Washington violando los artículos 32 y 45 de la Convención de Viena, que afirma que el Estado receptor está a cargo de resguardar la sede diplomática de otro país, y en caso de una ruptura de relaciones,  la custodia de la misma debería ser otorgado a un tercer Estado aceptado por ambas partes.

La controversia de fondo es el intento de ocupar la sede diplomática por parte de militantes de extrema derecha seguidores de Guaidó y López que se niegan a aceptar que el golpe de estado ha fracasado.
El reverendo Jesse Jackson denunció que los de Guaidó están tratando de impedir el acceso a agua y comida de las personas que están en la embajada y dijo que volverá a entregarles alimentos las veces que sean necesarias.

85 personas están hablando de esto

Así Estados Unidos utilizó de papel higiénico la Convención de Viena,  luego de asediar la embajada por más de un mes con los antichavistas de escuderos.  

EL PULSO POR LA EMBAJADA COMO LA SIMULACIÓN DE LO QUE SUCEDE EN VENEZUELA 

El sueño húmedo de Juan Guaidó terminó por cumplirse: Estados Unidos, finalmente, invadió Venezuela, sin que payasos como su representante en Estados Unidos, Carlos Vecchio, pudiera haber evitado con su gente, el mal trago de ver las fotos de oficiales del Servicio Secreto en la embajada.
Lo primero que hay que recordar es que según la soberbia de Vecchio, la toma de la embajada era poco más que un trámite en el que tenía que ir a firmar un papel y entrar por la puerta grande, escoltado por el Servicio Secreto. El trámite, sin embargo, se enredó con el tiempo, tanto que se tuvo que poner en la cola a esperar la orden de invasión del Departamento de Estado.
¿Qué significa hoy la Convención de Viena?, ¿será que solo se acuerdan de ella cuando NO es una potencia quien la viola?

Esta imagen parece de película, pero no, es la propia policía de EE.UU en las instalaciones de la Embajada de Venezuela en , ¡penoso precedente!

494 personas están hablando de esto

Su vocería en una semana lo registra con cabalidad: el jueves pasado festejó eufórico como se le daba una «cuota de socialismo fallido» a los 50 activistas con el corte de la electricidad en la embajada, y este miércoles rogó por favor que el reverendo Jesse Jackcson se diera cuenta que «apoyaba una brutal dictadura». 
Completamente descolocado, Vecchio atestiguó el golpe de opinión pública que el Colectivo de Protección de la Embajada le propinó al sacarlo del cómodo terreno de juego en el que dirigentes antichavistas dan un discurso pre fabricado de «lucha contra la dictadura y defensa de los derechos humanos».  Lo que iba a a ser un trámite con una cuota de falsa épica (restauradora de la democracia) devinó en una comedia de enredos, donde sus seguidores quedaron retratados golpeando a ciudadanos estadounidenses.  
En vez de ello, el pulso por la embajada se convirtió en una especie de simulación en HD (o 3D) de la guerra de Estados Unidos contra Venezuela. En vivo y en directo, el público estadounidenses observó como su propia gente era tratada de la misma forma que en este momento son tratados los venezolanos, más allá de su posición política.
En ese sentido, el clivaje que descolocó por completo a Vecchio fue que la discusión comenzó a pasar por la división entre quienes están a favor y en contra de una guerra en Venezuela.

POR QUÉ GANÓ EL COLECTIVO DE PROTECCIÓN DE LA EMBAJADA

En la Primera Guerra Mundial, una de las tareas fundamentales de la Comisión de Información Pública de Estados Unidos fue venderle a los estadounidenses que el ingreso a la contienda era necesario para defender sus intereses.  «Aceptar algo inicialmente no deseado que siguiese una agenda determinada», escribió Walter Lipptman, uno de los integrantes de dicha comisión. 
Edward Bernays, autor de Ingeniera del Consentimiento, estableció que «la mejor forma de hacerlo era crear noticias que apelaran a las emociones del públicos para que llegaran de mejor forma las ideas a transportar». El padre de las noticias falsas así determinó que de esta forma se podría elaborar un consenso a favor de la  guerra. 
Momento en que la policía federal estadounidense, contra toda norma internacional, ingresó a la Embajada de Venezuela en Washington DC.

16 de Mayo 2019, no lo olviden.

168 personas están hablando de esto

En cierto punto, lo que generó el Colectivo de Protección de la Embajada fue empatía con su causa al ubicarse como las víctimas del atropello del Servicio Secreto y la turba antichavista. Después de todo, son estadounidenses que protestan contra una guerra en Venezuela que no arreglaría ningún problema en Estados Unidos, como las demás tampooco lo hicieron.
Uno de los logros más importantes, en esta dirección, es haber roto el cerco impuesto en la opinión pública para que lo que sucede en Venezuela, de verdad, se discuta a profundidad, como sucedió el los tiempos de Vietnam (cuando la guerra se convirtió en un dolor de cabeza de varios presidentes estadounidenses).  
La simulación del asedio a Venezuela, además de ser un ejemplar acto de solidaridad, interpeló un sentimiento que existe en lo profundo de la sociedad estadounidense. Del otro lado, Vecchio y compañía hicieron todo lo posible por dilapidar el poco prestigio que habían obtenido en la opinión pública a favor de su innoble causa de cerco y asfixia contra Venezuela. 

¿Y AHORA QUÉ? 

Puede sonar optimista, pero lo que sucedió en la embajada en Venezuela abrió una brecha que difícilmente pueda cerrarse: la causa venezolana permitió al movimiento anti guerra de Estados Unidos testear en caliente el alcance que tienen este tipo de acciones en la opinión pública. Hace tiempo lo vienen haciendo en las redes sociales, los medios alternativos. Pero esto representa un salto basante importante en una sociedad estadounidense que está en plena ebullición por las condiciones sociales que atraviesa. 
La campaña presidencial de 2020 es un hecho que va a ser, en gran parte, sobre no hacer más guerras, por lo que el ascenso de voces disidentes anti establisment, posiblemente, influya en el desarrollo de la misma.  Quienes defendieron la embajada de Venezuela, y pusieron el cuerpo por ello, tienen un número en esa lista. En un momento, donde, además, puede suceder que acciones como esta se repitan y se perfeccionen siendo mucho más difícil contrarestarlas, como sucedió por la vía de los hechos. 
Otro gran interrogante que queda a flote, en este contexto de defensa de embajadas y anuncios de diálogos en Noruega, es si Donald Trump en su campaña va a querer quedar: ¿cómo el presidente que fue a una guerra estúpida en Venezuela (o Irán) arrastrado por verdaderos dementes como John Bolton? o ¿el aquel que encontró una salida al atolladero venezolano mediante una negociación? 

Bruno Sgarzini

Read More

Los activistas que defendieron la Embajada de Venezuela, ganaron

Los activistas resistieron el asedio por más de un mes (Foto: EFE)

Cuando este miércoles el reverendo Jesse Jackson, icóno de la lucha por los derechos civiles en Estados,  entregó comida a cuatro activistas en la embajada de Venezuela, un frío debe haber recorrido por la espalda del secretario de Estado, Mike Pompeo.
Cada vez que los activistas necesitaran comida o agua, una figura pública podría estar ahí afuera para dársela y sería mucho más difícil para el Servicio Secreto y los antichavistas detenerlos. Y si lo hicieran a golpes, la foto recorrería todo el mundo como ya de hecho estaba sucediendo con muchos de los enfrentamientos que se registraron fuera de la embajada.  
La reacción fue inmediata: un día después, Mike Pompeo ordenó que el Departamento de Estado invadiera la embajada de Venezuela en Washington violando los artículos 32 y 45 de la Convención de Viena, que afirma que el Estado receptor está a cargo de resguardar la sede diplomática de otro país, y en caso de una ruptura de relaciones,  la custodia de la misma debería ser otorgado a un tercer Estado aceptado por ambas partes.

La controversia de fondo es el intento de ocupar la sede diplomática por parte de militantes de extrema derecha seguidores de Guaidó y López que se niegan a aceptar que el golpe de estado ha fracasado.
El reverendo Jesse Jackson denunció que los de Guaidó están tratando de impedir el acceso a agua y comida de las personas que están en la embajada y dijo que volverá a entregarles alimentos las veces que sean necesarias.

85 personas están hablando de esto

Así Estados Unidos utilizó de papel higiénico la Convención de Viena,  luego de asediar la embajada por más de un mes con los antichavistas de escuderos.  

EL PULSO POR LA EMBAJADA COMO LA SIMULACIÓN DE LO QUE SUCEDE EN VENEZUELA 

El sueño húmedo de Juan Guaidó terminó por cumplirse: Estados Unidos, finalmente, invadió Venezuela, sin que payasos como su representante en Estados Unidos, Carlos Vecchio, pudiera haber evitado con su gente, el mal trago de ver las fotos de oficiales del Servicio Secreto en la embajada.
Lo primero que hay que recordar es que según la soberbia de Vecchio, la toma de la embajada era poco más que un trámite en el que tenía que ir a firmar un papel y entrar por la puerta grande, escoltado por el Servicio Secreto. El trámite, sin embargo, se enredó con el tiempo, tanto que se tuvo que poner en la cola a esperar la orden de invasión del Departamento de Estado.
¿Qué significa hoy la Convención de Viena?, ¿será que solo se acuerdan de ella cuando NO es una potencia quien la viola?

Esta imagen parece de película, pero no, es la propia policía de EE.UU en las instalaciones de la Embajada de Venezuela en , ¡penoso precedente!

494 personas están hablando de esto

Su vocería en una semana lo registra con cabalidad: el jueves pasado festejó eufórico como se le daba una «cuota de socialismo fallido» a los 50 activistas con el corte de la electricidad en la embajada, y este miércoles rogó por favor que el reverendo Jesse Jackcson se diera cuenta que «apoyaba una brutal dictadura». 
Completamente descolocado, Vecchio atestiguó el golpe de opinión pública que el Colectivo de Protección de la Embajada le propinó al sacarlo del cómodo terreno de juego en el que dirigentes antichavistas dan un discurso pre fabricado de «lucha contra la dictadura y defensa de los derechos humanos».  Lo que iba a a ser un trámite con una cuota de falsa épica (restauradora de la democracia) devinó en una comedia de enredos, donde sus seguidores quedaron retratados golpeando a ciudadanos estadounidenses.  
En vez de ello, el pulso por la embajada se convirtió en una especie de simulación en HD (o 3D) de la guerra de Estados Unidos contra Venezuela. En vivo y en directo, el público estadounidenses observó como su propia gente era tratada de la misma forma que en este momento son tratados los venezolanos, más allá de su posición política.
En ese sentido, el clivaje que descolocó por completo a Vecchio fue que la discusión comenzó a pasar por la división entre quienes están a favor y en contra de una guerra en Venezuela.

POR QUÉ GANÓ EL COLECTIVO DE PROTECCIÓN DE LA EMBAJADA

En la Primera Guerra Mundial, una de las tareas fundamentales de la Comisión de Información Pública de Estados Unidos fue venderle a los estadounidenses que el ingreso a la contienda era necesario para defender sus intereses.  «Aceptar algo inicialmente no deseado que siguiese una agenda determinada», escribió Walter Lipptman, uno de los integrantes de dicha comisión. 
Edward Bernays, autor de Ingeniera del Consentimiento, estableció que «la mejor forma de hacerlo era crear noticias que apelaran a las emociones del públicos para que llegaran de mejor forma las ideas a transportar». El padre de las noticias falsas así determinó que de esta forma se podría elaborar un consenso a favor de la  guerra. 
Momento en que la policía federal estadounidense, contra toda norma internacional, ingresó a la Embajada de Venezuela en Washington DC.

16 de Mayo 2019, no lo olviden.

168 personas están hablando de esto

En cierto punto, lo que generó el Colectivo de Protección de la Embajada fue empatía con su causa al ubicarse como las víctimas del atropello del Servicio Secreto y la turba antichavista. Después de todo, son estadounidenses que protestan contra una guerra en Venezuela que no arreglaría ningún problema en Estados Unidos, como las demás tampooco lo hicieron.
Uno de los logros más importantes, en esta dirección, es haber roto el cerco impuesto en la opinión pública para que lo que sucede en Venezuela, de verdad, se discuta a profundidad, como sucedió el los tiempos de Vietnam (cuando la guerra se convirtió en un dolor de cabeza de varios presidentes estadounidenses).  
La simulación del asedio a Venezuela, además de ser un ejemplar acto de solidaridad, interpeló un sentimiento que existe en lo profundo de la sociedad estadounidense. Del otro lado, Vecchio y compañía hicieron todo lo posible por dilapidar el poco prestigio que habían obtenido en la opinión pública a favor de su innoble causa de cerco y asfixia contra Venezuela. 

¿Y AHORA QUÉ? 

Puede sonar optimista, pero lo que sucedió en la embajada en Venezuela abrió una brecha que difícilmente pueda cerrarse: la causa venezolana permitió al movimiento anti guerra de Estados Unidos testear en caliente el alcance que tienen este tipo de acciones en la opinión pública. Hace tiempo lo vienen haciendo en las redes sociales, los medios alternativos. Pero esto representa un salto basante importante en una sociedad estadounidense que está en plena ebullición por las condiciones sociales que atraviesa. 
La campaña presidencial de 2020 es un hecho que va a ser, en gran parte, sobre no hacer más guerras, por lo que el ascenso de voces disidentes anti establisment, posiblemente, influya en el desarrollo de la misma.  Quienes defendieron la embajada de Venezuela, y pusieron el cuerpo por ello, tienen un número en esa lista. En un momento, donde, además, puede suceder que acciones como esta se repitan y se perfeccionen siendo mucho más difícil contrarestarlas, como sucedió por la vía de los hechos. 
Otro gran interrogante que queda a flote, en este contexto de defensa de embajadas y anuncios de diálogos en Noruega, es si Donald Trump en su campaña va a querer quedar: ¿cómo el presidente que fue a una guerra estúpida en Venezuela (o Irán) arrastrado por verdaderos dementes como John Bolton? o ¿el aquel que encontró una salida al atolladero venezolano mediante una negociación? 

Bruno Sgarzini

Read More

Venezuela denuncia la toma “forzosa e ilegal” de sus sedes diplomáticas en EE.UU.

Caracas denuncia que la ocupación de sus sedes ocurre en «franca violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas».


El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció este lunes “la ocupación forzosa e ilegal” de sus sedes diplomáticas en EE.UU. por parte de agentes designados por el diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó el pasado 23 de enero como “presidente legítimo” del país suramericano.
Mediante un comunicado, Arreaza ratificó que las sedes diplomáticas de Venezuela en EE.UU. solo “pueden ser utilizadas por los agentes diplomáticos oficiales que representan al gobierno democrático y constitucional del Presidente Nicolás Maduro”.
Carlos Vecchio, enviado a EE.UU. del diputado opositor Juan Guaidó, dijo hoy que había tomado el control de tres sedes diplomáticas de Caracas en el país norteamericano: dos en Washington y un consulado en Nueva York.
El Gobierno Bolivariano denuncia la ocupación forzosa e ilegal de algunas de sus sedes diplomáticas en EEUU en franca violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. Las autoridades de EEUU deben corregir esta situación irregular de inmediato. Comunicado:

4.087 personas están hablando de esto


Al respecto, la cancillería venezolana emitió un comunicado para exhortar al Gobierno de EE.UU. a respetar la Convención de Viena sobre la relaciones diplomáticas y tomar las medidas necesarias “para revertir de manera inmediata dicha ocupación”.
En caso de que Washington haga caso omiso al llamado de Venezuela, Caracas ha advertido que “se reserva las decisiones y acciones legales y recíprocascorrespondientes” dentro de su territorio.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Hoy asumimos control de 3 sedes diplomáticas en , siguiendo instruciones del Pdte. (E) @jguaido. 2 son sedes militares en y 1 el consulado en . De manos de Cnel. José Silva recibimos e izamos el tricolor patrio y restablecimos cadena de mando

4.178 personas están hablando de esto

Vecchio forma parte de la docena de “representantes diplomáticos” designados por Guaidó, en sesiones aprobadas por la Asamblea Nacional en Venezuela, cuyos nombramientos son nulos por la condición de “desacato” que mantiene el Legislativo desde 2016.
El enviado de Guaidó al país norteamericano sostuvo que en los próximos días avanzará en el “saneamiento de otras sedes consulares”, y prometió la apertura de registro y la”reactivación progresiva de servicios“, escribió.

¿Por qué fueron tomadas las sedes diplomáticas?

Las sedes ocupadas por Vecchio son las oficinas que cerró Caracas tras la orden del presidente Nicolás Maduro de clausurar todos los consulados de Venezuela en EE.UU., un día después de anunciar el rompimiento de relaciones diplomáticas y políticas con el Gobierno de Donald Trump.
En próximos días avanzaremos en saneamiento de otras sedes consulares, apertura de registro para nuestros ciudadanos y reactivación progresiva de servicios.

Muy pronto esta imagen se repetirá en toda , señal de q ¡la libertad llegó para no partir nunca más!

1.311 personas están hablando de esto

Solo hacen un show con las oficinas cerradas por Venezuela”, dijo una fuente de la Cancillería venezolana consultada por RT, que además explicó que cualquier acción (registro o trámites consulares) emanada de esas estructuras no tiene validez legal.
Según el artículo 27 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, en caso de cesar las relaciones entre dos países, el “Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger los locales consulares, los bienes de la oficina consular y sus archivos”.

El pasado 23 de enero, cuando Guaidó se autojuramentó como “mandatario legítimo” en una plaza pública y fue reconocido por la Casa Blanca, el presidente Maduro anunció la ruptura de relaciones con EE.UU.
Read More

Venezuela denuncia la toma “forzosa e ilegal” de sus sedes diplomáticas en EE.UU.

Caracas denuncia que la ocupación de sus sedes ocurre en «franca violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas».


El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, denunció este lunes “la ocupación forzosa e ilegal” de sus sedes diplomáticas en EE.UU. por parte de agentes designados por el diputado opositor Juan Guaidó, quien se autoproclamó el pasado 23 de enero como “presidente legítimo” del país suramericano.
Mediante un comunicado, Arreaza ratificó que las sedes diplomáticas de Venezuela en EE.UU. solo “pueden ser utilizadas por los agentes diplomáticos oficiales que representan al gobierno democrático y constitucional del Presidente Nicolás Maduro”.
Carlos Vecchio, enviado a EE.UU. del diputado opositor Juan Guaidó, dijo hoy que había tomado el control de tres sedes diplomáticas de Caracas en el país norteamericano: dos en Washington y un consulado en Nueva York.
El Gobierno Bolivariano denuncia la ocupación forzosa e ilegal de algunas de sus sedes diplomáticas en EEUU en franca violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. Las autoridades de EEUU deben corregir esta situación irregular de inmediato. Comunicado:

4.087 personas están hablando de esto


Al respecto, la cancillería venezolana emitió un comunicado para exhortar al Gobierno de EE.UU. a respetar la Convención de Viena sobre la relaciones diplomáticas y tomar las medidas necesarias “para revertir de manera inmediata dicha ocupación”.
En caso de que Washington haga caso omiso al llamado de Venezuela, Caracas ha advertido que “se reserva las decisiones y acciones legales y recíprocascorrespondientes” dentro de su territorio.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter
Hoy asumimos control de 3 sedes diplomáticas en , siguiendo instruciones del Pdte. (E) @jguaido. 2 son sedes militares en y 1 el consulado en . De manos de Cnel. José Silva recibimos e izamos el tricolor patrio y restablecimos cadena de mando

4.178 personas están hablando de esto

Vecchio forma parte de la docena de “representantes diplomáticos” designados por Guaidó, en sesiones aprobadas por la Asamblea Nacional en Venezuela, cuyos nombramientos son nulos por la condición de “desacato” que mantiene el Legislativo desde 2016.
El enviado de Guaidó al país norteamericano sostuvo que en los próximos días avanzará en el “saneamiento de otras sedes consulares”, y prometió la apertura de registro y la”reactivación progresiva de servicios“, escribió.

¿Por qué fueron tomadas las sedes diplomáticas?

Las sedes ocupadas por Vecchio son las oficinas que cerró Caracas tras la orden del presidente Nicolás Maduro de clausurar todos los consulados de Venezuela en EE.UU., un día después de anunciar el rompimiento de relaciones diplomáticas y políticas con el Gobierno de Donald Trump.
En próximos días avanzaremos en saneamiento de otras sedes consulares, apertura de registro para nuestros ciudadanos y reactivación progresiva de servicios.

Muy pronto esta imagen se repetirá en toda , señal de q ¡la libertad llegó para no partir nunca más!

1.311 personas están hablando de esto

Solo hacen un show con las oficinas cerradas por Venezuela”, dijo una fuente de la Cancillería venezolana consultada por RT, que además explicó que cualquier acción (registro o trámites consulares) emanada de esas estructuras no tiene validez legal.
Según el artículo 27 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, en caso de cesar las relaciones entre dos países, el “Estado receptor estará obligado a respetar y a proteger los locales consulares, los bienes de la oficina consular y sus archivos”.

El pasado 23 de enero, cuando Guaidó se autojuramentó como “mandatario legítimo” en una plaza pública y fue reconocido por la Casa Blanca, el presidente Maduro anunció la ruptura de relaciones con EE.UU.
Read More

Convoca Canciller cubano a movilización internacional contra la intervención militar de EE.UU. en América Latina


A continuación transmitimos el texto íntegro de la Conferencia de prensa ofrecida este martes por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, quien denunció que continúa la preparación de una acción militar del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela con pretexto humanitario, convocó a una movilización internacional por la paz, y reiteró “la firme e invariable solidaridad con el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros, con la Revolución Bolivariana y Chavista”.
Conferencia de prensa ofrecida por Bruno Rodríguez Parrilla, Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, a la prensa nacional y extranjera, en el Minrex, el 19 de febrero de 2019, Año 61 de la Revolución.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)
Bruno Rodríguez .- Buenas tardes. Agradezco su presencia.
Estamos a pocos días del Referendo Constitucional en nuestro país, que concita toda nuestra atención, la movilización de nuestro pueblo y cuya cobertura por parte de los medios que ustedes representan, que ha sido intensa, agradezco.
El Gobierno de la República de Cuba ha denunciado consistentemente que el Gobierno de los Estados Unidos de América prepara una agresión militar contra la República Bolivariana de Venezuela con pretextos humanitarios.
En los discursos del Primer Secretario del Comité Central de nuestro Partido el 26 de julio de 2018 y el primero de enero de 2019, y en los discursos del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, compañero Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en julio del año pasado y en fecha más reciente, se ha alertado sobre las gravísimas consecuencias económicas, políticas, sociales, humanitarias y para la paz y la seguridad regionales que tendría una nueva aventura militar de los Estados Unidos en Nuestra América.
La Declaración del Gobierno Revolucionario, de fecha 13 de febrero, con absoluta responsabilidad y con todos los datos necesarios, afirmó -y reitero- que se están produciendo vuelos de transporte militar estadounidenses, originados en instalaciones militares norteamericanas desde las cuales operan unidades de fuerzas de operaciones especiales y de infantería de marina que se utilizan para realizar acciones encubiertas, e incluso contra líderes o personas llamadas valiosas.
Alentamos al Mecanismo de Montevideo, en especial a los gobiernos de , , y , a continuar haciendo sus mayores esfuerzos para propiciar una solución basada en el diálogo y en el absoluto respeto a la independencia y soberanía de . |

359 personas están hablando de esto

Con absoluto desconocimiento de los gobiernos de los territorios concernidos y total irrespeto por la soberanía de esos Estados, continúa la preparación de una acción militar con pretexto humanitario.
El presidente Donald Trump, ayer en la tarde, y otros altos funcionarios y voceros del Gobierno estadounidense han repetido y confirmado que la opción militar está entre las que se consideran. Ayer el presidente Trump dijo: “Todas las opciones son posibles”.
Según la propia prensa de los Estados Unidos, altos mandos militares estadounidenses, que no se ocupan, jamás se han ocupado de ayuda humanitaria, han tenido reuniones con políticos norteamericanos y de otras naciones y han realizado visitas a lugares evidentemente relacionados con el tema que nos ocupa.
Todos asistimos a la fabricación de pretextos humanitarios. Se ha fijado una fecha límite para forzar la entrada de “ayuda humanitaria” mediante la fuerza, lo cual constituye por sí mismo un contrasentido: no es posible que la ayuda verdaderamente humanitaria descanse en la violencia, en la fuerza de las armas o en la violación del Derecho Internacional. Este mero enfoque es una violación del Derecho Internacional Humanitario que revela la politización de la ayuda humanitaria, como en otros momentos en que se han utilizado causas nobles, de reconocimiento universal, como pretexto para desarrollar agresiones militares.
Habría que preguntarse, ante el establecimiento de una fecha límite, ante la declaración sostenida de que la ayuda humanitaria va a penetrar de todas maneras ese día en territorio venezolano contra la voluntad soberana de su pueblo y la decisión de su Gobierno constitucional, ¿qué objetivos se persiguen? ¿Cuáles pudieran ser que no sean generar un incidente que ponga en riesgo la vida de civiles, que provoque violencia o circunstancias impredecibles?

Es infame la acusación del presidente de de que mantiene un ejército privado en . Lo conmino a que presente evidencia. Nuestro gobierno rechaza esa calumnia en los términos más enérgicos y categóricos. (1/2)
reafirma el deber y el compromiso de seguir prestando su modesta cooperación a , en la que participan más de 20 mil cooperantes cubanos, todos civiles, el 94% de ellos de la salud, otros en la educación; al igual que lo hacemos en 83 países del mundo. (2/2)

592 personas están hablando de esto

En días recientes, se ha hablado de que la ayuda humanitaria podría durar meses o incluso años. Se ha dicho “lo que dure la reconstrucción”. Habría que preguntar a ese senador de la Florida de qué reconstrucción habla. Estamos hablando de una nación que no está en guerra ni ha sufrido una guerra; pero se sabe que la guerra es excelente negocio para las compañías estadounidenses del complejo militar-industrial y después para las otras la llamada reconstrucción.
El Gobierno de los Estados Unidos continúa ejerciendo presiones a los Estados miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para forzar la adopción de una resolución que sería la antesala de una “intervención humanitaria”. En su articulado contiene el diagnóstico de una situación de quebrantamiento de la paz y la seguridad en esa hermana nación e insta a todos los actores internacionales y de cualquier naturaleza a utilizar las medidas necesarias.
Es conocido por precedentes, incluso recientes, que ese lenguaje generalmente es seguido por otro llamando a zonas de exclusión aérea, protección de civiles, establecimiento de corredores humanitarios al amparo del Capítulo VII de la Carta que autoriza el uso de la fuerza.
Tenemos la esperanza de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas haga prevalecer su vocación y su responsabilidad como el principal garante de la paz y seguridad internacionales y no se preste a aventuras militares.
Llamamos a sus miembros a actuar con apego al Derecho Internacional y a defender la paz, preciosa para la humanidad, para Nuestra América y también para el pueblo venezolano.
El Gobierno de los Estados Unidos ha inventado, ha fabricado en Washington un golpe imperialista, con un “presidente” construido en esa capital del Norte, que no ha funcionado en lo interno. Podrían citarse numerosas fuentes estadounidenses, medios de prensa acreditados que han dado todos los detalles de la manera en que el golpe fue articulado. Son, aún en estos momentos, brutales las presiones que ejerce el Gobierno de los Estados Unidos contra otros países, tratando de forzar el reconocimiento al supuesto “presidente” autotitulado y proclamado por Washington, o el llamado a nuevas elecciones en la República Bolivariana de Venezuela, anulando las que legítima y constitucionalmente su pueblo ya se dio.
Es infame la acusación del presidente de de que mantiene un ejército privado en . Lo conmino a que presente evidencia. Nuestro gobierno rechaza esa calumnia en los términos más enérgicos y categóricos. (1/2)

1.190 personas están hablando de esto

Son conocidas las gestiones que realizan el equipo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, algunos funcionarios del Departamento de Estado y algunas embajadas estadounidenses. Está en marcha, además, una gran operación comunicacional y política, generalmente preludio de acciones de más envergadura de ese Gobierno.
Medidas económicas coercitivas unilaterales y, por lo tanto, ilegales son aplicadas crecientemente contra la hermana República de Venezuela: el embargo o el congelamiento de activos financieros en terceros países; las presiones tremendas que se producen sobre gobiernos que realizan suministros a Venezuela e incluso a la industria petrolera venezolana; las presiones sobre bancos de terceros países para impedir transacciones financieras legítimas, incluso en terceras monedas; la confiscación, prácticamente robo, de la subsidiaria de PDVSA en los Estados Unidos y otros intereses asentados en ese país.
Estas medidas configuran una gruesa violación del Derecho Internacional y también del Derecho Internacional Humanitario, provocan privaciones y daños humanos y son totalmente incompatibles con hipócritas llamamientos de los mismos responsables de la aplicación de esas crueles medidas a prestar ayuda humanitaria. Las cifras son obscenas.
Se ha hablado de ayuda humanitaria de unos 20 millones de dólares a un país que está siendo privado de más de 30 000 millones de dólares por esas medidas arbitrarias, ilegales e injustas.
El Gobierno de la República de Cuba llama a la comunidad internacional a actuar en defensa de la paz, a evitar, con el esfuerzo conjunto de todos, sin excepción, una intervención militar contra la República Bolivariana de Venezuela.
Solo se puede estar, en este momento crucial donde se deciden la observancia, la vigencia de los principios del Derecho Internacional, de la Carta de las Naciones Unidas; donde se decide que la razón de legitimidad de un gobierno reside en el apoyo y en el voto de su pueblo; donde se decide que ninguna presión foránea puede sustituir el ejercicio soberano de la libre determinación; en estas circunstancias, solo se puede estar a favor o en contra de la paz, solo se puede estar a favor o en contra de la guerra.
Alentamos al Mecanismo de Montevideo, en especial al Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos, de la República Oriental del Uruguay, a los gobiernos de la Comunidad del Caribe y del Estado Plurinacional de Bolivia a continuar haciendo sus mayores esfuerzos en estas condiciones de urgencia, para propiciar una solución basada en el diálogo y en el absoluto respeto a la independencia y a la soberanía de Venezuela, y a la validez de los principios del Derecho Internacional, en especial el de No Intervención.
Convocamos a una movilización internacional por la paz, contra la intervención militar de Estados Unidos en América Latina, contra la guerra; por encima de diferencias políticas, de diferencias ideológicas, a favor de un bien supremo de la humanidad que es la paz, que es el derecho a la vida.
Llamamos a todos los gobiernos, parlamentos, fuerzas políticas, movimientos sociales, populares, indígenas, organizaciones gremiales y sociales, sindicatos, campesinos, mujeres, estudiantes, intelectuales y artistas, académicos; especialmente a los comunicadores y periodistas, a ustedes (Señala a los periodistas), a las Organizaciones No Gubernamentales, a los representantes de la sociedad civil.
Al propio tiempo, el Gobierno de la República de Cuba reitera la firme e invariable solidaridad con el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros, con la Revolución Bolivariana y Chavista, con la unión cívico-militar de su pueblo, y afirmamos que en la hermana República Bolivariana de Venezuela hay que defender hoy los postulados de la Proclama de la América Latina y el Caribe como Zona de Paz. Hay que defender hoy allí la soberanía de todos, la independencia de todos y la igualdad soberana de los Estados.
|@BrunoRguezP|
Menos de una cuarta parte de los estados reconocidos por @ONU_es se inmiscuyen en los asuntos internos de ni reconocen al presidente «made in «. Hay que separar la propaganda de la realidad.

366 personas están hablando de esto

Asistimos asombrados en la tarde de ayer al discurso del presidente Donald Trump. Sorprendentemente decretó el “fin del socialismo” y anunció “un nuevo día” para la humanidad. Proclamó solemnemente que, por primera vez en la historia, habrá un hemisferio libre de socialismo.
Curiosamente habló también de avances en las negociaciones con un gran país socialista y había escogido a otro para sostener una importante cumbre.
¿Cuántas veces personajes en Estados Unidos han decretado el fin del socialismo o el fin de la historia?
El presidente Trump homenajeó a “grandes líderes” presentes en el evento de la Florida: un gobernador, un par de senadores, un representante, un embajador, todos republicanos fundamentalistas y, cinco minutos después, al parecer, le avisaron o se percató de que había sido profundamente injusto al omitir el nombre de John Bolton, también allí presente.
Bolton ha sido un armador de guerras durante décadas, el principal organizador del golpe de Estado en Venezuela y un abogado permanente de la opción militar.
El Presidente de los Estados Unidos se refirió a la dignidad humana. Al parecer olvida que es en el capitalismo y, en particular, en el imperialismo donde prevalece la injusticia, la explotación, la manipulación de las personas.
Criticó la corrupción, quizás sin reconocer que el sistema político norteamericano es corrupto por naturaleza, que es donde imperan los intereses especiales o contribuciones corporativas, donde manda el dinero y ahora los datos, el big data, donde las elecciones se ganan manipulando a la gente.
Habló de democracia, sin mencionar a los millones de ciudadanos estadounidenses mayormente negros e hispanos excluidos del voto; a los 40 millones de pobres, la mitad de ellos niños.
Olvidó mencionar a las más de 500 000 personas que viven sin casa, sin techo en ese país.
Quizás ignora que allí prevalece un patrón racial diferenciado, desde la aplicación de la pena de muerte, el sistema penitenciario, las sanciones judiciales o, incluso, en la brutalidad policial que cuesta vidas de afroamericanos permanentemente.
No mencionó la falta de sindicalización de los trabajadores estadounidenses, ni que las mujeres en ese país carecen del derecho a un salario igual por trabajo igual.
Mencionó a los migrantes venezolanos, pero no habló del muro en el Río Bravo. No mencionó a los menores centroamericanos que son separados cruelmente de sus padres ni de algunas muertes de ellos en detención. No se refirió a la represión de los migrantes, ni de las minorías, ni a los asesinatos a manos de la Patrulla Fronteriza.
El presidente Trump prometió éxito a los golpistas y dijo: “…porque Estados Unidos está detrás de ustedes respaldándolos”. Parece que no se percata de que el golpe no ha funcionado y que por eso se incrementa la amenaza externa contra Venezuela.
Se presentó como el Jefe de un Estado amante de la paz. Son decenas las guerras provocadas por sucesivos gobiernos de los Estados Unidos. Lanza ahora una nueva carrera armamentista, incluso nuclear. Es el país donde se ha torturado y se tortura. Es el país que llama a la muerte de civiles inocentes en aventuras bélicas “daños colaterales”.
Es el país que ha enviado a decenas de miles de jóvenes estadounidenses como carne de cañón a morir en guerras de despojo imperialistas. Es el país que lanzó una guerra que ha provocado más de un millón de muertos sobre la base de la mentira de la existencia de armas de extermino en masa en Iraq. Algunos de los protagonistas actuales fueron responsables también de aquella y son los que ahora mienten también sobre Venezuela.
|@BrunoRguezP|
Afirmo rotundamente que no son vuelos de .
Es evidente que se ha configurado una situación internacional en la que el Gobierno de avanza a una agresión militar contra .

175 personas están hablando de esto

Dijo el Presidente que el socialismo no respeta fronteras. Pero aquel es el imperialismo que ocupó militarmente a Cuba más de una vez, que impidió nuestra independencia hasta la entrada en La Habana del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Fue el país que despojó a México de más de la mitad de su territorio, que impuso crueles dictaduras militares en América Latina y que hoy mantiene bases militares agresivas prácticamente en todo el planeta.
Dijo el presidente Trump que el socialismo promete la unidad, pero provoca odio y división. ¡Extraordinario cinismo, extraordinaria hipocresía! Es el representante de un gobierno amoral, de un sector rechazado, incluso, por los partidos tradicionales estadounidenses, que aplica la política sucia, que atiza con el lenguaje de odio y división la polarización de la sociedad y que incluso altos exponentes conservadores han denunciado porque faltan a las mínimas normas de decencia en la política.
Dijo también el Presidente que nada es menos democrático que el socialismo. Señor presidente Trump, intente una reforma constitucional, haga un referendo de sus políticas, respete la voluntad de sus electores. Recuerde que usted es Presidente habiendo perdido el voto popular por más de tres millones de boletas.
Es infame la acusación del Presidente de los Estados Unidos de que Cuba mantiene un ejército privado en Venezuela. Lo conmino a que presente evidencias. Nuestro Gobierno rechaza esa calumnia en los términos más enérgicos y categóricos, a la vez que reafirma el deber y el compromiso de seguir prestando la modesta cooperación en la que participan algo más de 20 000 cooperantes cubanos, todos civiles, el 94% de ellos de la Salud, otros en Educación, como lo hace en 83 países del mundo.
Los cubanos continuaremos nuestro propio rumbo y nos preparamos para un exitoso referendo en apenas pocos días. Seguiremos trabajando serenos, consagrados, imbuidos de la certeza de que disponemos de las herramientas suficientes para construir nuestro futuro.
Los colaboradores cubanos en Venezuela, durante el sábado y domingo pasados, ejercieron ya su voto en el Referendo. Lo hicieron de manera masiva.
Ellos cuentan a sus familiares, que lógicamente se inquietan por las noticias que se reciben, que pese a las circunstancias, viven con normalidad en Venezuela; que no es cierto que haya cientos de miles de venezolanos muriendo de hambre, como dicen algunos voceros mendaces, y reafirman que continuarán cumpliendo su labor profundamente humanitaria.
Rechazo con firmeza el intento de intimidación del presidente Trump hacia quienes de manera totalmente soberana, en ejercicio de libre determinación, hemos decidido construir y defender el socialismo, y la intimidación hacia numerosos partidos, organizaciones y personas que, amantes de la justicia, de la equidad, del desarrollo social y ambientalmente sostenible, adversarios de la explotación, del neocolonialismo, del neoliberalismo y la exclusión, han abrazado con profunda convicción las ideas socialistas y revolucionarias, bajo el convencimiento de que un mundo mejor no solo es posible, no solo es indispensable, sino que es inevitable.
Como han reconocido numerosos analistas y políticos estadounidenses, el discurso de ayer de la Florida fue muy electoral. Quiere intimidar no solo a las fuerzas socialistas y comunistas, sino también a los líderes demócratas, a los votantes, en especial a los jóvenes votantes inconformes con el sistema.
Proclamó ayer que jamás habrá socialismo en “América”.
No solo quiere intimidar a la gente, sino también a los demócratas. Es conocida su posición de que quien vote por los demócratas en la campaña electoral, que parece que ya ha empezado, votará por la construcción del socialismo en esa nación del Norte.
El “aporte teórico” principal de Trump en su discurso de ayer fue la incorporación del Macartismo a la Doctrina Monroe, en la defensa de un único poder imperialista, al que sumó un anticomunismo extremo, visceral, pasado de moda, esencialmente viejo, anclado en la Guerra Fría. No cobrará ningún derecho de autor. El presidente Reagan y antes el primer ministro Churchill se anticiparon a tratar el tema.
Hace 71 años Churchill dijo: “El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo de la ignorancia y el evangelio de la envidia…”. Hace 36 años Reagan afirmó: “Creo que el comunismo es otro triste y extraño capítulo en la historia humana cuyas últimas páginas están siendo escritas aun en este momento… Creo esto, porque la fuente de nuestra fortaleza en la búsqueda de la libertad humana no es material, sino espiritual”.
Fue una torpe y burda declaración de dominio imperialista sobre Nuestra América martiana. “Hemos visto el futuro de Cuba aquí en Miami”, dijo ayer el Presidente norteamericano. Se equivoca, el futuro de Cuba está aquí. Con medidas adicionales de bloqueo o sin ellas, el futuro lo decidimos las cubanas y cubanos. Hemos hecho, construimos y defenderemos una Revolución socialista en sus narices.
Hay que recordar la derrota de la dictadura de Batista, establecida y sostenida por gobiernos imperialistas. Nos enorgullecemos de la victoria de Playa Girón o Bahía de Cochinos. De nuestro valor frente al riesgo de holocausto en la Crisis de Octubre. De nuestra respuesta firme y viril frente al terrorismo de Estado, ante la voladura de un avión civil en pleno vuelo; hechos que han causado 3 478 muertos y 2 099 cubanas y cubanos con discapacidades.
presidente Trump le reiteramos que será invariable nuestra lealtad a Fidel y a Raúl, y que el proceso de continuidad que encabeza el Presidente Díaz-Canel es permanente e irreversible. Estaremos unidos junto a nuestro Partido Comunista de Cuba. Hemos escrito, entre todos, esta nueva Constitución y votaremos por ella el 24 de febrero, por la Patria y el Socialismo. Será también una respuesta al discurso del presidente Trump.
Muchas gracias.
Moderador.- Bueno, pasamos ahora a una breve sesión de preguntas. Ruego a los colegas de la prensa, que se identifiquen, que identifiquen el medio que representan y que hagan uso de los micrófonos que están disponibles en la sala.
Katell Abiden (AFP).- Buenas tardes, señor Ministro. Le quiero hacer dos preguntas. Si ocurre una intervención militar en Venezuela, ¿cuál será su reacción?
Por otra parte, querría tener una opinión suya sobre la posible aplicación del título III de la Ley Helms-Burton por parte de Estados Unidos.
Bruno Rodríguez.- Sí. Su primera pregunta es hipotética. Nuestro llamado es a detener una intervención militar estadounidense en Venezuela, es la hora de unirnos y actuar juntos, a tiempo de pararla.
En la segunda, puedo reiterarle: Como hemos explicado antes y otros dirigentes de nuestra nación y voceros de nuestra Cancillería hemos dicho, nuestro país está preparado para afrontar cualquier medida de endurecimiento del bloqueo o, incluso, de puesta en aplicación de nuevos elementos de la Ley Helms-Burton. Contamos con un programa, con un plan de la economía predecible hasta el año 2030. La economía cubana tiene un fuerte anclaje internacional. Nuestras relaciones económicas son diversas.
Contamos también con que prevalezca el imperio del Derecho Internacional, las normas de Libre Comercio y de Libertad de Navegación, y estamos seguros de que la aplicación ferozmente extraterritorial del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba no solo concita un enorme rechazo internacional, sino que enfrentará una fuerte resistencia de nuestras contrapartes económicas, de inversión, financieras, emisores de turismo, frente al intento de imponer sanciones adicionales contra la soberanía de sus Estados, contra sus intereses nacionales y los de sus empresarios y ciudadanos.
Axel Vera (ABC-Miami).- ¿Qué evidencias, en estos tiempos tiene el Gobierno cubano de que Estados Unidos va en camino de una intervención militar? ¿Nos podría explicar más sobre eso, por favor?
Bruno Rodríguez.- Sí. Muchas gracias.
Puedo reiterar que cuento con todos los datos que me permiten afirmar que se están produciendo vuelos de bases estadounidenses, donde operan unidades de operaciones especiales y de infantería de marina, utilizadas para misiones de esta naturaleza, en preparación de acciones contra Venezuela.
Si usted quisiera visitar algunos aeropuertos, posiblemente podría percatarse personalmente de lo que le digo. Afirmo, rotundamente, que no son vuelos de ayuda humanitaria.
Los gobiernos generalmente están en capacidad de obtener esta información, pero, incluso, sin los datos sobre los que usted pregunta, es evidente que se ha configurado una situación internacional en la que el Gobierno de los Estados Unidos avanza hacia la amenaza militar.
No sé cómo podría explicar usted qué significa la convocatoria a decenas de miles de personas en la frontera venezolana, para hacer entrar a la fuerza ayuda humanitaria. No sé qué espera su medio de prensa que podría ocurrir en esas circunstancias. No sé cómo interpreta usted la declaración de un senador de que será necesario capital norteamericano para la reconstrucción de Venezuela.
Lorena Cantó (Agencia EFE).- Usted ha dicho, volviendo al título III de la Ley Helms-Burton, que Cuba está preparada para afrontar una intensificación de las sanciones y quería preguntarle si aspiran que países, sobre todo como Canadá y otros socios comerciales de Cuba, tengan una posición activa como la que se produjo inicialmente cuando se aprobó esta disposición y que fue lo que frenó su aplicación y ha provocado su suspensión periódica, no sé si han mantenido contactos con los gobiernos de estos países, si ellos le han trasmitido que ahora van a tener una posición tan activa como en aquel momento de 1996.
Bruno Rodríguez.- Muchas gracias. Somos necesariamente discretos dada nuestra posición, pero puedo decirle que conozco de una firme oposición de numerosos Estados miembros de la Unión Europea y de otras naciones industrializadas; he visto algunas declaraciones; conozco también sobre ingentes intercambios diplomáticos y estoy convencido de que esas naciones van a defender no solo la soberanía de sus Estados, sino su interés nacional y el interés de sus empresas y ciudadanos, y estoy seguro de que considerarán inaceptable, como de hecho conozco que esa es su posición, el intento de establecer formas discriminatorias a favor de las empresas estadounidenses en contra de esos intereses nacionales. Les asiste el Derecho Internacional, la obligación de aplicar sus propias leyes en su propio territorio, la existencia de leyes antídoto que deberían también aplicarse según su propio ordenamiento jurídico y las circunstancias internacionales, porque he escuchado declaraciones enérgicas, firmes, de numerosas contrapartes de los Estados Unidos en materia de comercio y de inversión, considerando inaceptables las políticas estadounidenses en materia de comercio, en materia de aranceles o en otros aspectos.
Sergio Gómez (Cubadebate).- El presidente Trump ayer habló en Miami como si existiese unanimidad mundial en torno al reconocimiento de Guaidó. ¿Existe o el MINREX aprecia que existe tal unanimidad?
Y en ese mismo sentido, ¿esta agenda de agresión de John Bolton y de Marco Rubio contra Cuba que ha asumido el presidente Trump ha sido o no ha sido efectiva en lograr el aislamiento de Cuba de la comunidad internacional? Porque la última noticia que tuvimos al respecto fue un aplauso global por el restablecimiento de las relaciones entre los dos países.
Bruno Rodríguez.- ¿Aislamiento de Cuba o de los Estados Unidos?
Sergio Gómez.- No, si se ha logrado, si ha sido efectiva esa política, en su opinión, en aislar a Cuba de esa comunidad internacional que aplaudió el restablecimiento de las relaciones.
Bruno Rodríguez.- Uno lee en la prensa numerosas declaraciones y datos. Por mi cuenta, menos de una cuarta parte de los Estados miembros de las Naciones Unidas se inmiscuyen en los asuntos internos de Venezuela para reclamar elecciones o, de una manera o de otra, reconocen al “presidente” inventado en Washington. De manera que creo que los datos son fehacientes.
Conozco también de un reciente debate en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde el supuesto acusador devino en acusado frente a una defensa del Derecho Internacional y de la soberanía de Venezuela por numerosos Estados miembros de las Naciones Unidas.
Conozco también una reunión del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados que se expresó firmemente contra una aventura militar y en apoyo a la soberanía venezolana.
De manera que pienso que hay que separar la propaganda de la realidad, no dejar que los voceros estadounidenses, que a veces quieren hacernos confundir la realidad con sus deseos, no los nuestros, tengan éxito.
Si hubiera alguna duda en relación con la situación internacional de Cuba, bastaría con repasar brevemente el acta, o más divertido, ver en el video lo que aconteció el 1ro de noviembre en la Asamblea General de Naciones Unidas: 10 votaciones, prácticamente unánimes, dejaron aislado al Gobierno de los Estados Unidos que se obceca todavía en un bloqueo genocida.
Quienes hablan ahora de ayuda humanitaria y ofrecen generosamente 20 millones, han ocasionado a Cuba daños por, aproximadamente, un millón de millones de dólares a precios a partir del valor del oro, o de más de 130 000 millones de dólares a precio corriente. Los daños del bloqueo, como se ha dicho, calculados de una manera escrupulosa y con una metodología internacionalmente auditable, reflejan que sin ellos Cuba habría crecido en la última década a un promedio de 10% anual.
Yo creo que está totalmente claro que el Gobierno de los Estados Unidos, en su intento de aislar a Cuba, ha resultado profundamente aislado.
Muchas gracias.
ACN
Fuente: EL COMUNISTA
Read More

Turquía bombardea una milicia kurda en Siria apoyada por EEUU

El ejército turco bombardeó el 28 de octubre posiciones en el norte de Siria de una milicia kurda apoyada por Washington. La milicia es considerada como “terrorista” por Ankara, relató la agencia de información oficial turca Anadolu. Al día siguiente de una cumbre entre Turquía, Rusia, Francia y Alemania sobre Siria, celebrada en Estambul, la …

La entrada Turquía bombardea una milicia kurda en Siria apoyada por EEUU aparece primero en LaRepublica.es.

Read More

Liturgia fascista de Erdogan en Washington

Un guardaespaldas de Erdogan agrede a un manifestante en Washington I La Marea

Tarde del 16 de mayo en Dupont Circle, el barrio de las embajadas de Washington DC. Miembros de la comunidad kurda se concentran en Sheridan Circle, una rotonda justo en frente de la residencia oficial del embajador de Turquía en Estados Unidos. Esperan la llegada del presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, que viene de reunirse con Donald Trump en un amistoso encuentro en la Casa Blanca. Decenas de guardaespaldas rodean el vehículo del mandatario turco mientras los manifestantes cantan consignas contra el presidente a un centenar de metros de distancia.

De repente, de forma coordinada, un grupo de turcos favorables a Erdogan y algunos elementos de su equipo de seguridad arremeten con brutalidad contra los kurdos y algunos de sus simpatizantes. La violencia es extrema. Un guardaespaldas estrangula por momentos a una mujer mientras esta intenta zafarse de su agresor. Guardias trajeados arrollan a un hombre que lleva un megáfono y le propinan varias patadas en la espalda y en la cabeza hasta que acaba con el rostro hinchado y ensangrentado. La policía municipal de Washington intenta interceder y uno de sus agentes es agredido por los oficiales turcos. Aun así, la intervención de contención policial es providencial para evitar que los más exaltados se ceben con los heridos. Después del asalto, nueve personas son ingresadas en el hospital.

«Hoy he experimentado de primera mano hasta dónde llega la brutalidad del fascismo turco. […] Un guardia de seguridad me ha cogido. Me ha estrangulado y bloqueado la cabeza hasta reventarme una vaso sanguíneo del ojo. Me agarraba y me decía que me mataría. Milagrosamente un hombre que pasaba en coche me ha ayudada a entrar en su vehículo. Este hombre me ha salvado la vida». Así narra la agresión de la que fue víctima Ceren Borazan, una estudiante kurda nacida en Turquía hace 26 años y que reside en Washington, quien participó en la manifestación.

Borazan explica que después de este episodio se siente muy dolorida físicamente y relata la pesadilla que está viviendo. «Temo por mi vida. Desde que ha pasado esto y mi foto ha salido por todos los medios, recibo muchísimas amenazas de muerte. Me dicen que conocen mi dirección. Que saben dónde vive mi familia. Tengo miedo de volver a Turquía pero también tengo miedo aquí, en Estados Unidos», confiesa con la voz entrecortada. «Para ellos, todos los kurdos somos terroristas. Yo sólo estaba allí por la defensa de la democracia y de los derechos humanos», añade.

En un análisis de los audios que contienen las grabaciones del momento de la agresión, realizado por el medio estadounidense The Daily Caller, se llega a la conclusión de que fue el mismo Erdogan quien ordenó la segunda carga, la más brutal. Según este estudio, en la escena se puede escuchar que algunos guardias dicen «ha dicho que ataquemos», segundos antes del inicio de la acción. En un vídeo se ve de forma evidente como un jefe de seguridad consulta a Erdogan, que se encuentra dentro de su vehículo oficial, y como, casi inmediatamente, da la orden de actuar a los hombres que finalmente agreden a los allí congregados. Erdogan sale del coche y durante medio minuto mira la acción impasible hasta que, finalmente, entra en la residencia del embajador turco.

La escena fue tan escandalosa que incluso la policía de Washington organizó una rueda prensa para denunciar lo acontecido, apuntando que los guardias de seguridad tienen visa diplomática, algo que impide que se pueda hacer justicia con aquellos involucrados en las palizas del pasado martes. Hasta el senador republicano John McCain condenó los hechos en Twitter: «Esto son los Estados Unidos de América. Nosotros no hacemos esto aquí». Por su parte, Donald Trump, tan dado a los comentarios sobre la actualidad política en las redes sociales, ha optado por el silencio, algo que ha enfadado a las víctimas.

Acostumbrados a una extrema derecha europea que en los últimos años ha intentado maquillar su carácter esencialmente violento con el fin de ganar apoyo popular y situarse en las instituciones democráticas, la liturgia autoritaria de los guardaespaldas de Erdogan evidencia de nuevo la espina dorsal del fascismo. La limpieza interna mediante métodos violentos es una de las características de un Estado fascista, en el que se normaliza la persecución social, policial y judicial de los considerados enemigos.

Después de la demostración de la soldadesca de Erdogan en el corazón político de Estados Unidos, nadie debe dudar ya del carácter fascista del gobierno turco. Erdogan se vio reforzado por el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016, momento que aprovechó para intensificar la purga. Si las autoridades turcas son capaces de asaltar brutalmente a manifestantes pacíficos en Washington, ¿qué no harán en el interior de las cárceles en Turquía? Amnistía Internacional (AI) ya ha denunciado en repetidas ocasiones el incremento de las torturas en centros de detención turcos desde el pasado verano y el Consejo por la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa realizó un informe que Erdogan se negó a publicar.

El fascismo en Turquía se ve alentado por el silencio europeo. En juego está el acuerdo en materia de refugiados que firmaron en marzo del año pasado la Unión Europea y el gobierno turco, para garantizar las devoluciones de migrantes sirios que llegasen a Grecia desde Turquía. Si bien este acuerdo bilateral ha reducido el tráfico de personas a través de la ruta más mortal, las condiciones de vida de los refugiados sirios en territorio turco son, a menudo, infrahumanas.

Según AI, «la mayoría de la población refugiada siria infantil no tiene acceso a la educación, y la mayoría de la población refugiada siria adulta no tiene acceso a un empleo legal». A pesar de esta realidad, la Unión Europea entiende que Turquía es su mayor aliado para acabar con la presión migratoria en sus fronteras. Europa calla a cambio de una solución temporal para el problema de los refugiados. Con la Unión Europea a sus pies y con la aprobación de Donald Trump por su lucha común contra Estado Islámico, Erdogan ha entendido el mensaje. El fascismo en Turquía tiene carta blanca.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

Hombres, blancos, cristianos, militares y millonarios: así es el gabinete de Trump

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. FOTO: G. SKIDMORE.

Comienza una nueva era en la Casa Blanca. El 45º presidente de los Estados Unidos, Donald Trump (70 años), llegó este viernes a Washington para jurar el cargo al frente de la primera potencia económica y militar. Tras pronunciar su primer discurso como presidente, en el que citó en 36 ocasiones la palabra «América», 13 veces «nación», nueve «gente» y cuatro «dios», su equipo se apresuró en modificar la página web de la Casa Blanca para incluir las propuestas que vertebrarán sus primeras medidas en el cargo.

Salvo los puestos de vicepresidente y jefe de gabinete de la Casa Blanca, que han de ser ratificados por el Senado, los demás miembros del Ejecutivo son nombrados por el presidente. Según las nominaciones del magnate, el nuevo gabinete estará compuesto por 16 hombres y dos mujeres, muchos millonarios, varios militares y ninguno de origen latino, que presentamos a continuación (todos valores económicos expresados en euros):

Mike Pence, vicepresidente: político republicano de 57 años de edad, cristiano -de joven quiso ser sacerdote- y opuesto al aborto y el matrimonio homosexual. Fue congresista por Indiana durante más de una década y entre sus hitos está la aprobación de la Ley de la Restauración de la Libertad Religiosa en su Estado, que generó una polémica en todo el país porque permite que las empresas puedan negarse a atender a parejas gays por razones religiosas. A diferencia de Donald Trump, Pence ha sido un arduo defensor de los tratados de libre comercio e incluso defendió liberar los intercambios comerciales con China.

Rex Tillerson, secretario de Estado: el cargo equivalente a ministro de Asuntos Exteriores de la primera potencia mundial recae sobre el exdirector de la petrolera ExxonMobil, que además ocupa el puesto 64 de la lista de los más poderosos de Forbes. Tillerson (64 años) es conocido por sus vínculos con Rusia y tiene el apoyo de Condoleezza Rice, que ocupó su puesto en el gobierno de Bush hijo, y Robert Gates, exsecretario de Defensa y ex director de la CIA.

James Mattis, secretario de Defensa: el general jubilado del Cuerpo de Marines, conocido como “perro furioso” (mad dog) por su agresividad en el campo de batalla, es uno de los nombramientos más simbólicos del nuevo Gobierno estadounidense. Obama nombró a Mattis (66 años) jefe del Comando Central, responsable de las operaciones en Oriente Medio. De su currículum militar destacan sus tareas de mando en Afganistán, Irak y la OTAN. Mattis, conocido por su mano dura pero también por sus dotes de estratega y su afán por la lectura, será el responsable de traducir en hechos el discurso antiterrorista de Trump.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro: a sus 54 años, este neoyorkino de familia adinerada fue el encargado de recaudar donaciones para la campaña de Trump y ahora tendrá el control sobre las arcas de la mayor potencia económica del mundo. Durante 17 años Mnuchin fue ejecutivo del banco Goldman Sachs, una de las mayores entidades financieras del planeta, acusada por la Justicia estadounidense por su corresponsabilidad en el estallido y desenlace de la crisis financiera global.

Mike Pompeo, director de la CIA: congresista por Kansas, miembro del Tea Party, el ala dura del Partido Republicano, y antiguo oficial del ejército. Fue una de las voces más duras contra Hillary Clinton por el atentado que costó la vida al embajador estadounidense en Bengasi (Libia), y contra el acuerdo nuclear con Irán. El principal cometido de Pompeo será renovar los vínculos de Trump con los servicios de inteligencia, una relación desgastada después de que la CIA acusara al presidente electo de recibir apoyo de Rusia. Dan Coats estará al frente de la Dirección Nacional de Inteligencia y será el encargado de despachar a diario con el presidente para informarle en materia de seguridad, mientras que el exmilitar Michael Flynn, famoso por sus posiciones islamófobas y su simpatía por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, será consejero de Seguridad Nacional.

Rick Perry, secretario de Energía: el exgobernador del petrolero Estado de Texas tras la marcha de George W. Bush a Washington dirigirá el departamento que él mismo prometió eliminar durante las primarias republicanas. Desde febrero de 2015 forma parte de la dirección de Energy Transfer Partners, la empresa con el mayor portfolio de activos petrolíferos y gasísticos de Estados Unidos, la misma que desarrolla el oleoducto de Dakota del Norte, que ha suscitado numerosas manifestaciones.

Jeff Sessions, fiscal general: el Senador por Alabama de 70 años que ocupará el puesto equivalente a ministro de Justicia es uno de los políticos más conservadores de Estados Unidos, según la revista National Journal. Sessions es abogado y estuvo nominado a juez federal en los 80, pero su candidatura fue rechazada por sus comentarios racistas y sus bromas sobre el Ku Klux Klan. De su carrera política destacan su ferviente apoyo a la guerra de Iraq promovida por Bush, así como su discurso en contra de los emigrantes y el matrimonio gay.

Wilbur Ross, secretario de Comercio: Trump eligió a un banquero de 79 años y sin experiencia en el mundo de la política para dirigir un departamento encargado de promover el crecimiento económico, la competitividad y las infraestructuras del país. Al igual que Trump, Ross es multimillonario (tiene un patrimonio superior a los 2.500 millones, según Forbes) y está a favor de cambiar las relaciones comerciales con China. La carrera empresarial de Ross está plagada de reestructuraciones de compañías en quiebra y su subsecretario en el mismo departamento, Todd Ricketts, es uno de los hombres más ricos del país (5.300 millones).

Andrew Puzder, secretario de Trabajo: un ejecutivo de una famosa cadena de comida rápida sin experiencia en la política estará al mando del Departamento de Trabajo, la institución que vela por los estándares laborales del país (horarios, salario mínimo, seguros de desempleo, etcétera). Puzder (66 años) es amante de la incorrección política en sus discursos y ha protagonizado varias controversias por su oposición al aumento del salario mínimo y la mejora de derechos laborales.

Ryan Zinke, secretario de Interior: un exsenador, exmilitar del cuerpo de élite (el famoso SEAL) y luterano de 55 años tendrá las riendas del departamento que administra las tierras del Estado y sus recursos naturales. Zinke será el encargado de llevar a cabo los planes de Trump para “derogar las malas regulaciones” en materia medioambiental acometidas durante la Administración de Barack Obama, incluida la reducción del consumo de carbón. Hasta 2009 Zinke apoyaba los subsidios a energías renovables y reconocía los riesgos que entraña el cambio climático, pero en sus últimas apariciones públicas negó haber visto evidencias científicas que lo probaran.

Tom Price, secretario de Sanidad: el médico conservador y congresista por Georgia que hasta ahora presidía el Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes tendrá entre sus misiones desarticular el “Obamacare”, el sistema de seguridad social recientemente rechazado por el Senado. Price, de 62 años y cercano a varios lobbies farmacéuticos, defiende relajar la legislación contra las malas prácticas médicas.

Ben Carson, secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano: cirujano millonario sin experiencia política, el único varón no blanco del gabinete Trump. Carson (65 años) es conocido por sus apariciones en televisión y su activismo en el seno de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Cuenta con la simpatía de muchos ciudadanos que ven en él un ejemplo del “sueño americano”, ya que procede de un barrio humilde de Detroit.

Eaine Lan Chao, secretaria de Transportes: Lan Chao es una de las dos mujeres que del nuevo gobierno de Estados Unidos. Nació en Taipei, capital de Taiwan, país que China reclama como territorio propio, y ocupó la Secretaría de Trabajo y la de Transporte en los gobiernos de Bush padre e hijo, respectivamente. Los principales sindicatos del país la acusan de alinearse con la industria y las grandes corporaciones.

Elisabeth DeVos, secretaria de Educación: una de las figuras más destacadas del Partido Republicano y de la comunidad cristiana de Estados Unidos, conocida como Betsy. DeVos es una prominente mujer de negocios (atesora un patrimonio de 5.100 millones) y lideró el movimiento School Choice, en defensa de la educación privada. La que será máxima autoridad educativa del país tiene una familia repleta de millonarios: está casada con su hermanastro, el millonario Dick DeVos, es hermana del fundador de Academi, la empresa de mercenarios antes conocida como Blackwater, y es hija del multimillonario Edgar Prince. Su padrastro es el opulento empresario Richard Marvin DeVos.

David Shulkin, secretario de Asuntos de Veteranos: Trump no deja indiferentes a quienes lucharon en el ejército y pone al frente de este departamento y por primera vez en la historia de Estados Unidos a un funcionario sin experiencia militar. Shulkin (57 años) trabajó para Obama en el departamento que ahora pasará a dirigir, está vinculado al lobby israelí y tiene negocios en empresas del sector sanitario.

John F. Kelly, secretario de Seguridad Nacional: un general retirado del Cuerpo de Marines y defensor de la Base Naval de Guantánamo y de los métodos de tortura empleados en el presidio que alberga. Kelly, conocido por su oposición a la presencia de mujeres en las Fuerzas Armadas, tendrá entre sus responsabilidades la seguridad del presidente Trump, la lucha antiterrorista y la construcción del muro anti inmigración en la frontera con México, uno de las promesas clave del líder republicano.

Reince Priebus, jefe de gabinete de la Casa Blanca: el miembro más joven del nuevo gabinete (43 años) tiene una larga trayectoria en el seno del Partido Republicano y los pasillos de las instituciones políticas de Washington, dos características clave que Trump tratará de utilizar para reconciliarse con su propio partido tras una campaña electoral plagada de dudas y rechazo por parte de numerosos líderes republicanos.

Nikki Haley, embajadora ante las Naciones Unidas: la gobernadora más joven de Estados Unidos (44 años) apoyó a Marco Rubio durante las primarias republicanas, pero Trump la ha escogido para un puesto clave de la política exterior estadounidense a pesar de no tener experiencia diplomática. Haley es de origen indio y suscita dudas entre los seguidores de Trump por su postura en contra de la política de Israel y Rusia.

Sonny Perdue, secretario de Agricultura: el antiguo gobernador de Georgia, exmilitar y veterinario de carrera es la última nominación de Trump. Este veterano político militó en el Partido Demócrata hasta que cambió de bando en 1998. El diario New York Times achaca el nombramiento de Perdue a su apoyo a Trump durante la campaña electoral. Entre otros negocios, en el pasado, Perdue tuvo intereses en compañías de fertilizantes y protagonizó un episodio controvertido al movilizar a cientos de personas hasta el Capitolio para rezar pidiendo agua.

Otros cargos clave: aunque no formen parte directa del Ejecutivo, algunos nombramientos destacados incluyen la Agencia de Protección Ambiental, que recaerá en Scott Pruitt, un negacionista con intereses en el sector petrolero; Mick Mulvaney, que dirigirá la Oficina de Administración y Presupuesto, encargada de supervisar la política fiscal de Trump. Mulvaney está a favor de eliminar el límite de endeudamiento del gobierno y pide aumentar la partida destinada a armamento al mismo tiempo que se recortan las prestaciones sociales. Otro nombre imprescindible es el de Stephen Bannon, hombre de confianza de Trump, que será designado como asesor y que ha sido criticado por sus postulados antisemitas, homófobas, racistas y machistas. Bannon llevó las riendas de Breitbart News, la web de noticias conservadoras que apoyó la candidatura del nuevo presidente. También estarán entre los asesores Jared Kushner, yerno de Trump.

Más en lamarea.com

Read More

La gran marcha de mujeres contra Donald Trump

Marcha de Mujeres sobre Washington I La Marea

El colectivo de mujeres norteamericano The Pussyhat Project ha convocado una manifestación en Washington para el próximo 21 de enero, un día después de que Donald Trump tome posesión como nuevo presidente de EEUU.

El motivo de esta Marcha de las Mujeres sobre Washington fueron las ofensivas palabras contra el colectivo femenino pronunciadas por Trump en 2005 y que fueron filtradas por el diario The Washington Post durante la última campaña de las elecciones presidenciales, así como las políticas discriminatorias hacia las mujeres que el presidente republicano ha amenazado con realizar.

Las actrices Katy Perry y Cher encabezarán esta manifestación que cuenta con el apoyo de distintas organizaciones a favor de los derechos civiles como Amnistía Internacional. «Como artistas, mujeres, y lo más importante, dedicadas americanas, es vital que nos mantengamos unidas en solidaridad de la protección, la dignidad y los derechos de las comunidades. Los derechos de inmigrantes, trabajadores, parejas, homosexuales y la justicia racial y medioambiental no son intereses especializados, nos afectan a todos y deberían ser cruciales para todos los americanos», ha afirmado la actriz America Ferrera, quien también participaré en la marcha. Más de 250.000 personas ya han confirmado su asistencia a través de su página de Facebook.

De forma paralela, se celebrará también otra concentración junto a la embajada de EEUU en Londres. Además de en estas dos ciudades, otras 300 marchas similares recorrerán 55 localidades de EEUU y Puerto Rico, Japón, Australia, Francia, Colombia o Kenia.

La manifestación pretende aglutinar a todas las mujeres que se hubieran sentido ofendidas: mujeres blancas, negras, LGTB, nativas americanas o discapacitadas con la intención de reivindicar los derechos de las mujeres como parte indisoluble de los Derechos Humanos, además de visibilizar la naturaleza transversal de la opresión de la mujer ya sean de color, queer, transgénero o cisgénero.

Más en lamarea.com

Read More