You are here

Hoy sale el nuevo trabajo de Apolo, miembro de 24 kilates

Reggae hip hop. Así se puede definir el nuevo trabajo de Apolo, uno de los miembros del grupo 24 kilates, que ha visto la luz hoy 2 de octubre en las principales plataformas digitales. Tras el éxito de su primer LP en solitario, Secreto a voces, el nuevo álbum, Like a Lion, engloba estilos urbanos […]

La entrada Hoy sale el nuevo trabajo de Apolo, miembro de 24 kilates aparece primero en laRepublica.es.

Read More

Zé Fuga: “Somos gente extranjera en Lavapiés o en el Raval”

Zé Fuga es un rapero del barcelonés barrio de Poble Sec, pero también es un rapero Parcero ya que nació en Colombia. Aparte de rapear, Jose Calderón, su nombre de pila, es licenciado en Filología inglesa y combina las clases particulares de inglés con varios trabajos, entre ellos repartidor de comida en bicicleta, al que califica trabajo de “nueva economía: explotación del buen rollismo”. Cuando sacó el nivel C de catalán, tras terminar la carrera, intentó acceder al sistema de profesorado público pero la crisis le cogió de lleno. Muchas de sus letras hablan de las condiciones a las que él mismo tuvo que enfrentarse en sus diferentes trabajos: camarero, repartidor, mensajero, etc. “Estas situaciones y la de mucha gente las intento plasmar en mis canciones pero sin querer caer en un código panfletario porque es muy facilón”, resalta Zé Fuga, quien prefiere trabajar las
rimas de forma diferente.

Calderón llegó a Barcelona en el año 2000 y no fue hasta 2010 cuando empezó a hacerse conocer como Zé Fuga. Primero escribiendo prosa y después rap. En 2011 lanzó su primer trabajo, La Espora. Entre sus referentes, destaca a Violadores del verso, Rapsusklei, Juanica, El tote King, SFDK, La etnia, Gotas derap (Colombia) y Control machete (México).

Barcanova es una de las canciones que habla de Barcelona, de la identidad, de la inmigración: “Ya sabes en qué se parecen Barcelona y Arizona: la policía pide papeles por el color de las personas”, dicen sus versos. Él mismo ha notado el cambio de una Barcelona que se ha acabado convirtiendo en una marca: “Cuando llegué pude ver algo de esa Barcelona canalla y se fue convirtiendo en una ciudad chic”, afirma, pese a toda la tradición libertaria que ha tenido. “En la Barcelona cosmopolita hay racismo y clasismo”, critica el rapero, y recuerda, cuando trabajaba en hostelería, a personas de aquí y de fuera, y “las pésimas condiciones laborales” pese al boom económico.

Zé Fuga asegura que “hay un racismo intrínseco en este país y también me refiero a Cataluña”. Por ejemplo, sobre el Procés sostiene: “Pese a haber pasado media vida aquí, solo somos unos espectadores. Yo defiendo el derecho de autodeterminación pero aquí no podemos defender ni una cosa ni otra”. También el mundo del trabajo hace parte de sus letras. “Se está saliendo de la crisis en términos numéricos pero no de lo fundamental. Porque hay más trabajo pero con condiciones más precarias. Y es mucho decir porque antes también había precariedad”, reflexiona Calderón, quien destaca un conflicto complejo cuando muchos de sus excompañeros “están agradecidos con la empresa” aunque sea en malas condiciones: “Dicen que llevaban seis o siete años sin trabajo y esto ha sido la luz”.

Cuando no tienes nada, las pocas migajas parecen un pan entero: “Es difícil porque tienen razón en ese sentido. Si llevas años sin trabajo y se te acaba el paro, las ayudas, etc., cuando encuentras un trabajo, por más explotado que estés, lo ves como una luz y así nos tienen agarrados por el cuello”, enfatiza el artista de Poble Sec.

A su Colombia natal la ve “con un telescopio”, porque muchas veces no puede ir por limitaciones económicas pero valora “la luz que ha sido el proceso de paz”. Hace diez años, Zé Fuga pensaba que la paz no era posible pero reconoce el gran avance que este proceso representa aunque, no olvida, que hay “condiciones de violencia estructural y aún no cambian”. El artista recuerda los asesinatos de líderes sociales, defensores de DDHH, que aún se suceden en ese país: “La violencia está tan enraizada en la sociedad después de tantas décadas y hasta siglos de violencia”, señala.

Uno de los temas que tocan sus canciones es el de las novelas y los culebrones. Éstos son toda una industria y una institución en Colombia y Latinoamérica. Jose Calderón rescata ciertas novelas interesantes como Los Victorinos, con los códigos de culebrones pero con un contenido muy político. También comenta la ya famosa serie Narcos, de la cual rescata la buena producción pero critica la falta de cierto rigor histórico y de cómo a los colombianos les choca escuchar a Pablo Escobar hablando con acento brasileño, aunque no
desprecia el trabajo del actor Wagner Maniçoba.

Jorge A. Trujillo es socio cooperativista de La Marea.

Más en lamarea.com

Read More