You are here

#LaMarea51: Las rutas de la memoria

Ya puedes comprar #LaMarea51 en nuestra tienda online por 1,90 euros o en kioskos por 4,50 euros.

Si viven en el sur y quieren huir del calor hacia algún lugar fresquito del norte les recomendamos el Cabo Peñes, en Asturias. Tras un paseo por los acantilados, puede disfrutar del paisaje y la brisa con unos culines de sidra. Si viven en el norte y les apetece sol, pueden elegir alguna de las playas andaluzas. Son bellas las de Cádiz. Pero anoten esta: Punta Umbría, en Huelva. Las coquinas son exquisitas. Si son más de montaña, el Pirineo nunca defrauda: una ruta entre Cataluña y Francia puede ser una buena opción. Si hay suerte con el calor, podemos comer una buena escudella. Con paisajes, gastronomías y temperaturas tan dispares, todos estos parajes tienen un denominador común: fueron testigos de la guerra y la represión franquista.

El Cabo Peñes se convirtió en una gran fosa en el mar. La isla de Saltés, frente a Punta Umbría, fue un campo de concentración. Miles de personas huyeron desde Cataluña a Francia en un exilio muchas veces sin retorno. Son las rutas de la memoria. En La Marea 51, coincidiendo con el verano, hemos querido viajar a esos lugares para recordar lo que mucha gente todavía desconoce. Tal vez hayan visitado el Museo del Holocausto en Jerusalén o el Memorial de los Juicios de Núremberg o el campo de concentración de Mauthausen… Pero si preguntamos qué monumento del franquismo podemos visitar en España, el Valle de los Caídos es quizá lo único que se nos viene a la cabeza.

Lo que presentamos en este dossier es una especie de guía con la que pretendemos concienciar de la necesidad de un turismo de memoria entendido como aquel que difunde y divulga una historia todavía silenciada.

En este número hemos dedicado también un espacio importante a África. Presentamos una investigación realizada sobre el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el instrumento clave con el que la UE quiere fomentar el desarrollo del continente africano. Sus préstamos, sin embargo, contribuyen a crear graves problemas en numerosos casos. Publicamos además el día a día en un hospital de un pueblo de Angola, hasta el que se ha trasladado nuestra redactora Olivia Carballar. Lo que nació como un campo de heridos de guerra se ha convertido en un centro puntero de tratamiento de enfermedades infecciosas y de investigación científica gracias a un convenio de colaboración con el Vall d’Hebrón de Barcelona. Entrevistamos también a la periodista Lucía Mbomío, que acaba de publicar Las que se atrevieron, un libro que narra la historia de seis mujeres españolas blancas que se casaron con guineanos en tiempos de Franco.

En política, Antonio Maestre realiza un retrato del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un hombre gris que vence porque permanece cuando al resto le carcomen la inquietud y la imprudencia. Tras la investigación sobre Gas Natural, en #YoIBEXtigo continuamos ahora con Enagás. En este número, José Antonio Baustista nos avanza las puertas giratorias: ocho de sus 13 consejeros proceden del PP.

A nuestra sección habitual sobre cambio climático sumamos una entrevista con Nick Buxton, activista y coeditor del libro Cambio Climático S.A. En Cultura, Elena Rosillo se sumerge en la deriva que han tomado algunos festivales de música. En una pregunta: ¿Cuánto cuesta ser guay? Entrevistamos a Rozalén, que ha creado un festival alternativo en su pueblo Leturalma.

Entre las recomendaciones, Edurne Portela reseña un libro del vasco Harkaitz Cano. Y anoten este nombre: Nando, un personaje del movimiento contracultural. Un documental desvela la biografía de Fernando Fernández de Castro, disidente, activista y superviviente de excesos. Como en cada número, el relato de Isaac Rosa, titulado Home. En nuestra Herstory, Luisa Carnés.

Más en lamarea.com

Read More

50 portadas dan mucho que hablar

MADRID // Desde nuestro primer número, hemos apostado por las ilustraciones en la portada. Su calidad nos ha valido el reconocimiento en los premios internacionales de diseño ÑH, pero sobre todo el del público. En nuestra portada han publicado algunos de los y las mejores artistas de este país. Además, contamos con la viñeta fija de Atxe en nuestra Bitácora.

De las 50 portadas que hemos publicado desde que vimos la luz, hemos seleccionado cuatro que tuvieron un éxito particular entre nuestro público.

En el número 3 (marzo de 2013), hicimos un relato detallado de cómo funciona la evasión de impuestos en los paraísos fiscales, antes de que el tema se pusiera de moda a raíz de los Papeles de Panamá.


La revista número 30 (septiembre de 2015) llevaba un amplio perfil de Florentino Pérez –”El puto amo”- en el que contamos cómo una de las personas más influyentes del país se aprovecha de su doble cargo de presidente del Real Madrid y de la constructora ACS.


La edición 43 (noviembre del año pasado) se agotó pronto en muchos quioscos. No es extraño que el entramado de intereses políticos y empresariales del expresidente Felipe González despertara tanto interés.


Recientemente, en el número 47 (marzo de 2017), explicamos cómo desde la Fiscalía y la Audiencia Nacional se está restringiendo la libertad de expresión, y dimos voz a algunas de las víctimas, como los titiriteros, el cantante César Strawberry o Cassandra, la chica que fue condenada por difundir chistes sobre Carrero Blanco en Twitter.

Podríamos recordar muchas más portadas pero no caben en esta página. La Marea fue de los primeros medios en informar sobre el tratado de libre comercio entre la Unión Europea y EEUU, el famoso TTIP. El cambio climático ha sido el tema principal en más de una ocasión, al igual que el feminismo, el republicanismo o el Ibex35.

Revelamos –junto con Diagonal y eldiario.es– los llamados Papeles de la Castellana, que dieron cuenta detallada de cómo las élites de este país se beneficiaron de la amnistía fiscal del ministro Cristóbal Montoro. En estos más de cuatro años hemos entrevistado a decenas de líderes políticos, artistas y expertos de todo tipo.

Pero no todo es papel, en nuestra web apostamos por dar una vuelta de tuerca a la actualidad con noticias propias, análisis y comentarios, igualmente comprometidos con nuestros valores.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

Dossier #LaMarea49: Sindicatos para el siglo XXI

Sindicatos para el siglo XXI

Puedes comprar ya #LaMarea49 sobre los sindicatos para el siglo XXI en nuestra tienda online por 1,90 euros o en kioscos por 4,50

Ya dijo el hoy encarcelado expresidente de la patronal Gerardo Díaz Ferrán que había que trabajar más y cobrar menos. Y ese es el escenario creado por la crisis y las reformas laborales en el que viven -y sobreviven- los trabajadores y trabajadoras de este país. Las leyes contrarias a derechos laborales básicos y las sucesivas reformas, sobre todo la última aprobada por el gobierno del PP, han generado una situación de precariedad sin precedentes en la democracia y nuevas formas de explotación que hacen necesaria una ofensiva urgente.

En La Marea, ya dedicamos un dossier al debilitamiento del papel de los sindicatos hace tres años, sobre todo a raíz del 15-M. De ese análisis, en el que dimos voz a los principales dirigentes sindicales del país en aquel momento, ya se extraía que estas organizaciones, tal y como estaban funcionando, no podían responder a las nuevas realidades -contratos irregulares, falsos autónomos…- y a retos como la robotización.

Lo que hemos querido hacer en #LaMarea49, otro Primero de Mayo más, es concretar a partir de las reflexiones de expertos, trabajadores y sindicalistas, los planes y estrategias que deben incorporar a su acción para recuperar la confianza de quienes se sienten desprotegidos y, sobre todo, impedir que las políticas neoliberales continúen empobreciendo a la clase obrera. En La Marea consideramos fundamental y más necesaria que nunca la labor de los sindicatos y creemos, de acuerdo a nuestros principios editoriales, que en el centro de su lucha no pueden faltar perspectivas como la economía feminista o modelos  de transición contra el cambio climático.

En este número dedicamos varias páginas al debate sobre los vientres de alquiler en España, con un análisis de Cristina Fallarás centrado sobre todo en la nueva dimensión de este negocio, y las restricciones que algunos países asiáticos han ido poniendo en estos años. Incluimos, además, un reportaje sobre los bulos de la casilla de la Iglesia, aprovechando la campaña anual que la institución eclesiástica hace por estas fechas. Y en #YoIBEXtigo, preparando motores, realizamos un retrato de Isidro Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa y de la Fundación La Caixa.

En Internacional, nos adentramos en las villas de Buenos Aires y su lucha para integrarse en la ciudad; y analizamos la situación actual de las armas químicas, pese a que están prohibidas desde 1997. Entrevistamos a la directora de Política de No Proliferación de la Asociación por el Control de Armas, Kelsey Davenport.

Entre los análisis de este número, Nazaret Castro aborda el poder invisible de las distribuidoras de carne a través de su libro La dictadura de los supermercados; y Gonzalo Gómez, cofundador de Aporrea.org, realiza un repaso desde la constitución de la web venezolana hasta el momento actual. Como cada mes, Gerardo Tecé nos trae su Como te lo cuento: en esta ocasión recrea una conversación entre Susana Díaz y Verónica Pérez camino de la Feria de Abril.

El rap de derechas es la apuesta de este mes para Cultura. Pocos raperos se atreven en España a apoyar al PP o a partidos ultraconservadores. Pero hay excepciones. Y anoten una de alimentación: flexitarianos, la nueva versión de vegetarianos con un chuletón de carne de vez en cuando. Como siempre, nuestras secciones habituales: la viñeta de Atxe, el relato de Isaac Rosa, titulado este mes La espera, la hemeroteca de cambio climático, el Haz tu parte, dedicado en esta ocasión a la bicicleta, las recomendaciones culturales y la Herstory, dedicada este número a Luisa Capetillo, una anarcofeminista en pantalones. 

Más en lamarea.com

Read More

Dossier: Los plasmas del IBEX 35

Puedes comprar ya #LaMarea48 en nuestra tienda online por 1,90 euros o en kioscos por 4,50

Los directivos de empresas energéticas, constructoras, bancos y otras empresas del IBEX 35 han dejado de comparecer en ruedas de prensa abiertas para huir de las preguntas incómodas. No es el caso de todas las compañías, y hay diferentes formas de dar información, desde notas de prensa hasta llamadas telefónicas o encuentros con periodistas y directores de medios. En estos casos, a diferencia de las ruedas de prensa abiertas, la empresa elige con quién quiere hablar y en qué condiciones.

Por eso es especialmente importante que las grandes firmas del IBEX 35, frecuentemente pertenecientes a sectores estratégicos, ofrezcan de forma regular ruedas de prensa en las que sus máximos responsables se enfrenten a preguntas incómodas de periodistas de cualquier medio. En el dossier de #LaMarea48 hemos analizado la transparencia del IBEX 35 y, tras contactar con los gabinetes de prensa de todas las empresas que lo conforman actualmente, hemos encontrado luces y sombras. En una completa infografía recogemos las políticas de comunicación de cada compañía.

En internacional, incluimos un reportaje desde el corazón de Mosul sobre la situación de Iraq 14 años después de la invasión. Y un análisis que radiografía el estado de la izquierda en Francia.

En nacional, hacemos una parada en las próximas primarias socialistas con un retrato de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, la última aspirante en anunciar su candidatura a la secretaría general del PSOE. Entrevistamos a Joan Josep Nuet (EUiA), a quien la Fiscalía ha perdonado la querella por no considerarlo independentista, y analizamos los mil días de monarquía con Felipe VI. ¿Se ha producido algún cambi0?

En este número dedicamos también un reportaje al boom de la banca ética y realizamos un recorrido por los juzgados de violencia sobre la mujer de la mano de una abogada de oficio. La periodista Luciana Peker reflexiona, desde Argentina, sobre el colectivo de personas transexuales tras la polémica surgida con el autobús tránsfobo de Hazte Oír.

En cultura, nos adentramos en la crisis del libro con un reportaje escrito por Cristina Fallarás e incluimos un artículo sobre el auge del esperanto en pleno siglo XXI. Y, como siempre, nuestras secciones habituales: la viñeta de Atxe, los Apuntes de Economía de Eduardo Garzón, el relato de Isaac Rosa, la hemeroteca de cambio climático, las recomendaciones culturales y la Herstory, dedicada este mes a la pirata Ching Shih.

Más en lamarea.com

Read More

‘Egunkaria’, la muerte de un periódico que era inocente

Accede a la revista digital en versión online y descarga el pdf por 1,90 euros

“Absueltos”. Es decir, inocentes. En octubre de 2013, un tribunal de la Audiencia Nacional presidido por Javier Gómez Bermúdez dictaminó que su director, Martxelo Otamendi (Tolosa, 1957), y otros cuatro responsables el diario en euskera Egunkaria nunca formaron parte de ETA. Cuatro meses de pruebas e indagaciones para resolver que ni cooperaron ni financiaron a la banda. “Las acusaciones no han probado que los procesados tengan la más mínima relación con ETA”, concluía la sentencia. Aunque cruda y rotunda, la gran paradoja de este fallo, al menos la que añade un trasfondo dramático al cierre de un periódico en la democracia española –el otro fue Egin–, es que reconoce que las decisiones adoptadas por el juez Juan del Olmo durante los siete años que duró la instrucción, y que terminaron por hundir al diario, ni siquiera estaban justificadas. “El cierre fue una injerencia en la libertad de prensa”, dice el veredicto final. Caso cerrado.

Han pasado casi cuatro años y la vida ya discurre por otro camino. A Egunkaria le sustituyó Berria. El despacho actual de Martxelo Otamendi es muy similar al que tenía antes. Está en un edificio que pasa completamente inadvertido dentro del polígono industrial Martín Ugalde, en Andoain, Gipuzkoa. La redacción ocupa una planta acristalada con vistas a un pinar brumoso bajo la lluvia invernal que en Euskadi cae con estolas de frío.

Puedes seguir leyendo el artículo en #LaMarea47

Más en lamarea.com

Read More

Antonia Ávalos y Rocío Ballesta (feministas del coño insumiso): “¡Habríamos empoderado a las presas!”

coño insumiso

Accede a la revista digital en versión online y descarga el pdf por 1,90 euros

Han pasado dos años de aquella historia, finalmente archivada por una jueza. “Si no fuera porque es muy lamentable, sería de chiste”, dice una. “Es de broma”, confirma la otra. De fondo, una pared cargada de letras: “El coche provoca impotencia. Art de vivre. Nunca mais. Yomango. La felicidad no se puede comprar”. La primera se enteró de que estaba imputada recién llegada del hospital. Acababan de operarle un pecho. Una mastectomía parcial. A la segunda se le removieron los temores y la angustia que ya vivió en su país, en México, de donde salió huyendo hace diez años de todas las violencias. Rocío Ballesta y Antonia Ávalos fueron acusadas por la Asociación Española de Abogados Cristianos de un delito contra las creencias religiosas y otro de provocación a la discriminación, al odio y a la violencia por los mismos motivos. El hecho, por el que también fueron acusados dos sindicalistas de CGT y una compañera más, fue sacar en procesión un coño gigante –e insumiso– por las calles de Sevilla para protestar simbólicamente por los derechos laborales de las mujeres.

Era el primero de mayo de 2014. “Como inmigrante, si me echaban, significaba no volver a ver a mi hija y destruir un proyecto de vida en España contra la violencia de género, con nuestro comedor social, un huerto ecológico, un doctorado que estoy haciendo”, explica Antonia, presidenta de la Asociación Mujeres Supervivientes, en el coworking donde trabaja Rocío, historiadora. Sobre su mesa, un té a medio tomar. Una taza con siluetas de mujeres generosas. Sus pubis tienen forma de corazones de colores.

Puedes seguir leyendo el artículo en #LaMarea47

Más en lamarea.com

Read More

Monográfico #LaMarea47: Libertad de expresión

Portada sobre el deterioro de la libertad de expresión, por MANEL FONTDEVILA

Ya a la venta el monográfico sobre libertad de expresión en quioscos y en nuestra tienda online

Son malos tiempos para la libertad de expresión. Con la excusa de combatir el terrorismo, en muchos países se han adoptado medidas legislativas que restringen los derechos civiles. En España se da la particularidad de que la banda terrorista ETA lleva seis años sin matar, pero el número de condenas por enaltecimiento del terrorismo se ha disparado. Asimismo, el Gobierno del PP ha dado una vuelta de tuerca importante con las denominadas leyes “mordaza” y otras medidas que sirven para acallar protestas incómodas. Recientemente, hemos visto a dos titiriteros pasar dos días en la cárcel en régimen de aislamiento por representar una obra de teatro. También juicios a cantantes acusados de enaltecimiento del terrorismo y a una estudiante por humillar a las víctimas al publicar chistes sobre Carrero Blanco en Twitter.

Ante la gravedad de la situación, que ha sido denunciada por la ONU, La Marea dedica un número especial al tema. Hemos ido más allá de los titulares de todos estos casos para hablar en profundidad con algunos de los protagonistas en sus lugares de residencia, desde Madrid hasta Granada, pasando por Vic, Zaragoza, Sevilla, Manresa y Andoain. ¿Cómo se siente una persona cuando el Estado le señala con el dedo acusador por supuesta simpatía con el terrorismo? Las leyes las hacen los políticos pero son interpretadas por la Justicia. Por ello, perfilamos a algunos de los fiscales más destacados de la Audiencia Nacional. El afán censurador también amenaza a la prensa, especialmente medios pequeños y sin apoyo financiero como este.

Hablan Alfonso Lázaro y Raúl García, los titiriteros que fueron enviados a la cárcel por representar una obra de teatro; César Strawberry, que acaba de ser condenado por publicar seis tuits; Cassandra, a quien la Fiscalía pide dos años y medio de cárcel por chistes sobre Carrero Blanco en Twitter; Candela Bettencourt, detenida junto a varios compañeros más sin pruebas contundentes (Nahuel sigue en la cárcel); Guillermo Zapata, finalmente absuelto por la Audiencia Nacional; Antonia Ávalos y Rocío Ballesta, las feministas que fueron imputadas por procesionar un coño insumiso; Manuel Fontdevila, autor de la portada de El Jueves secuestrada en 2007 y autor de la portada que ilustra este número de La Marea; Martxelo Otamendi, director del periódico injustamente cerrado Egunkaria; el concejal de Vic Joan Coma, imputado por un delito de incitación a la “sedición”; Raquel Tenías, absuelta de un delito de desórdenes públicos y atentado contra la autoridad; y Belén Lobeto, cuya sanción en aplicación de Ley Mordaza fue finalmente archivada.

En el quién es quién de la Audiencia Nacional -tanto la Fiscalía General del Estado como el Ministerio de Justicia se han negado a confirmar la lista- hacemos un repaso a las actuaciones en los casos más polémicos y nos detenemos en un asunto un tanto desconocido: las puertas giratorias de la Fiscalía la Audiencia Nacional.

Contamos con una entrevista a Baltasar Garzón, que fue juez de instrucción en la Audiencia Nacional durante más de dos décadas, y a? que preguntamos por el cierre de los diarios Egin y Egunkaria.

Asimismo, publicamos un análisis de la abogada Isabel Elbal, la experiencia en las redes de Barbijaputa y una guía rápida de los derechos de las personas detenidas elaborada por Eduardo Gómez, de la Asociación Libre de Abogados. 

Desde el punto de vista internacional, abordamos cómo el incremento de ataques yihadistas está sirviendo de excusa a muchos países de Europa para endurecer leyes que afectan directamente a la libertad de expresión. Y nos detenemos específicamente en el caso de Alemania y su legislación particular contra el nazismo.

En Cultura, nos centramos en esas voces disidentes de la comedia que cada día se intentan hacer hueco en España. Y, como en cada número, contamos con las secciones habituales: los Apuntes de Economía, de Eduardo Garzón, Lo mejor del BOE, de Eva Belmonte, la viñeta de Atxe, el relato breve de Isaac Rosa, las recomendaciones culturales de Bob Pop, Elena Rosillo, Antonio Ligero y Alfonso Álvarez Dardet, y nuestra Herstory, dedicada este mes a Margaret Sanger, la pionera de la planificación familiar a la que también intentaron silenciar.

Accede a la revista digital en versión online y descarga el pdf por 1,90 euros

Más en lamarea.com

Read More

Comedia disidente ‘made in Spain’

Este artículo sobre comedia disidente está incluido en #LaMarea47, un monográfico sobre la libertad de expresión

The comedy should punch up  (“la comedia debería golpear hacia arriba”) es una de las frases hechas más comunes en el circuito de humor anglosajón. Tanto, que el origen y artífice de la regla se ha diluido, y el mensaje ha quedado para la oralidad. El formato de monólogo o stand up comedy, a pesar de la simpleza de su fundamento (un humorista que habla detrás de un micrófono) es uno de los de más reciente creación en el campo de la “ficción”. Referentes del formato podemos encontrar millones, remitiéndonos a aquellos juglares que viajaban de pueblo en pueblo y contaban sus historias. También, en el formato narrativo del cuentacuentos y los ingleses “cuentachistes” de los que hablaba Mark Twain.

Pero el nacimiento real de la comedia hablada en forma de monólogo, tal y como la conocemos hoy, ocurrió hace muy poco: durante los años 50 del siglo pasado, con la Beat Generation de EEUU y la llegada de los open mics. En los años 60/70 hubo un repunte en Inglaterra, más acentuado algunos años después durante el mandato de Margaret Thatcher, cuando el humor volvió a transformarse en el modo de expresión pertinente para escapar de la censura. Referentes históricos livianos para enfrentarnos a un formato que, en la actualidad, resulta de los más populares y de los menos valorados.

Puedes seguir leyendo este reportaje en #LaMarea47

Más en lamarea.com

Read More

Una ley contra el nazismo

nazismo

Este artículo sobre la legislación contra el nazismo está incluido en #LaMarea47, un monográfico sobre la libertad de expresión

Björn Höcke es un ultra dentro de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) que ha revolucionado el panorama político del país. En enero, el presidente de este partido en el Estado oriental de Turingia, causó una vez más un gran impacto con un discurso contra la forma en que en Alemania se recuerda las barbaridades del nacionalsocialismo y puso como ejemplo el monumento a las víctimas del Holocausto en Berlín, inaugurado en 2005. “Los alemanes somos el único pueblo del mundo que ha plantado un monumento de la vergüenza en el corazón de su capital”, dijo Höcke en un evento de las juventudes de AfD en Dresde. En los colegios habría que enseñar más los logros de literatos, científicos y descubridores alemanes, opinó el político, en vez de “ridiculizar y despreciar nuestra historia”.

Varios diputados denunciaron a Höcke por haber cometido un delito de “Volksverhetzung”, la instigación del pueblo al odio. El párrafo 130 del Código Penal que establece este delito tiene un apartado que prohíbe explícitamente “aceptar, enaltecer o justificar” en un espacio público el “régimen violento y arbitrario nacionalsocialista”, con penas de hasta tres años de cárcel. La Fiscalía ha abierto una investigación contra Höcke y también contra un juez de Dresde, militante de AfD, que arremetió en el mismo acto contra un “Schuldkult” (culto al sentido de culpabilidad). Los denunciantes consideran que la intención de Höcke al pedir que se olvide este capítulo negro de la historia alemana entra en el concepto de justificar los crímenes nazis, aunque algunos expertos discrepan de esta interpretación del Código Penal. El caso del dirigente de AfD ilustra la dificultad y la controversia que provoca esta ley contra una ideología específica.

Puedes seguir leyendo este artículo en #LaMarea47

Más en lamarea.com

Read More

Dossier #LaMarea46: ¿El coche o la vida?

Ya a la venta en quioscos y en nuestra tienda online

El titular de este número plantea un dilema deliberadamente radical. Pero es innegable que la contaminación provocada por el tráfico de coches es un grave problema para la salud de las personas que viven, trabajan o visitan las grandes ciudades. En España mueren 7.000 personas al año por enfermedades asociadas a los altos niveles de polución del aire, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Plantear el cierre total a los vehículos privados a corto plazo no parece viable ya que mucha gente, especialmente quienes viven en los extrarradios, depende del coche para hacer su vida diaria. Así lo ha demostrado la reacción provocada por las restricciones en Madrid este invierno durante los días en que la contaminación superó los niveles establecidos por un protocolo que responde a exigencias de la Unión Europea. Pero la situación es tan alarmante que ni siquiera estos polémicos parches son suficientes: es imprescindible transformar el modelo de movilidad.

En este dossier presentamos algunas decisiones adoptadas aquí y en otros países, como los diferentes tipos de restricción al tráfico y la expulsión de los vehículos más contaminantes. Estas iniciativas se topan con la resistencia de muchos conductores habituados a usar el coche para sus desplazamientos y, sobre todo, de la industria automovilística, que ha puesto en marcha su poderoso lobby en Bruselas. De lo que no hay duda es que se ha producido un cambio de tendencia a favor de recuperar las calles para los peatones y reducir la polución, algo que desde La Marea saludamos porque concuerda con nuestros principios editoriales, entre los que destaca la defensa del medio ambiente.

En este número, además, recuperamos la figura de la poeta Gloria Fuertes y un poema olvidado. Damos un paseo por su barrio, Lavapiés, donde aún sigue siendo una desconocida. Este año se celebra el centenario de su nacimiento.

También recogemos un avance editorial del próximo libro de Nuria Varela, Cansadas, un repaso a la lucha por la igualdad en España en la última década. Y Olivia Carballar, que publicó en 2012 el caso de las profesoras acosadas en la Universidad de Sevilla, realiza un análisis de la evolución de la historia, que ha acabado en la condena del catedrático.

En Economía e Ibex 35 ponemos esta vez el foco en Torre Sevilla, más conocida como Torre Pelli, el rascacielos de Caixabank que, de momento, sólo tiene a las constructoras como beneficiarias. Y en Política, nos decantamos en este número por el humor de Manel Fontdevila, que retrata de una forma peculiar la situación de los principales partidos. También desde la fuerza de la imagen, Edurne Portela conversa en profundidad con el fotoperiodista Clemente Bernad, que ha mostrado el terrorismo de ETA desde “el otro lado”. En España incluimos, además, una reportaje sobre la evolución del circo sin animales. Y en Deporte, abordamos las consecuencias que puede tener en el atletismo una investigación que ha concluido que dos mutaciones genéticas determinan si un deportista alcanzará o no la élite en pruebas de velocidad.

En Internacional nos adentramos en una cooperativa de exguerrilleras en Guatemala y realizamos una radiografía de los nuevos totalitarismos en Asia.

Como en cada número, contamos con las secciones habituales: los Apuntes de Economía, de Eduardo Garzón, Lo mejor del BOE, de Eva Belmonte, la viñeta de Atxe, el relato breve de Isaac Rosa, las recomendaciones culturales de Bob Pop, Elena Rosillo, Sara Brito y Alfonso Álvarez Dardet, y nuestra Herstory, dedicada este mes a Yaa Asantewaa.

Accede a la revista digital en versión online y descarga el pdf por 1,90 euros

Más en lamarea.com

Read More