You are here

Retrato del ‘millenial’ español: lee más, sale menos y se interesa por política

El joven promedio español desconfía de la Iglesia, el Parlamento, la Corona y los sindicatos, según un informe del Observatorio de la Juventud en Iberoamérica, perteneciente a la Fundación SM. El estudio, que se propone conocer y analizar la realidad de los jóvenes españoles entre los 15 y los 24 años, de la llamada generación millenial, es el noveno que realiza este organismo desde 1982.

Política

Aunque los jóvenes principalmente se ubican en el centro del espectro político (4,82, donde 1 es la extrema izquierda y 10 la extrema derecha), el 22% se sitúa en la extrema izquierda o extrema derecha, aumentando el número de jóvenes que radicaliza su posición ideológica. El porcentaje de jóvenes que se define en la extrema izquierda pasó del 11% en 2010 al 15% en 2016. La ideología juvenil se ha ido derechizando paulatinamente a lo largo de la última década, siendo el promedio ideológico de un 4,77 en 2010 frente a un 4,56 en 1999.

El interés de los jóvenes por saber de política y participar en ella ha aumentado respecto al dato precedente. Este mayor interés convive con una creciente desafección hacia los políticos. Un 77% de los jóvenes opina que las figuras políticas buscan antes sus propios intereses o los de su partido que el bien de los ciudadanos, una opinión que se ha incrementado en más de cinco puntos porcentuales en seis años.

Para los jóvenes de 2016 hay menos nivel democrático y libertad de expresión que para la juventud de 1989. Los que responden haber participado en discusiones políticas pasaron de un 20% en 2010 a un 32% en 2016, así como los que siguen frecuentemente la información política en los diferentes medios (de un 26% a un 37% en el mismo periodo).

Mientras la religión y la política son los aspectos menos importantes de la vida para los jóvenes entrevistados, la salud, la familia, el trabajo y los amigos y conocidos son los más importantes. Las instituciones que generan más confianza en la juventud son las organizaciones de voluntariado, la policía, el sistema de enseñanza y las Fuerzas Armadas. El trabajo, cuya importancia se desplomó durante la crisis económica, se ha recuperado hasta alcanzar los niveles previos a la crisis.

Ocio

Consumistas, rebeldes, demasiado preocupados por su imagen y egoístas. Así se autodenominan los jóvenes actuales, que registraron la mayor proporción de toda la serie histórica en estas definiciones, sin diferencia entre géneros. Frente al estereotipo de los millenials que divulgan señores como Antonio Navalón, las preferencias de ocio y tiempo libre de los futuros adultos son salir con amigos, escuchar música, ver televisión e ir al cine. Los jóvenes actuales leen más que los de unas décadas atrás: en 1989 el 45% de los jóvenes afirmaba leer libros, una proporción que en 2016 alcanza el 68%. El rango de edad de 15 a 17 años es el que más lee de la juventud española. La práctica deportiva y la escucha de radio también se han disparado respecto a la llamada generación X.

El 84% de los jóvenes que respondió en 1999 afirmaba salir todos los fines de semana o asiduamente. Ahora solo asiente el 58%, mientras que un 10,9% asegura no salir nunca, el mayor porcentaje de esta serie histórica. El hábito de leer prensa, ya sea en formato papel o digital, ha disminuido paulatinamente en los jóvenes desde 1984: el 77% de los jóvenes actuales la lee con poca regularidad o nunca.

Menos religiosos

Solo el 40% de los entrevistados se considera católico, menos de la mitad de los jóvenes que lo hacían en 1994. Los ateos representan el 24%, más del triple que hace 23 años, y los agnósticos el 14%, el doble proporcionalmente que en 2005. La creencia en el dios católico es mayor en la franja de 15 a 17 años que en la de 18 a 20 y de 21 a 24.

La encuesta se realizó en diciembre de 2016 sobre una muestra de 1.250 jóvenes que respondieron en entrevistas personales. La Fundación SM fue creada en 1977 por la Compañía de María y el informe es obra de Juan María González-Anleo Sánchez, doctor en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Pontificia de Salamanca, y José Antonio López-Ruiz, profesor e investigador en la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pontificia de Comillas.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More