Francisco, albañil, 56 años, otra víctima de los tiros de la Transición

La casa está cerrada a cal y canto. La puerta es de chapa marrón. «Sí, soy yo». La puerta chirría cada vez que la mujer, asida a ella, da un paso hacia adelante o hacia detrás. «Yo no quiero recordar eso». Tiene ganas de cerrar pero se resiste a hacerl…

Read More