Stephen Hawking advierte sobre el uso de inteligencia artificial en armas

LISBOA // Nada más empezar su ponencia, Stephen Hawking, uno de los divulgadores científicos más aclamados a nivel internacional, lanzó una dura advertencia sobre el uso negligente de tecnología de inteligencia artificial aplicada a armas y otros ámbitos. El físico teórico y cosmólogo británico apareció este lunes en videoconferencia durante la apertura del Web Summit que se celebra en Lisboa, y la que estuvo presente el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, entre otros altos cargos del mundo de la política y los negocios, para lanzar un llamamiento a la responsabilidad de los gobiernos y las corporaciones en el uso y desarrollo de la inteligencia artificial, subrayando que puede ser “lo mejor o lo peor para la historia de nuestra civilización” porque “implica serios peligros, como [el desarrollo de] poderosas armas autónomas”, en referencia a los conocidos como ‘robots asesinos‘, sistemas armados capaces de seleccionar y eliminar objetivos humanos en base a un algoritmo y sin requerir autorización por parte de un ser humano. Desde hace varios años la comunidad internacional ha esquivado la implementación de una moratoria para esta tecnología bélica.

Hawkings también apuntó que “las máquinas inteligentes cada vez podrán hacer más trabajo que ahora hacen los humanos, y podrían destruir rápidamente millones de empleos; la inteligencia artificial podrá desarrollar voluntad propia que entrará en conflicto con la nuestra y que podría destruirnos”, Desde 2014, el astrofísico ha sido una de las voces más destacadas a la hora de pedir compromiso por parte de gobiernos y empresas para investigar las consecuencias inmediatas de los avances en inteligencia artificial en el campo militar, educativo, sanitario y medioambiental, entre otros.

Hawkings se mostró optimista acerca del futuro y señaló que los avances en inteligencia artificial suponen una nueva revolución tecnológica, destacando su capacidad para, por ejemplo, mermar los daños causados por el ser humano a la naturaleza o reducir la pobreza y las enfermedades. No obstante, también pidió cautela y responsabilidad a las personas del mundo de la política, la investigación y la economía porque, en su opinión, “no podremos predecir los resultados de amplificar la capacidad mental humana gracias a la inteligencia artificial”, un cambio que, en su opinión, es inminente.

“Todos los aspectos de nuestra vida cambiarán (…) deberíamos parar un momento y centrarnos no solo en hacer la inteligencia artificial más exitosa y capaz, sino en maximizar la forma en que puede beneficiar a la sociedad”, dijo Hawkings ante las 15.000 personas que asistieron a la apertura del Web Summit. En el público de este macro evento tecnológico se encontraban varias figuras relevantes de la política y los negocios, entre ellas Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, así como el primer ministro de Portugal, António Costa, el expresidente francés Françoise Hollande, el director de Interpol, y numerosos directivos de Intel, Amazon, Microsoft, Google, Facebook, Uber, Tesla y otras multinacionales que actualmente invierten grandes sumas el desarrollo de inteligencia artificial y que, en algunos casos, ya se han sumado a la petición internacional por la prohibición de las armas autónomas letales.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More