You are here

Puigdemont dice que se queda en Bruselas hasta tener “garantías de un juicio justo”

Imagen en TV3 de la comparecencia de Carles Puigdemont, ante la prensa, en Bruselas.

Carles Puigdemont ha afirmado este mediodía en Bruselas que se ha desplazado al “corazón institucional de Europa” para “denunciar la politización de la Justicia española” y evitar conflictos violentos en Cataluña. En este sentido, el presidente de la Generalitat destituido tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución niega que haya pedido asilo en este país. Sin embargo, ha adelantado que no regresará a España “hasta tener garantías”.

“Si tenemos la garantía inmediata de un tratamiento justo, si nos garantizan un juicio justo, independiente y con separación de poderes, volveríamos de forma inmediata”, ha declarado. Puigdemont ha dedicado buena parte de su comparecencia a denunciar el funcionamiento de la Justicia española y los términos de las querellas presentadas por la Fiscalía General del Estado.

Puigdemont, que ha afirmado que se sigue considerando presidente de la Generalitat, también ha denunciado que se haya retirado la seguidad a los miembros de su Ejecutivo. Junto a siete de ellos, ha explicado que el pasado viernes todo el Gabinete decidió que la mitad del mismo, “con el vicepresidente al frente”, trabajaría desde Cataluña “realizando actividades políticas como miembros legítimos. No hemos abandonado nuestras funciones de Gobierno”, ha añadido. Sobre su actividad, asegura que puede “cumplir con sus obligaciones” también desde Bruselas.

Elecciones del 21-D

Por otro lado, Puigdemont ha explicado que aceptaba y entendía la convocatoria de elecciones en Cataluña para el 21 de diciembre como un “reto democrático”. En este sentido, dijo que respetaría los resultados y emplazó al Gobierno español a hacer otro tanto. Al “pueblo de Cataluña” le pidió que se preparase “para un camino largo”.

A primera hora de la mañana, su ex conseller Santi Vila, quien dimitió poco antes de la Declaracion Unilateral de Independencia (DUI) el pasado 27 de octubre, se ha postulado para liderar la candidatura del PDeCat a las elecciones del 21-D.

Más en lamarea.com

Read More

“Vergüenza” de un veterano republicano

La noticia de que Puigdemont y cinco de sus consellers se encuentran en Bruselas todo indica que con la intención de pedir asilo corre ya cuando recibo un mensaje que me sorprende.

“¡Qué desastre! Estoy muy cabreado por esa cobarde decisión de Puigdemont y cinco o seis consellers de esconderse en Bélgica para pedir asilo político como si fueran un último reducto de los que, con riesgo de ser fusilados, se marcharon cuando la Guerra Civil”. Quien me escribe es el veterano editor y escritor Ramón Serrano Balasch (Barcelona, 1933), hombre de izquierdas moderado, culto, novelista, poeta y radical republicano, autor de libros como 89 republicanos y el rey o Encuentros republicanos. “Me lo temía, pero no lo esperaba”, añade. “Es el único momento de toda esta desgraciada historia que me ha sobrepasado. ¿Y los dos millones que, de buena fe, los siguieron y los votaron? ¿Y los funcionarios?”.

Le pregunto cómo se encuentra, hace tiempo que no nos vemos. Junto al también escritor y editor Rafael Borrás (Barcelona, 1935) me introdujo en los círculos de los irreductibles republicanos catalanes, hombres y mujeres cultivados que con palabras y en interminables charlas alternaban citas, poemas y chanzas. Ellos vivieron la Guerra, la dictadura franquista, la Transición y estos cuarenta años de democracia, y lucharon con libros y palabras, enconadamente, contra Franco y sus gentes, primero, y después contra los borbones. Sin descanso, contra los borbones. Serrano, además, recibió en 1999 el Premio a la Lealtad Republicana entregados por la Asociación Manuel Azaña, y un par de años después fundó junto a Julio Anguita y un nutrido grupo de opositores a la monarquía el Foro para la III República.

“Yo estuve allí la tarde en la que Tarradellas llegó a la Generalitat. Este señor [Puigdemont] la ha profanado con su actitud”, me responde. “Es una vergüenza”.

A veces, cuando el ruido que nos aturde y la rapidez de los acontecimientos me despistan, acudo a mis viejos amigos incorruptibles. Hasta este momento no lo había necesitado. Esta vez, mi querido Ramón Serrano se me ha adelantado. Y sí, lo necesitaba.

Más en lamarea.com

Read More

Rajoy anuncia el cese del Govern de Puigdemont y la celebración de elecciones

Mariano Rajoy, durante su investidura como presidente el 29 de octubre de 2016. Foto: CONGRESO.ES

Cese del presidente de la Generalitat, del vicepresidente y de los consejeros. Sus funciones corresponderán hasta la celebración de elecciones –en un plazo no superior a seis meses– a los ministerios del Gobierno central. La Generalitat de Catalunya como administración continuará funcionando como una organización administrativa ordinaria pero bajo las directrices del Ejecutivo central. Además, la presidenta del Parlament no podrá proponer candidato a la presidencia de la Generalitat, ni celebrar debates ni votaciones de investidura.

Este el resumen de las principales medidas que ha adoptado el gobierno de Mariano Rajoy –con el acuerdo del PSOE y Ciudadanos– en aplicación del artículo 155 y que ahora deberá refrendar el Senado. “No se suspende la autonomía ni el autogobierno de Cataluña, se cesa a las personas que han puesto ese gobierno fuera de la ley, de la Constitución y del Estatuto”, ha asegurado el presidente español en una rueda de prensa tras el consejo de ministros celebrado este sábado.

“No se pueden hacer peor las cosas, incluso para los intereses de quienes las hicieron”, ha iniciado el presidente su intervención, en la que ha insistido en que no era su intención ni su deseo aplicar el 155. “Diálogo, una palabra hermosa que en esta ocasión se ha convertido en mágica. Nadie planteó un diálogo por parte de la Generalitat, sino una imposición. Se invitó al presidente al Parlamento y no quiso, a la Conferencia de Presidentes y no quiso, a hablar de la financiación autonómica y no quiso. Lo único que se hizo fue liquidar la ley y poner en marcha sin tener competencia para ello una legalidad paralela. Ni siquiera el diálogo se practicó en el Parlamento de Cataluña”, ha afirmado Rajoy.

Según ha respondido a preguntas de los periodistas, ningún nuevo paso de los responsables de la Generalitat frenará la aplicación del 155. Volver a la legalidad, recuperar la normalidad y la convivencia y restituir la vigencia de la Constitución y del Estatuto de autonomía. Estos son los objetivos que esgrime el Ejecutivo tras los dos requerimientos enviados al presidente catalán, Carles Puigdemont.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

PP y PSOE pactan elecciones autonómicas en Cataluña para el próximo mes de enero

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder socialista Pedro Sánchez | La Marea

El Gobierno y el PSOE han pactado la celebración de elecciones autonómicas en Cataluña el próximo mes de enero. La medida forma parte de la próxima aplicación del artículo 155 de la Constitución española, que aprobará en los próximos días el Senado. La diputada del PSOE Carmen Calvo lo ha confirmado este viernes en TVE.

“La aplicación del 155 no tiene que ver con la suspensión de la autonomía sino para reponer la legalidad constitucional”, ha insistido Calvo, que encabeza la delegación socialista que negocia con el Ejecutivo de Rajoy el paquete de medidas a tomar en Cataluña en las próximas horas. “Si Puigdemont las convoca [las elecciones] de forma ordinaria sería estupendo”, ha apostillado.

La diputada ha admitido que el PSOE espera que las medidas que adopte este sábado el Consejo de Ministros para aplicar el artículo 155 afecten a los Mossos d’Esquadra y a TV3, y que su aplicación sea “eficaz” y no “caótica”. Será dentro de una semana, el próximo 27 de octubre, cuando el Senado apruebe las medidas adoptadas por el Gobierno. La intención del Ejecutivo y el PSOE es que la intervención de la autonomía catalana sea la mínima posible.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

Puigdemont comparecerá el martes en el Parlament

Carles Puigdemont, en el Parlament | La Marea

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, comparecerá la tarde del martes en el Parlament después de que el Tribunal Constitucional (TC) suspendiera el pleno del lunes, ante la previsión de una posible Declaración Unilateral de Independencia. En su petición de comparecencia, Puigdemont ha avanzado que informará “sobre la situación política actual”, sin ofrecer más pistas sobre el contenido de la sesión plenaria.

Poco antes del anuncio del presidente catalán, el mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, ha abandonado sin medidas cautelares la sede de la Audiencia Nacional, tras una breve declaración ante la juez Carmen Lamela. Trapero y otros dos altos cargos de la policía autonómica catalana están siendo investigados por un posible delito de sedición, tras el dispositivo de seguridad desplegado por los Mossos el 20 de septiembre en la Conselleria de Economía de la Generalitat. Ante la juez, el mayor ha explicado su versión de los hechos y se ha mostrado “muy satisfecho”.

También han abandonado la Audiencia Nacional sin cargos los presidentes de la ANC, Jordi Sànchez y el de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. No obstante, será previsiblemente el lunes cuando la Fiscalía pida a Trapero y el resto de los investigados la prisión preventiva o bien alguna otra medida cautelar. A última hora de la mañana, la Fiscalía ha recibido un nuevo atestado que extiende los posibles hechos delictivos del jefe de los Mossos al 1-0.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha pedido disculpas por los heridos de las cargas policiales del día del referéndum pero ha defendido la actuación policial. A su vez, Millo ha responsabilizado al Govern de la situación vivida el 1-0. Además, un juzgado de Barcelona ha admitido a trámite una denuncia del Govern contra la operación de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil para evitar el 1-O. En su auto, el juez reconoce que “afectación de la normal convivencia la hubo, toda vez que existieron disturbios y lesionados en al menos 17 lugares distintos de la ciudad en una misma mañana”.

Mientras, el Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros el decreto-ley para facilitar el cambio de sede social de las empresas que decidan dejar Cataluña. El decreto permite que sea el consejo de administración quien decida el cambio de sede sin necesidad de convocar a la junta de accionistas. “Es muy triste la salida de empresas de Cataluña, y eso es culpa de una política irresponsable que genera inquietudes en el mundo empresarial. El Gobierno siempre va a favorecer todo lo que permita la prosperidad económica en Cataluña”, ha afirmado el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Donación a La Marea

 

Más en lamarea.com

Read More

Notas para cerrar un día muy triste

Manifestación por la independencia en Barcelona. | La Marea

Empiezo el 1 de octubre encendiendo el televisor: mientras TV3, la televisión catalana, informa continuamente sobre la jornada política, en TVE veo que dan Españoles en el mundo: Botswana. Luego me cuentan que un rato antes han emitido la Santa Misa.

*****

Después del almuerzo no puedo más y me voy a “votar”. Con la nariz tapada, de mala gana, cabreado, porque aunque sé que no sirve para nada, que, en el fondo (y en la forma), esto es un paripé descomunal, la dignidad me impide estar ni un minuto más con los que han enviado a la Policía y la Guardia Civil para apalear a la gente. Luego me entero de que muchas personas más han hecho lo mismo, votando en blanco o no.

*****

Hoy que han regresado las balas de goma ya nadie se acuerda, y los Mossos son los buenos buenísimos, pero a Ester Quintana fueron ellos quienes le vaciaron un ojo.

*****

Ya no sé cómo acabará esto. Seguramente mal. De lo que no hay duda es de que dejará unos daños en la sociedad catalana que costará mucho reparar. Pero si acaba, cuando sea, tarde o pronto, estableciéndose un nuevo acuerdo de relación política entre el Estado y Cataluña, no habrá lugar para la Guardia Civil ni la Policía Nacional. Es imposible después de lo que hemos visto hoy. Y, al fin y al cabo, tras el atentado de Barcelona, quedó claro que tantos cuerpos policiales operando a la vez en un mismo territorio es un disparate carente de eficiencia.

*****

Todavía se dan muchas declaraciones políticas sobre la unidad de la sociedad catalana, sobre la concordia que reina aquí. Es cierto que no vivimos en un clima de violencia como proclama, intoxicador e interesado, el Partido Popular y el Gobierno español. Pero que levante la mano quien estos días no haya tenido que salirse de un grupo de whatsapp o quien no haya preferido dejar sin contestar un mensaje de un amigo, conocido o familiar para evitar un altercado. De acuerdo, todavía no tenemos muertos, como los hubo en Euskadi, pero la convivencia ha dejado de ser agradable.

*****

Tampoco gusta nada a los independentistas que se diga que lo que ha sucedido hoy era una situación que, por cálculo político, se buscaba o interesaba provocar. La mayoría de la gente no lo ha querido ni deseado, por supuesto, pero quienes mueven las estrategias lo tenían presente como un escenario que beneficiaría a su causa. Un amigo, buena persona, independentista de toda la vida, me ha enviado un whatsapp por la tarde con la foto de una de las víctimas de la represión policial, ensangrentada. Su comentario era: “Ya hemos ganado, antes del recuento”. Seguro que no lo ha escrito con mala intención, pero me ha dejado helado. Para “ganar” necesitábamos sangre…

*****

En algún momento de la jornada, han informado de que en la reunión matinal de parte del gobierno catalán en el Palau de la Generalitat, cuando todavía no había llegado Puigdemont, estaba Artur Mas. Me emociona la calidad democrática del Procés: entre un presidente a quien no ha votado nadie y otro que mueve hilos en el sanedrín secreto.

*****

A las 5:27 de la tarde, The Guardian ha informado de la declaración de Guy Verhofstadt, exprimer ministro belga, flamenco, convencido europeísta y uno de los mejores aliados del nacionalismo catalán. Un comunicado impecable:

I don’t want to interfere in the domestic issues of Spain but I absolutely condemn what happened today in Catalonia.

On one hand, the separatist parties went forward with a so-called referendum that was forbidden by the Constitutional Court, knowing all too well that only a minority would participate as 60 % of the Catalans are against separation.

And on the other hand – even when based on court decisions – the use of disproportionate violence to stop this.

In the European Union we try to find solutions through political dialogue and with respect for the constitutional order as enshrined in the Treaties, especially in art. 4.

It’s high time for de-escalation. Only a negotiated solution in which all political parties, including the opposition in the Catalan Parliament, are involved and with respect for the Constitutional and legal order of the country, is the way forward.

El apoyo es evidente, pero quien no quiera entender lo que significa “so-called referendum” y “including the opposition in the Catalan Parliament” es que mira para otro lado. Nuestra calidad democrática últimamente deja mucho que desear.

*****

Acaba la jornada con los dos discursos de Rajoy y Puigdemont. El del primero es execrable e insensible. Miente. El del segundo es patético y obsesionado. Le importan un pimiento los “resultados” que, lógicamente, todavía no han salido. Miente, también. Con este par vamos directos al desastre. Que alguien los eche, por favor.

Xavier Dilla es autor del blog El sol que no crema

Donación a La Marea

 

 

Más en lamarea.com

Read More