You are here

Noticias climáticas: Mala semana para negar la evidencia

Minta en el valle de Hunter, cerca del puerto de Newcastle (Australia). Foto: Max Phillips (Jeremy Buckingham MLC).

Francia prohíbe el fracking

El Parlamento francés ha prohibido la extracción de gas por fracturamiento hidráulico, así como las explotaciones petrolíferas en todos sus territorios. Francia no otorgará ningún nuevo permiso de explotación y no renovará los que están en activo más allá de 2040. La nueva ley se ha visto como un movimiento simbólico, ya que el país vecino importa el 99% del combustible que consume. Sin embargo, si se tiene en cuenta la cuenca no explorada que rodea a la región de París, Francia podría estar dejando de explotar hasta 5.000 millones de barriles de petróleo no convencional. Explotar esta región requeriría un uso extensivo de fracking.

La UE rebaja sus ambiciones climáticas

La reunión del Consejo Europeo de Energía, formado por los ministros del ramo de los Estados miembros, fijó en un 27% el mínimo de renovables en la Unión para 2030. Esta cifra no es definitiva, y representa la posición negociadora común de los ministros de Energía en las negociaciones que tendrán lugar en 2018 entre el Consejo y el Parlamento Europeo. Sin embargo, la rebaja en las ambiciones climáticas de los gobiernos europeos decepcionó a propios y extraños. En un consenso casi sin precedentes, el Parlamento Europeo, organizaciones ecologistas y empresas habían pedido la semana pasada un mínimo del 35% de renovables.

Además, el Consejo aprobó retirar la regulación de los precios en el futuro mercado común de la energía, aunque quedó abierta una puerta a las excepciones.

China anuncia su mercado de emisiones

China, el país que más gases de efecto invernadero emite en términos absolutos, anunció el martes un plan para reducir la contaminación. Entre las medidas presentadas se encuentra el mayor mercado de emisiones del mundo, que permitirá a las empresas del sector energético del gigante asiático comprar el derecho a la contaminación. El nuevo mercado ha sido celebrado por el sector liberal de la lucha climática, como el ex-vicepresidente estadounidense Al Gore. El comisario europeo de energía y acción climática, Miguel Arias Cañete, también ha felicitado al gobierno de Beijing. Organizaciones ecologistas como Greenpeace se han mostrado reservadas, al considerar que el mercado deja fuera sectores importantes, como el del transporte o el cemento. Por ahora, el sistema sólo incluye al sector energético chino.

Los mercados de emisiones son polémicos porque, si bien suponen un incentivo económico para la reducción de emisiones, fomentan la desigualdad y dificultan el desarrollo de las regiones del Sur global.

Mala semana para negar el cambio climático

La ciencia a echado por tierra uno de los principales argumentos de los negacionistas climáticos. Las nubes no nos ayudan a reducir el efecto invernadero, según un estudio publicado en Nature por científicos de la Universidad de Stanford. Hasta ahora, los que se oponen al abrumador consenso científico mundial, tenían en las nubes su principal aliado, ya que al ser blancas reflejan la luz y producen efecto albedo (al igual que el hielo y la nieve). Sin embargo, esto ha sido desmentido por la investigación, que recoge los resultados de otros siete estudios anteriores. La realidad es que el vapor de agua también es un gas de efecto invernadero, y el calentamiento que supone supera (por mucho) al posible efecto albedo.

Además, el científico británico James Annan está a punto de ganar la apuesta de 10.000 dólares que mantenía con los físicos rusos Galina Mashnich y Vladimir Bashkirtsev. Annan apostó a que las temperaturas serían superiores entre 2012 y 2017 que entre 1998 y 2003. Mashnich y Bashkirtsev, por su parte, creían que el descenso en la energía procedente del sol haría descender las temperaturas, ya que no creían en el origen humano del cambio climático. Mientras tanto, 2017 va camino de ser el segundo o tercer año más cálido jamás registrado (el primero sin el fenómeno de El Niño). El más cálido fue 2016.

Esta es sólo una de la multitud de predicciones erróneas del negacionismo, que parece no cansarse de equivocarse. El diario británico The Guardian ha recogido una lista de las más famosas.

Encrucijada para el carbón

La Agencia Internacional de la Energía ha publicado sus previsiones para el mercado del carbón, y prevé un pequeño incremento en la demanda global, impulsado sobre todo por una expansión del uso de este combustible en la India. La demanda había descendido ligeramente los últimos dos años. El director de seguridad y mercados energéticos de la agencia, Keisuke Sadamori, afirmó que se espera una “congelación de la demanda en la próxima década“. El carbón es el combustible fósil más contaminante, y dejar de usarlo se considera un paso imprescindible para

Sin embargo, no todo son malas noticias. El mayor puerto de carbón del mundo (el de Newcastle, en Australia), ha anunciado que debe diversificar su tráfico, ya que su dependencia del carbón es una “amenaza”, según el nuevo consejero delegado de la infraestructura. El anuncio se ha considerado como una señal de que el carbón no tiene futuro como fuente de energía.

Bola extra: Echa a andar el primer tren solar

El primer tren solar del mundo ha echado a andar en Australia. Es un antiguo convoy de 70 años reformado y adaptado con paneles solares con una potencia de 6,5 Kw, con otros 30 Kw en la plataforma. Ha costado unos cuatro millones de dólares australianos. No cambiará el modelo de transporte mundial, pero como deseo pre-navideño no está nada mal. ¿Y un mundo impulsado por muchos como este?

Más en lamarea.com

Read More

Las noticias climáticas de la semana

Incendio en California (EEUU) | La Marea

Arde California

Al menos 31 personas han fallecido, centenares siguen desaparecidas y miles han perdido sus casas debido a los catastróficos incendios forestales que han afectado esta semana a California (EEUU). El servicio meteorológico de Estados Unidos mantienen la alerta roja en el Estado de la costa del Pacífico, y los bomberos no consiguen controlar el fuego. Más de 20.000 personas han sido evacuadas desde que el pasado domingo se declararan más de 20 incendios que han calcinado casi 70.000 hectáreas. A pesar de que es muy difícil atribuir eventos concretos al cambio climático, científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ya han salido a la palestra para explicar que, probablemente, el calentamiento global está detrás del desastre. Las altas temperaturas y la sequía asociadas al efecto invernadero han agravado un proceso que cada vez será más frecuente.

Merkel, acorralada por el carbón

No ha sido una buena semana para Angela Merkel en lo que se refiere a cambio climático. El miércoles por la noche, la prensa alemana informaba acerca de un supuesto documento interno del Ministerio de Medio Ambiente que se había filtrado a los medios (La Marea no ha conseguido todavía confirmar la autenticidad de este supuesto informe). En el documento, la ministra de Medio Ambiente germana, la socialdemócrata Barbara Hendricks, avisaba de que Alemania no conseguiría cumplir con sus objetivos para el año 2020. El Ejecutivo de Merkel se había propuesto reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 40% con respecto a las de 1990. Al mismo tiempo, representantes del Partido Verde, cuyo apoyo busca la actual canciller para reeditar su mandato, advirtió que no piensan dar su brazo a torcer: o Merkel renuncia al carbón o no habrá trato.

BNP se sale del shale

A veces los bancos traen buenas noticias. En este caso, es el grupo financiero francés BNP Paribas (el mayor del país galo) el que ha anunciado que “no volverá a hacer negocios” con compañías cuya principal actividad incluya la “exploración, producción, distribución, marketing o comercialización” de gas o petróleo procedente de pozos de fracking, tanto en zonas de shale (pizarras) como en arenas bituminosas. Asimismo, el banco tampoco financiará el transporte de esos combustibles, ni proyectos de exploración o explotación petrolífera en el Ártico. BNP Paribas se convierte así en el primer banco en desinvertir del fracking. Ya se había comprometido con anterioridad a dejar de invertir en carbón.

París, ciudad limpia

El jueves, el Ayuntamiento de París anunció que planea prohibir todos los coches impulsados por combustibles fósiles para 2030. Esto incluye tanto a vehículos de gasolina como diésel. El comunicado afirmaba que la prohibición podría extenderse a todo el país para 2040. El consistorio parisino ha adoptado una estrategia muy agresiva contra las emisiones y la contaminación. El pasado 1 de octubre, la capital francesa celebraba un día sin coches que prohibía la circulación en todo el centro urbano. Además, los vehículos más antiguos ya están prohibidos en las calles de la ciudad.

Siguen los asesinatos de defensores ambientales

El número de activistas por el medio ambiente asesinados no para de crecer. Según un informe de The Guardian y Global Witness, 2017 ya va camino de convertirse en el año más mortífero con 153 asesinatos, para aquellos que se enfrentan a las ambiciones de las compañías extractivas, madereras y agrícolas. Los países más peligrosos para los defensores de la naturaleza son Brasil, Colombia y Filipinas. El año pasado, 200 personas perdieron la vida por este motivo. Cada semana hay al menos 3 asesinatos, según la ONU.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

Escocia prohíbe el ‘fracking’

Acción de protesta contra el fracking. | La Marea

El gobierno escocés ha anunciado esta semana que “no apoyará el desarrollo de gas y petróleo no convencional” en el país. Esto significa, según una nota de prensa oficial, una “prohibición efectiva sobre la técnica del fracking“. El gobierno de Nicola Sturgeon ha basado su decisión en una campaña de consultas públicas, que ha durado cuatro meses. La consulta ha recibido, según el propio Ejecutivo, unas 60.000 respuestas, con un apoyo casi total a la prohibición. Alrededor del 99% de las conestaciones se han opuesto a la polémica técnica extractiva. El ministro escocés de Negocios, Innovación y Energía, Paul Wheelhouse, ha anuncido la medida ante el Parlamento, donde ha afirmado que el fracking “no puede tener y no tendrá lugar en Escocia”.

Entre los motivos de los escoceses para rechazar el fracking están los efectos negativos que estos proyectos podrían tener sobre las comunidades, la salud, el medio ambiente y el clima. Además, entre las respuestas se expresa escepticismo acerca de la posibilidad de mitigar estos impactos con regulaciones, y se duda de la contribución económica que el fracking pueda suponer para el país.

La técnica de fractura hidráulica, o fracking, consiste en la inyección de líquidos a alta presión en rocas del subsuelo, para forzar la apertura de grietas y aprovecharlas para extraer gas. A pesar de que este método hace décadas que se emplea para extraer hidrocarburos convencionales (de pozo vertical), su uso para extraer gas y petróleo no convencionales es relativamente reciente. El fracking ha suscitado numerosas preocupaciones, que van desde la contaminación de acuíferos y las fugas de metano hasta el aparente sinsentido que supondría extraer combustibles fósiles en un mundo que se dirige a un modelo basado en energías renovables.

Reino Unido es uno de los países de Europa con mayor desarrollo de fracking, aunque tanto en Gales como ahora en Escocia la técnica está prohibida. El gobierno de Inglaterra, no obstante, ha promovido la exploración de zonas susceptibles de ser explotadas mediante este método. En agosto, ya se comenzó a extraer gas en las inmediaciones de Blackpool, en el norte del país.

En España no existen, en este momento, proyectos activos de extracción de hidrocarburos por fracking aunque se exploran las posibilidades de abrir licitaciones en zonas de Cantabria, Burgos, Palencia y Asturias.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More

Radiografía del fracking: una técnica que se resiste a morir

El pasado 23 de marzo, un tribunal de Colorado dio la razón a seis adolescentes en su lucha contra la industria del fracking: a partir de ahora, los administradores del Estado norteamericano deberán tener en cuenta la salud de sus habitantes y el medio ambiente antes de otorgar permisos para la explotación de combustibles fósiles. A pesar de que la sentencia es parcial (la Comisión debe ahora considerar si incorpora la norma) y recurrible, la noticia ha sido recibida como agua de mayo por los ecologistas del país norteamericano, que han visto cómo la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha supuesto un revés en la lucha contra el cambio climático.

Cuatro días después de la sentencia de Colorado, la cámara legislativa de Maryland también prohibía el fracking, sumándose a Vermont y Nueva York como Estados libre de fractura hidráulica. En países como Brasil, la lucha contra el uso de esta técnica extractiva se ha peleado en los ayuntamientos en lugar de hacerlo en los gobiernos estatales: en Paraná, al sur del país, más de 60 municipios ya han prohibido la exploración, prospección y explotación de hidrocarburos por esta técnica. En Europa, Francia, Bulgaria y Alemania optaron hace años por prohibir el fracking ante los riesgos para la salud y el medio ambiente que supone. El fantasma, no obstante, aún permanece.

1. ¿Qué es el fracking y por qué es tan polémico?

La fractura hidráulica, o fracking, es una técnica de extracción de gas o petróleo, que utiliza grandes cantidades de agua a presión para romper las rocas en las que se encuentra atrapado el combustible. Para mantener las fracturas abiertas, el agua suele mezclarse con arena u otras sustancias químicas.

Esta forma de extracción de hidrocarburos se conoce desde el siglo XIX, pero no se usó de forma habitual hasta mediados de los años 40. A principios de este siglo, la técnica se actualizó permitiendo fracturar rocas de pizarra, lo que convirtió a Estados Unidos en el mayor productor mundial de petróleo (puesto que volvió a perder frente a Arabia Saudí y Rusia) y generalizó esta forma de extracción en países como Canadá, China y Reino Unido.

El fracking es una de las técnicas de extracción de hidrocarburos que más preocupación ha suscitado en los últimos años. La utilización de grandes cantidades de agua, productos potencialmente tóxicos o cancerígenos y la infraestructura necesaria para extraer el combustible, así como las emisiones de gases de efecto invernadero inherentes al uso de cualquier combustible fósil, han provocado protestas en las comunidades afectadas y grupos ecologistas. Además, ha abierto a la explotación petrolera zonas que antes no se consideraban productivas.

2. Amenazas para la salud

Según David Rojas-Rueda, epidemiólogo e investigador en el Instituto de Salud Global de Barcelona, una de las posibles amenazas para la salud es el uso de sustancias carcinogénicas en la mezcla que se usa para fracturar las rocas: “No sabemos exactamente qué compuestos usa cada empresa, porque no es obligatorio presentar su composición, pero sí sabemos que algunas de las mezclas que se usan comercialmente contienen sustancias que están relacionadas con el cáncer”, confirmó el investigador a La Marea. Entre tales sustancias se encuentran el benceno, el etilbenceno y el 1,3-butadieno. De igual manera, según Rojas-Rueda, los residuos resultantes de la operación podrían contener radioisótopos relacionados con la aparición de cánceres, como el radón, aunque esto depende de la zona del planeta en la que se encuentre la explotación.

Además, el aumento de los niveles de contaminación del aire en las inmediaciones de una explotación petrolera, asociados tanto a la propia explotación como el transporte de materiales, está asociado con la aparición de problemas respiratorios, alergias, sensibilidad, inmunológicos y metabólicos.

La relativa modernidad de la técnica, no obstante, no permite establecer una conexión definitiva entre su uso y la aparición de patologías: “No hay ningún estudio, por el momento, que pruebe que el fracking haya producido un solo caso de cáncer, pero sí sabemos que los patrones de exposición asociados a esta técnica están relacionados con el incremento de casos de enfermedades, entre ellas, el cáncer”, concluyó el epidemiólogo.

3. En España

En este momento no existen proyectos de fracking activos en España. Sin embargo, zonas del norte de la península, como Cantabria, Burgos y Palencia, tienen permisos de exploración en vigor. Se calcula que España tiene unos 700.000 millones de euros en reservas de hidrocarburos. Recientemente se ha otorgado un nuevo permiso de exploración en Asturias.

Carmen González, de la Asamblea Contra la Fractura Hidráulica de Cantabria, denuncia que los permisos cántabros han caducado, pero que el Ministerio de Industria aún no ha cambiado su estado oficial, lo que podría abrir la puerta para que las empresas petroleras retomen su actividad una vez el precio del petróleo alcanzase niveles de rentabilidad. “Vamos a tener que estar pendientes siempre, porque aunque se consigan pequeñas victorias o se extinga algún permiso, es un problema que puede volver de formas mucho peores en cualquier momento”, afirma.

4. Fracking contra renovables

Además de las amenazas que el fracking supone para el medio ambiente y la salud, la expansión de esta técnica supondría alargar la dependencia energética de los combustibles fósiles. Domingo Jiménez, presidente de la Fundación Renovables, cree que el fracking, así como el resto de tecnologías basadas en combustibles fósiles, están condenadas a la obsolescencia: “El fracking es el colmo de la locura de los combustibles fósiles, porque supone usar técnicas agresivas para obtener algo que debemos abandonar totalmente. La edad de los combustibles fósiles se ha acabado, pero no porque se haya acabado el petróleo, sino porque hay una alternativa mejor”.

Para Jiménez, tan solo el poder económico de sectores empresariales interesados mantiene vivas las inversiones en fractura hidráulica: “Existen grupos poderosos cuyos activos en estas técnicas decaerían de no continuarse con su exploración y explotación. La situación no cambia por la presión política de los grupos energéticos y algunos eléctricos”, finalizó.

Más en lamarea.com

Read More