Una macedonia de ‘collons’

El rey Felipe VI, durante el discurso de Nochebuena de 2017. CASA REAL

Había una vez un rey cuyo país tenía un pollastre de collons. Tanto es así que sus atentos súbditos, gracias a la labor de la Radiotelevisión nacional (RTVE), decidieron obsequiarle con una bonita macedonia de collons de 10 minutos que, arrancando en Catalunya, terminara en los toros.

En bendito barullo, la televisión pública tuvo a bien mezclar el discurso –“inadmisible”, “inaceptable”, etc etc— pronunciado tras lo de Catalunya con las palabras del Borbón tras lo de Catalunya, de forma que los atentos súbditos no podían saber cuál de los dos discursos se refería a la aplicación de un artículo de la Constitución llamado 155 y cuál a un atentado perpetrado en Las Ramblas. Y así hasta que al fin el rey aparecía visitando a un herido en un hospital. Entonces quedaba ya todo claro.

Cabe reseñar que, en dicho obsequio público, elaborado con el capital que su pueblo cedía al bien común, aparecía también el emérito campechano en Sevilla, la emérita silente en algún asunto de beneficencia, el desfile de las Fuerzas Armadas de este año de la victoria de 2017 y españolísimas estampas que iban a concluir en tres perlas del collar de quien tú sabes: La primera, bajo el título “ovación en Las Ventas”; la segunda, llamada “Nuevo centro Botín”; y la tercera, ya con el emérito, “Apoyo a la Fiesta Nacional”.

Como forma de agradecimiento a su dedicación, la macedonia de collons finalizaba con un bonito “Fin de semana en Astún” cuyo vídeo recogía la imprescindible pregunta del reportero: “¿Cómo está la nieve, majestad?”.

Pasados esos 10 minutos, el rey homenajeado pasó a hablar. Y como de costumbre, sesudos analistas chuparon las cáscaras.

Más en lamarea.com

Read More