Franquismo y Hoteles Meliá: desarrollismo, sol y playa para Meliá

Hotel Meliá en la capital de Cuba. Foto: EFE.

Dice el tópico que los habitantes de Mallorca son, por lo general, gente poco habladora, desconfiada, seria y de carácter cerrado. Algo de esto hay, en cierto modo, en los propietarios de Meliá Hotels International, la única empresa turística de España que cotiza en el Ibex 35. La discreción es uno de los signos de identidad de la familia Escarrer, propietaria de esta gran cadena hotelera cuyo origen se remonta a la posguerra. En la década de los 40, el empresario valenciano José Meliá Sinisterra creó una agencia de viajes que fue el germen de un negocio multimillonario. A través de su agencia, Meliá Sinisterra contribuyó a atraer turismo extranjero a la vez que estimulaba la demanda nacional, sobre todo, con su gran invento: el viaje de bodas a Mallorca. Como complemento a su turoperador, el valenciano desarrolló la idea de crear una cadena de hoteles, e inauguró su primer establecimiento en Mallorca en 1955. El impulso definitivo llegó de la mano del dictador Francisco Franco, cuyo gobierno tecnócrata lanzó, en 1959, el Plan de Estabilización.

Puedes seguir leyendo este artículo, haz clic aquí o entra en la página web de #YoIBEXtigo.

Donación a La Marea

Más en lamarea.com

Read More