You are here

Robaron (presuntamente) perteneciendo al Partido Popular

Cuando Francisco Granados robaba (presuntamente), lo suyo no se llamaba Púnica, eso vino después. Lo suyo se llamaba PP y él era nada más y nada menos que consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid presidida por Esperanza Aguirre.

Cuando Francisco Correa robaba (presuntamente), lo suyo no se llamaba Gürtel, eso vino después. Lo suyo se llamaba PP y él era quien, tras reinar en la boda de la hija del presidente Aznar, manejaba millones de euros propiedad de los ciudadanos y los repartía entre políticos del PP.

Cuando Luis Bárcenas robaba (presuntamente), lo suyo no se llamaba caso Bárcenas ni Gürtel, eso vino después. Lo suyo se llamaba PP y él era quien repartía dinero negro entre altos cargos del partido, dinero procedente de todos los ciudadanos. Entre otras lindezas.

Cuando Ignacio González robaba (presuntamente), lo suyo no se llamaba Lezo, eso vino después. Lo suyo se llamaba PP y él era el presidente de la Comunidad de Madrid, además de secretario general del partido allí.

Cuando los miembros del Partido Popular arrugan la nariz y reniegan de, entre otros, los anteriores señores, tratan de vender la idea de que entre sus robos (presuntos) y el partido no hay ninguna conexión. La forma que tienen los medios de comunicación de representar los casos de corrupción, haciendo suyo el nombre que los investigadores les dieron, contribuye a marcar distancias con el partido al que pertenecían cuando cometieron sus tropelías. Pero no. Granados, Correa, Bárcenas o González –por ser breve— no robaron (presuntamente) mientras pertenecían a la Púnica, Gürtel o Lezo. Robaron (presuntamente) perteneciendo y representando al Partido Popular.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

IU se querella contra Aguirre y el PP

Esperanza Aguirre. Es el nombre más destacado aún sin imputar en la operación Lezo incluido en la querella que han registrado este miércoles IU, las organizaciones que presentaron la denominada querella Bárcenas en 2013 y la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II. La denuncia pide la imputación de varios cargos del PP y, en concreto, de la expresidenta madrileña -que ha dimitido como concejala en el Ayuntamiento arrastrada por el encarcelamiento de su sucesor, Ignacio González-.

“Creo que Aguirre no ha dimitido presionada por el PP, sino sabiendo lo que va a salir en este caso de corrupción, que va a ser uno de los más grandes de toda España. Cuando toda la información vaya siendo a la luz quedará reflejado que no era una persona que simplemente pasaba por allí”, afirmó el líder de IU, Alberto Garzón. El objetivo de la querella es poder ejercer la acusación popular, es decir, “poder realizar un seguimiento independiente y vigilante de la instrucción, sobre todo ante la alarma social generada al ver que importantes sectores de la política, la empresa, la Fiscalía y algunos medios de comunicación se han conjurado aparente y presuntamente para saquear bienes públicos”, informa IU en una nota de prensa.

En la denuncia, se pide la investigación de varios cargos del PP y del propio partido por hasta 13 delitos: desde organización criminal a revelación de secretos. “Entre las operaciones de índole criminal que la red ha perpetrado presuntamente destacan las actividades en el extranjero de sociedades vinculadas al CYII (se compraban sociedades con un elevado sobreprecio que luego revertía en forma de comisión o soborno), la adjudicación irregular de contratos dentro de la empresa pública Mercasa, la evasión fiscal y blanqueo de capitales mediante el uso de paraísos fiscales, el cobro de comisiones por adjudicaciones de obras como la construcción del tren a Navalcarnero, la adjudicación irregular a familiares o amigos de obras de ejecución como la disparatada instalación de un campo de golf en el madrileño barrio de Chamberí (declarada ilegal por la justicia) o la desviación de fondos públicos desde la agencia madrileña de informática, ICM, para el pago de gastos electorales del PP”, informa IU.

Las organizaciones firmantes de la querella, además de Izquierda Unida, son Ecologistas en Acción, Equo, Paz con Dignidad-OMAL, ATTAC-Madrid, la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Anticapitalistas, Corazón Verde de Chamberí y la Federación Los Verdes.

 

Más en lamarea.com

Read More

Marhuenda y los de su clase

MADRID// En una ocasión escuché a Francisco Marhuenda decir que él no se tomaba vacaciones de las tertulias porque tenía que defender la posición de sus jefes. Las grabaciones de la Policía sobre las que se sustenta su imputación por coacción solo vienen a refrendar algo que él ya ha demostrado en multitud de ocasiones con su periódico: no importa dirimir si cometió delito para saber que ha quedado invalidado para ejercer como periodista, si alguna vez lo hizo. Su labor no es hacer periodismo sino defender la posición de los que le pusieron al mando del diario. Defender a los de su clase. Aunque para ellos él solo sea una pieza a intercambiar en caso de problemas. El periodismo está lleno de representantes de la clase dominante que tienen como único objetivo perpetuar los privilegios de los suyos frente a los trabajadores. Las grabaciones del director de La Razón son solo una prueba más de algo plenamente conocido.

Las élites, el establishment, la casta, la trama, la burguesía, los de arriba, son diferentes formas de denominar a aquellos que en la guerra de clases están apalizando a la clase obrera. “Le hemos dicho que eres un soldado nuestro, que eres intocable para nosotros y ella por las malas tiene mucho que perder. En una guerra no puede ganar”, decía Marhuenda a Ernesto Rodríguez Sobrino, consejero delegado de La Razón, y que ahora duerme en la cárcel. Ese lenguaje bélico no es casual en privado, pero es algo que negará en público. Que la lucha de clases es un invento de los izquierdistas trasnochados suele ser su manera de plantear en sus innumerables participaciones en televisión que eso ya no existe para que los de su clase sigan lucrándose a costa del esfuerzo de los trabajadores.

La guerra de clases se juega de manera indispensable en el plano mediático. Por eso Marhuenda está siempre en televisión, radio y papel defendiendo la posición de sus jefes. Porque además le tienen bien enseñado. “Yo le he dicho (a Marhuenda) que su continuidad depende de esto”, decía Mauricio Casals, presidente de La Razón y consejero de Atresmedia, a Rodríguez Sobrino. Establecer relatos que pongan en tela de juicio los discursos de propagandistas que fingen ser periodistas es imprescindible. Y hacerlo en su campo de batalla. La presencia en los medios de los soldados que defienden los privilegios de la clase dominante no faltará. Nunca falta. Es imprescindible aumentar la representatividad en los medios de comunicación de gente honesta, de profesionales que hagan su trabajo, de representantes de la clase obrera, de mujeres, de migrantes. Solo una mayor presencia en el campo de batalla mediático propiciará poner en cuestión el relato interesado de los que miran desde arriba a los que sufren.

Francisco Marhuenda ha ido a declarar a la Audiencia Nacional por hacer algo que todos sabíamos, utilizar los medios de comunicación para defender los privilegios de una clase a la que él aspira a pertenecer pero que ahora solo le tiene contratado para servirla. Los periodistas somos los principales responsables de que estos modos de actuación no tengan una mayor sanción social. La Asociación de la Prensa de Madrid (APM), que montó una campaña contra el partido político que con mayor intensidad cuestiona el dominio de las élites, mantiene un prudente silencio al ver cómo unos pocos se sirven de la profesión para sus negocios y cometidos.

La APM eligió en el año 2013 a Ignacio González como anfitrión para los premios de periodismo que cada temporada otorga. En aquel año ya se conocía el uso fraudulento de Telemadrid por parte del PP que él y Aguirre llevaron a cabo y que culminaría con el despido de 800 trabajadores. En aquel año ya se conocía la demanda que había realizado contra Pilar Velasco, de la Cadena SER por la publicación de la información sobre las bolsas de basura en Colombia. En aquel año ya se conocía la demanda que había interpuesto contra Ignacio Escolar por informaciones sobre el campo de golf del Canal de Isabel II. Quien no respeta su profesión no puede exigir respeto para los que la ejercen.

Más en lamarea.com

Read More

Detenido Ignacio González por corrupción en el Canal de Isabel II

El expresidente de Madrid, Ignacio González. I La Marea

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González (PP), ha sido detenido este miércoles por la Guardia Civil en el marco de una operación anticorrupción en el Canal de Isabel II, el organismo público de gestión de agua que presidió entre 2003 y 2012, antes de llegar a la Presidencia del Gobierno regional (2012-2015) tras sustituir a su antecesora, Esperanza Aguirre.

En la operación, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, han sido arrestada otras diez personas por su supuesta implicación en la presunta trama corrupta para el desvío de fondos del Canal de Isabel II, la mayor empresa pública de Madrid.

Velasco está investigando una denuncia realizada por la propia Comunidad de Madrid tras descubrir la compra irregular de una empresa brasileña por parte del Canal en el año 2013. Así, el Canal de Isabel II habría pagado 21,5 millones por dicha compañía, que al mes quedó valorada en 10 millones, informa Europa Press. Parte del dinero se ingresó a través de una cuenta suiza. Sobre Ignacio González pesarían los presuntos delitos de malversación, prevaricación, cohecho, blanqueo, financiación ilegal y organización criminal.

Entre los arrestados se encuentra el hermano de Ignacio González y Edmundo Rodríguez Sobrino, considerado “el hombre de Ignacio González en Latinoamérica”. Preciosamente, el Canal de Isabel II dispone de filiales privadas en otras ciudades de España y en diferentes países de América Latina, entre ellos Colombia, donde recientemente un juzgado ordenó a Metroagua, la filial del Canal de Isabel II en la ciudad de Santa Marta, transferir la gestión del suministro y saneamiento del agua a la administración de ese municipio colombiano.

Más en lamarea.com

Read More