You are here

Los grandes bancos europeos ganan 25.000 millones en paraísos fiscales

Los 20 principales bancos europeos, entre los que se encuentran Santander y BBVA, registran el 26% de sus beneficios en paraísos fiscales, que les reporta 25.000 millones de euros aproximadamente y representan solo el 12% de su facturación y el 7% de su personal, según un informe de Oxfam Intermón y la Fair Finance Guide International, que sostienen que lo hacen para evitar el pago de los impuestos, para facilitar a sus clientes la elusión de estos o sortear ciertas regulaciones o requisitos legales.

Entre las principales conclusiones, la investigación destaca los siguientes datos: las empresas subsidiarias ubicadas en paraísos fiscales resultan el doble de lucrativas para los bancos que las ubicadas en otros lugares. Así, por cada 100 euros de actividad, los bancos obtienen un rendimiento de 42 euros en los paraísos fiscales, en comparación con los 19 euros que obtienen de media en otras ubicaciones.

Además, un empleado o empleada de banco en un paraíso fiscal genera un beneficio medio de 171.000 euros anuales, cuatro veces más que un empleado o empleada medio, que tan solo genera 45.000 euros anuales de media. En 2015, los bancos europeos obtuvieron al menos 628 millones de euros en beneficios en paraísos fiscales en los que no contaban con ningún empleado o empleada, indica el informe. Como ejemplo, el banco francés BNP Paribas obtuvo un beneficio de 134 millones de euros libres de impuestos en las Islas Caimán, donde carecen de personal.

La organización afirma que algunas entidades han reportado beneficios en paraísos fiscales a pesar de reportar pérdidas en otros países: en 2015, el banco alemán Deutsche Bank registró escasos beneficios o incluso pérdidas en sus principales mercados mientras obtuvo 2.000 millones en paraísos fiscales. Los preferidos son Luxemburgo e Irlanda, que concentran el 29% de los beneficios de 2015. Ese mismo año, las 20 principales entidades bancarias europeas obtuvieron un beneficio de 4.900 millones en Luxemburgo, más de lo que obtuvieron en Reino Unido, Suecia y Alemania juntos.

“La nueva normativa de transparencia de la Unión Europea nos permite hacernos una pequeña idea de  la ingeniería fiscal de los principales bancos europeos, y el panorama no es agradable. Los Gobiernos deben cambiar las normativas para evitar que los bancos y otras grandes empresas utilicen los paraísos fiscales para evadir y eludir el pago de impuestos o para ayudar a sus clientes a hacerlo”, afirma Miguel Alba, responsable de sector privado de Oxfam Intermón. Según el documento, los bancos no pagaron impuestos por los 383 millones de euros de beneficio que obtuvieron en siete paraísos fiscales en 2015. En Irlanda, las entidades bancarias europeas tributan a un tipo efectivo de no más del 6% (la mitad del tipo legal). Tres bancos –Barclays, RBS y Crédit Agricole– no pagan más de un 2%.

A costa de la pobreza

Intermón Oxfam denuncia, además, lo que supone esta práctica: “Roban a muchos países fondos que precisan para combatir la pobreza y la desigualdad, siendo los países más pobres los más perjudicados. Cada año, la evasión y elusión fiscal por parte de las grandes multinacionales priva a los países pobres de más de 100.000 millones de dólares en ingresos fiscales, dinero suficiente para financiar servicios educativos para los 124 millones de niños y niñas sin escolarizar o atención sanitaria que podría evitar la muerte de al menos seis millones de niños y niñas”.

La organización, que valora la nueva normativa europea sobre la elaboración de informes país por país, considera sin embargo que la nueva propuesta de la Comisión Europea, dirigida a otros sectores e industrias, tiene importantes carencias como las siguientes: se limita a empresas con una facturación igual o superior a los 750 millones de euros, un requisito que excluiría hasta el 90% de las multinacionales, y no exige a las empresas que informen de sus actividades en todos los países en los que operan, incluidos los países en desarrollo.

“La normativa de transparencia de la Unión Europea está abriendo al escrutinio público el opaco mundo de la fiscalidad de las grandes empresas. Ahora, es necesario ampliarla para garantizar que todas las grandes corporaciones publiquen informes financieros por cada país en el que operan. Esto facilitará a todos los países, incluidos los más pobres, determinar si las empresas pagan los impuestos que les corresponden o no”, concluye Alba.

Más en lamarea.com

Read More

Catalina Ruiz-Navarro: “Es hora de que los hombres existan de una manera discreta”

Entrevistar a la feminista caribe-colombiana Catalina Ruiz-Navarro es como escuchar una canción de rock a todo volumen. Te sacude, te emociona y, lo que es más importante, sigue sonando en tu cabeza durante mucho tiempo. Filósofa y artista plástica, escribe un blog,  colabora en medios como El Espectador, Vice o Univisión y es cofundadora de (E)stereotipas, una plataforma digital “de feminismo pop latinoamericano”. Estuvo en España para participar en un taller sobre cómo los medios narran las violencias contra las mujeres, dirigido por Magda Bandera, directora de La Marea, y organizado por Oxfam Intermón en el XVIII Congreso de Periodismo Digital de Huesca.

¿Por qué las mujeres columnistas son minoría?

Las secciones de opinión están ocupadas por hombres, blancos, cisgénero y peliblancos. Los medios no se han dado cuenta que es importante que las mujeres opinen, ya no digamos las personas indígenas o afrocolombianas. Además, crecimos con el mito de que Eva, y cuando opinamos no confían en lo que decimos, no les parece relevante o les parece superficial.

¿Por qué es tan importante incluir más voces femeninas?

Si solo escuchamos a los hombres contar el mundo no estamos viendo el mundo completo. Es importante incluir la experiencia de las mujeres. Pero también que no solo aparezcamos como víctimas, o en bikini. Y que haya más directoras, más permisos de paternidad, más salas de lactancia.

¿Twitter o YouTube han abierto nuevas posibilidades para que las mujeres puedan opinar?

En mi caso fue así. Jamás hubiera podido escribir en un medio tradicional si no hubiera sido porque abrí un blog y una cuenta de Twitter, y la gente empezó a leerme. Las redes sociales son perversas, y especialmente hostiles para las feministas, pero te permiten crear redes muy potentes e incidir en los medios. Hasta hace poco decir ‘feminismo’ era absolutamente tabú. Hoy, un montón de gente lo apoya.

¿Qué alcance tienen las redes sociales?

Desde (E)stereotipas, que llevo con Estefanía Vela, hemos conseguido muchas cosas. Por ejemplo, hicimos un vídeo explicando qué era “mansplicar”, que es cuando los hombres te explican cosas que ya sabes de forma condescendiente. Recuerdo especialmente un tuit que decía: “Estaba peleando con mi novio hasta que vio el vídeo y entendió lo que me molestaba tanto”. Parece una tontería, pero ahora esta chica tiene una herramienta para afirmarse frente a los hombres. Esto ya es un cambio.

La campaña #MiPrimerAcoso es otro ejemplo del poder de las redes.

El día antes de la marcha del 24 de abril contra la violencia hacia las mujeres en México propusimos a las mujeres que contaran la primera vez que habían sido acosadas. Una hora después teníamos 420 tuits por minuto de mujeres de toda Latinoamérica contando su experiencia. Fue muy empoderador porque nos dimos cuenta de que el acoso no era una fría estadística sino algo transversal, estructural, sistemático y común, ¡desde los siete años!, porque esa era la edad promedio. Pero creo que la razón por la que se hizo viral fue que cada historia que se contaba daba herramientas a otras mujeres para reconocer el acoso en sus vidas. Y la primera forma de prevenir o combatir el acoso es que lo veas.

¿Tiene que ser amable el feminismo?

Por muy cuidadosa que seas, si hablas de feminismo, te van a atacar. Porque el feminismo es disruptivo, es una revolución de poder, y es normal que le tengan miedo. Las feministas tenemos que volver a rugir, siendo totalmente irreverentes y sin estar pidiendo disculpas a nadie. 

¿Haters y trolls acosan especialmente a las mujeres que logran convertirse en referentes?

Yo tengo una relación muy intensa con mis trolls porque llevo más de ocho años escribiendo públicamente y desde el primer día me llaman puta y buscan a mi familia para insultarla. Al principio, desde la escuela liberal me dijeron que eso era buena señal, que debía tener la piel gruesa. Y me lo creí. Hasta que en una troleada muy intensa, me bajé ocho kilos y se me cayó el pelo. Entonces me di cuenta que a las mujeres no las trolean como a los hombres. Si soy puta, frígida, fea, bonita… son cuadros de acoso dirigidos a las mujeres que hablan en público, y especialmente a las feministas.

¿Por qué se ensañan más con las mujeres?

Se supone que las mujeres tenemos que estar confinadas en la esfera de lo privado. Si hablamos en público, tiene que ser sobre lo privado: ropa, decoración, cocina. Si además hablas de feminismo estás cometiendo otra transgresión: estás incitando a otras mujeres a rebelarse. Y eso está tremendamente castigado. La misoginia en internet es tan fuerte que todas nos lo pensamos dos veces antes de subir una foto en bikini. Empezamos a autocensurarnos y a no habitar internet, un territorio en el que debemos resistir.   

Creo que la gente no es consciente del daño que hacen estas agresiones.

La misoginia en internet es como la que hay en la calle, con unas formas distintas y más perversas. Para empezar, el odio entra en tu alcoba y lo hace a través de tu teléfono, que es casi tan íntimo como el cepillo de dientes. Por otro lado, los trolls y los haters no te ven la cara y no tienen la chance de empatizar contigo. Además, todo queda grabado. Esto causa daños muy fuertes. La gente no le pone atención porque creen que las agresiones tienen que ser físicas, pero también son emocionales.

A menudo se habla de los asesinatos machistas, pero no se cuenta por qué el machismo mata, las otras violencias que sufrimos. Por ejemplo, vosotras criticáis los estereotipos. ¿Cuáles son los más difíciles de combatir?

Cada mujer carga con un estigma dependiendo de su cuerpo y su estilo. No importa si eres flaca, bajita o morena, no hay forma buena de ser mujer para el patriarcado y eso hace que muchas mujeres no se sientan cómodas con su cuerpo. De todas formas, creo que el estereotipo más amenazante y efectivo es el que dice que si eres feminista vas a quedarte sola. Parece una amenaza superficial, pero no lo es porque todo el mundo necesita que lo quieran. Esto ha hecho que muchas mujeres se desmarquen del feminismo. Pero te garantizo que puedes tener feminismo y amor, y además amor del bueno porque es en igualdad de condiciones.

¿Cómo reaccionan los hombres cuando intentáis visibilizar todas estas violencias cotidianas, los micromachismos?

La primera reacción de los hombres suele ser la rabia porque en esta sociedad machista es la única emoción que les han permitido tener. Esa rabia tiene que ver con sentimientos de culpa. Porque aunque seas el hombre más bueno del mundo es probable que hayas sido machista alguna vez. Y eso es duro. Luego hay que lograr que esa culpa no se convierta en rabia sino en autocrítica.

¿Qué pueden hacer los hombres para ser feministas?

Por ejemplo, darse cuenta de que su cuerpo, por más buenas intenciones que tenga, siempre va a ser intimidante. O callarse y escuchar a ver si alguna mujer tiene algo que decir antes que él. O, si le invitan a una conferencia formada solo por hombres, sugerir que vaya una mujer en su lugar. Para muchos hombres ceder su puesto es durísimo, porque llevan más de 2.000 años en el papel protagónico del mundo. Creo que es hora de que existan de una manera discreta.

Más en lamarea.com

Read More

La recuperación económica no ha revertido las desigualdades

“Tan sólo 8 personas (8 hombres en realidad) acumulan ya la misma riqueza que 3.600 millones de personas, la mitad más pobre de la humanidad”. Este es el dato con el que la organización Oxfam resume el inaceptable grado de desigualdades que reina en el mundo y que sigue aumentando. Como lleva haciendo desde hace unos años, la ONG ha publicado este lunes su informe sobre la economía mundial, justo un día antes del comienzo del Foro Económico Mundial en Davos, la cita anual de los ricos y poderosos en los Alpes suizos.

La creciente desigualdad en el mundo empezó a preocupar a los líderes de Davos. Pero, pese a muchos llamamientos a la acción, nada ha cambiado en el último año, afirma Oxfam. La principal culpa es de la cultura empresarial y de un sistema econonómico claramente escorado a favor de las grandes empresas que logran maximizar sus beneficios con la ayuda de paraísos fiscales. Así por ejemplo, el estudio llamado “Para una economía del 99%” recuerda que Apple, la multinacional del iPhone, en 2014 sólo pagaba un “0,005%” en impuestos en Europa, mientras que los países en desarrollo pierden al año unos 100.000 millones de dólares en impuestos por esta práctica común de evasión fiscal.

España es uno de los países industrializados donde más han aumentado las desigualdades, según datos que aporta Intermón-Oxfam. “Mientras en 2013 el 10% más pobre en España poseía el 1,9% de la renta nacional, en 2015 su participación se redujo un 10,5%, hasta sumar sólo el 1,7%”, escribe la delegación española de la ONG internacional. Por el contrario, “las personas incluidas entre el 10% y el 1% de población con mayor nivel de renta, vieron crecer su participación en la renta nacional un 1,2% y un 2,3%, respectivamente”.

En este sentido, sólo tres personas, el fundador del grupo Inditex, Amancio Ortega, su hija Sandra y  Juan Roig, el fundador y propietario de Mercadona, “acumulan la misma riqueza que el 30% más pobre en España, es decir, que 14,2 millones de personas: la población total de Cataluña y la Comunidad de Madrid juntas”.

Intermón-Oxfam apunta al hecho de que la recuperación de la economía española en los últimos tres años, con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,3% en 2016, según ha avanzado el Gobierno, no ha tenido impacto en las graves desigualdades en el país. “Lejos de alcanzar a los más vulnerables, los ingresos y las oportunidades asociados a este crecimiento del PIB parecen beneficiar principalmente a los más ricos”, reza el informe.

Uno de los factores claves de este problema radica en el sistema fiscal que resulta regresivo e ineficiente si se considera que la recaudación de impuestos en España sigue estando seis puntos por debajo de la media europea. “La crisis fue la gran excusa para justificar el desplome recaudador de los últimos ocho años. Tras dos años de crecimiento económico, mientras los impuestos que recaen esencialmente sobre las familias se sitúan ya en niveles previos a la crisis, y en algunos casos, como en el IVA, incluso por encima; la recaudación por el impuesto de sociedades en 2015 ha sido menos de la mitad que en 2007. El gran agujero recaudatorio sigue siendo por tanto, el impuesto de sociedades”, comentan los autores de Intermon-Oxfam.

Como ocurre en el resto del mundo, el uso de paraísos fiscales por parte de las grandes empresas y grandes fortunas nacionales socava los esfuerzos de recaudación de Hacienda y mina la capacidad para financiar el Estado del bienestar. Los recortes en servicios sociales siguen en vigor y son otro aspecto clave en las desigualdades de la sociedad.

Como solución, la ONG exige una reforma del sistema fiscal que grave más a los que más tienen, con un aumento de la fiscalidad sobre el patrimonio, sucesiones y empresas. También propone subir el salario mínimo interprofesional (SMI) a 1.000 euros mensuales y eliminar la brecha salarial entre hombres y mujeres. Finalmente, Intermon-Oxfam pide aumentar las ayudas sociales con un foco en los más vulnerables.

Más en lamarea.com

Read More