You are here

10 consideraciones sobre “lo de Catalunya”

UNA
Tras las cargas y la violencia policial del 1-O, todas las críticas han ido a dar contra las denominadas Fuerzas del Orden Público. Llama la atención que nadie haya aludido al Gobierno, al Ministerio del Interior, al ministro Zoido.

Juan Ignacio Zoido, y por encima de él Mariano Rajoy, parecen salir de rositas del asunto mientras los trabajadores son señalados. Trabajadores, sí. Nos guste más o menos su perfil –y no detallaré mi opinión–, son trabajadores, por lo que el responsable de su actuación es Zoido, y en última instancia, Rajoy.

Cabe preguntarse por qué mecanismo andamos apaleando a los currantes –y el que haya delinquido que pague–, en lugar de al patrón.

DOS
¿Dónde está Artur Mas?

TRES
De la misma manera que no me gustan los modos de la Policía Nacional o la Guardia Civil, no comprendo el “blanqueamiento” de los Mossos d’Esquadra. Las torturas en la comisaría de Les Corts, las cargas contra los estudiantes que protestaban por el Plan Bolonia, las represiones ligadas al 15-M, el ojo de Ester Quintana, son algunos ejemplos que asquean a cualquiera.

CUATRO
¿Dónde está Artur Mas?

CINCO
El pasado lunes día 2, “unas 800 personas”, según La Vanguardia, se plantaron ante la comisaría de los Mossos en Mataró. Una vez allí, entonaron el himno llamado Els Segadors. Cerca de una docena de agentes salieron a recibir el homenaje y se cuadraron ante el himno.
Aquí se ve:

https://www.youtube.com/watch?v=-lEEFS0AFL8

Ignoro la sensación que provocan, en general, himno y fuerzas del orden juntos. Llámenme rancia, a mí me asusta.

SEIS
¿Dónde está Artur Mas?

SIETE
Desde hace algunos días llevo oyéndome en tertulias y no tertulias políticas que los críos en Catalunya están poco menos que educados como cabras con bandera. Mis hijos son catalanes y la educación que recibieron allí es impecable.

OCHO
¿Dónde está Artur Mas?

NUEVE
Soy desobediente. Creo firmemente en la desobediencia civil como una de las pocas armas que tienen los ciudadanos para rebelarse pacíficamente contra los atropellos. Cuatro: huelga, manifestación, boicot y desobediencia. Y porque creo en ella, tengo clarísimo que quien desobedece conscientemente, debe atenerse a las consecuencias de sus actos. A veces, incluso con alegría.

Y DIEZ
¿Dónde está Artur Mas?

 

Donación a La Marea

 

Más en lamarea.com

Read More