You are here

Los Españoles Republicanos en la Gran Guerra Patria

Especial evento que por primera vez tendrá lugar en España.

12 de Mayo a las 19 horas.

Lugar: Centro Ruso de Ciencia y Cultura (C/ Alcalá nº 61 de Madrid).

Conferencia-Debate: “Los españoles republicanos en la Gran Guerra Patria“

Presentará la Asociación de Ayuda al Donbass “Blagoe Delo”, compuesta por residentes rusos y ucranianos.

La ponencia correrá a cargo de un miembro de la Asociación de Amistad Hispano-Soviética.

Intervendrá un miembro del Centro Ruso de Ciencia y Cultura.

Read More

Conmemoración del Día de la Victoria sobre el fascismo

La Asociación de Amistad Hispano Soviética tiene el placer de invitaros a la Marcha conmemorativa de la Victoria sobre el nazifascismo.
 
Será en Madrid este Domingo, día 7 de mayo a las 12 h, nos concentraremos en la plaza de la Lealtad, y de allí con pancartas y canciones llegaremos hasta Colón.
 
El encuentro está organizado por la asociación Blagoe Delo y el Centro Ruso, y apoyado por la embajada de Rusia en el Reino de España y la Asociación de Amistad Hispano-Soviética.
El Regimiento Inmortal es el nombre que se dio en Rusia a la marcha que se convoca anualmente en conmemoración del Día de la Victoria y donde se portan retratos de los familiares muertos en la II Guerra Mundial. Ellos son el Regimiento Inmortal. Os animamos a apoyar esta concentración que reivindica el papel de la Unión Soviética y los sacrificios que tuvo que pasar su pueblo en el triunfo contra el fascismo.

 

Read More

Zina Portnova, la pionera que liquidó a cien fascistas

Por Oleg K. Traducción Igor T. Recogido del Diario del Sábado “Rambler”

Zinaida “Zina” Martynovna Portnova nació el 20 de febrero de 1926 en Leningrado (hoy San Petersburgo) en el seno de una familia bielorrusa de clase trabajadora. Su padre trabajaba en la Planta Kirov.
Imagen
En el 1941 cursaba el séptimo grado en la 385º Escuela de Leningrado, en junio, durante las vacaciones de verano, llegó con su hermana menor Galia a la granja de su abuela en la región de Vitebsk. No mucho tiempo después, la Alemania nazi invadió la Unión Soviética.
 
En territorio ocupado
 
En el primer encuentro con los invasores, la llenó de odio, cuando los soldados llegaron a la propiedad de la abuela, los alemanes trataron de llevarse su vaca,  al resistirse al robo de su medio de subsistencia, la abuela fue golpeada por uno de los soldados, lo que inflamó de odio el corazón de la joven Zina.

En 1942, las dos hermanas ingresaron en la organización guerrillera “Los Jóvenes Vengadores”. Está formación la constituían estudiantes bielorrusos de secundaria, cuya responsable con veinte años era Yefrosinya Zenkova, su radio de acción era la ciudad de Obol y Vitebsk. La primera misión que desempeñó Zina fue de enlace de propaganda.

 
Distribuía folletos contra la ocupación en las poblaciones. Ayudaba recogiendo a soldados soviéticos huidos, buscaban armás perdidas en los campos, y hacía labores de exploración sobre el movimiento de las tropas nazis. 
Después de aprender el uso de las armas y explosivos, participó en acciones de sabotaje como la voladura de la planta eléctrica local, la planta de bombeo de agua y la fábrica de ladrillos.

En 1943, Zina fue enviada a Obol. Trabajaba como ayudante en el comedor de la guarnición alemana. Al principio hacía labores de limpieza, fregando los suelos y la vajilla. Pero tras una enfermedad de un pinche que lavaba los platos, ayudaba en los trabajos de cocina.

¡Guten apetitt, Herr Oficial!
En agosto Zina aprovechó el momento, vertiendo en una olla de sopa una gran dosis de veneno para ratas. Dos días más tarde, fueron enterrados en el cementerio local cerca de un centenar de oficiales y soldados nazis. Inmediatamente el personal de cocina fue sospechoso del envenenamiento. Ella se declaró inocente, y comió un poco de la sopa delante de los nazis para demostrar que no estaba envenenada, dejándola libre a continuación.
Enseguida, Zina corrió a casa de su abuela, los dolores y mareos la hicieron caer varias veces en el trayecto. Una vez allí, bebió grandes cantidades de suero de leche (salado, residuo para la fabricación de los quesos) lo que la hizo vomitar varias veces y expulsar el veneno. 
En la Guerrilla
Imagen
Para evitar a los alemanes, se fue al bosque uniéndose al destacamenteo guerrillero “Kliment Voroshilov”. En una carta enviada a sus padres ese mes, escribió: “Mamá, ahora estoy con los guerrilleros. Junto a ustedes, venceremos a los ocupantes nazis … “. Zina fue encomendada a realizar labores de exploración y su hermana Galia en el hospital de campaña de la unidad.

En diciembre de 1943 de nuevo fue a Obol para descubrir a un traidor que había hecho detener a varios guerrilleros de los “Jóvenes Vengadores”. Pero al volver con los informes de la exploración cayó en una emboscada de los nazis.


El calvario de los interrogatorios
Reconocida, pasó a ser la principal sospechosa de ser partisana. En el pueblo de Goriany fue interrogada por miembros de la Gestapo, en un momento dado, el oficial que la interrogaba dejo su arma en un aparador mientras la abofeteaba, en la calle hubo un ruido y el oficial giró la cabeza.
En ese momento Zina cogió el arma y disparó matando al oficial, hiriendo a otros nazis, escapando por el campo hacia un río cercano, pero los hitlerianos disparando sus ametralladoras le hirieron en una pierna.
De nuevo capturada sufrió horribles torturas, fue enviada a la prisión de Vitebsk, durante un mes le aplicaron los métodos más terribles que ser humano pueda imaginar: quema con planchas en la piel, agujas en las uñas, etc. Pero la valiente Zina, no abrió los labios. El 10 de Enero de 1944, ciega, fue fusilada en el patio de la cárcel.
Imagen

El 1 de julio de 1958, Zinaida fue declarada Heroína de la Unión Soviética por el Presidium del Soviet Supremo. También recibió la Orden de Lenin. En 1969, el pueblo de Zuya dedicó una placa conmemorativa en su honor, también numerosos grupos de pioneros fueron nombrados en su honor. 

Fuentes:
> http://weekend.rambler.ru/read/zina-portnova-kak-pionierka-otravila-100-fashistov-2017-01-29/?utm_source=rnewsfb&utm_medium=social&utm_campaign=zina-portnova–nastoyaschiy-geroy-velikoy
> http://www.warheroes.ru
Read More

El Ejército Rojo el 27 de Enero de 1945, liberó el campo de la muerte de Auschwitz

Por Oleg K.


Liberaron el Campo de Exterminio de Auschwitz. Varios días anteriores ante el avance del Ejército Rojo, los criminales nazis ordenaron salir del campo a los internados que podían caminar, para esas esqueléticas sombras de lo que fueron personas fue su “Marcha de la Muerte”, unos pocos se quedaron en los barracones sin comida ni agua.

Más de sesenta mil prisioneros fueron forzados a marchar hacia el oeste, para reubicarlos en otros campos de exterminio, de los que se calcula unos quince mil murieron en el camino. Una semana antes, en Auschwitz en ejecuciones bárbaras a machetazos, los nazis asesinaron a miles de internos.

 

Aquel 27 de Enero, las tropas soviéticas liberaron a unas 7.000 espectros que no podían moverse. Los infantes soviéticos emocionados no tenían medicinas, unos pocos alimentos que no bastaban para socorrer el hambre de los presos. Nada de lo que habían visto podía compararse con aquella hecatombe. 

Los ojos de los liberados, de los que colgaban lo que antes eran mejillas, excitados porque iban a vivir, agradecidos, balbuceaban palabras sin sentido. Los periodistas soviéticos que acompañaban a la división de infantería, grabaron las montañas de cadáveres, hileras de tumbas recién tapadas, cámaras de gas, barracones inmundos donde se apiñaban los prisioneros…

Allí murieron cerca de un millón y medio de seres humanos. La mayoría judíos, pero también gitanos, comunistas, soldados soviéticos, homosexuales, resistentes antifascistas.


Los campos de concentración, fueron creados por los nazis nada más llegar al poder en 1933, y eran destinados a toda la población alemana que consideraban “seres inferiores a destruir” como los comunistas. Las condiciones de los trabajos forzados en todos esos campos construidos por toda la Alemania Hitleriana fueron infrahumanas. Cientos de miles de personas fueron encerradas, solamente el primer año.

El 29 de julio de 1941, decidieron los jerarcas nazis ejecutar la llamada “solución final de la cuestión judía”, creando campos de exterminio masivo. 
El Fascismo fue creado por el Capitalismo, como forma de destruir la lucha por la Emancipación de la Clase Obrera. Es pues la última forma para retener, por medio de la violencia, el poder las multinacionales. Y a él recurrirá, cuando no pueda por medios parlamentarios mantenerse.

El Ejército Rojo recorrió un camino de liberación desde su propia tierra hasta Berlín. Atrás quedó destruida la maquinaria de guerra del Reich, a pesar que dicha proeza sea silenciada por los historiadores occidentales. Pero los hechos son innegables, más que las palabras.
Hace 72 años la Unión Soviética barrió al Fascismo Alemán. 
¡Contra el Fascismo, Unidad y Lucha de los Pueblos!
¡Viva el Ejercito Rojo y la Liberación de Auschwitz!
¡Recojamos las Enseñanzas del Centenario de la Revolución de Octubre! 
Read More

9 DE MAYO, DIA DE LA VICTORIA.

Cien hojas quedan atrás,
falta aún mucho camino.
Deja, hermano, que descanse,
deja que tome un respiro.



Comprende que en cualquier tiempo,
en los de hoy y en los idos,
suele hacerse cuesta arriba
contar un cuento seguido
que hable siempre de la guerra,
que hable siempre de lo mismo.

De tanques, de fuego y nieve, 
de peales y chamizos, 
de chamizos y peales,
del tabaco y de los fríos.
Es costumbre al guardabosque
hablarle solo de pinos, 
de peces, al pescador,
al albañil, de ladrillos,
de la harina, al panadero,
y al vinatero, de vinos.
Y de la guerra al soldado,
guerra va y guerra vino.
La guerra es guerra, se entiende,
pero el quid está, de fijo,
en regresar vencedor
de todos los enemigos.
Después de ajustar las cuentas, 
si el soldado sale vivo,
es el cuento de la guerra
en su casa el preferido.
Es entonces un placer
oírlo todo seguido
y con el mayor detalle:
lo que su carne ha sufrido,
lo que han andado sus piernas,
lo que sus ojos han visto.
Todo lo que, por ahora,
queda dentro recogido…
¡Cava, pala, tierra dura!
¡Tanque, aplasta! ¡Suena, tiro!
¡Clávate bien, bayoneta!
¡Bomba, suelta tu estallido!
El combatiente, en la guerra, 
habla de paz y de trigo.
¿Que la vida es preferible?
Nadie lo discute, amigo.
Pero la guerra es un mar
que rebrama enfurecido.
Bien Sería menester
alejar ese bramido
de nuestra tierra querida,
eso pienso y eso digo.
Pero mientras en la Patria
haya terreno cautivo,
yo, que tanto amo la paz,
solo la guerra concibo.

 !Vasili Tiorkin!
Alexandr Tvardovski
Editorial Progreso. Moscú.
Traducido al español en 1975, por José Vento Molina.

Read More

9 DE MAYO, DIA DE LA VICTORIA.

Cien hojas quedan atrás,
falta aún mucho camino.
Deja, hermano, que descanse,
deja que tome un respiro.



Comprende que en cualquier tiempo,
en los de hoy y en los idos,
suele hacerse cuesta arriba
contar un cuento seguido
que hable siempre de la guerra,
que hable siempre de lo mismo.

De tanques, de fuego y nieve, 
de peales y chamizos, 
de chamizos y peales,
del tabaco y de los fríos.
Es costumbre al guardabosque
hablarle solo de pinos, 
de peces, al pescador,
al albañil, de ladrillos,
de la harina, al panadero,
y al vinatero, de vinos.
Y de la guerra al soldado,
guerra va y guerra vino.
La guerra es guerra, se entiende,
pero el quid está, de fijo,
en regresar vencedor
de todos los enemigos.
Después de ajustar las cuentas, 
si el soldado sale vivo,
es el cuento de la guerra
en su casa el preferido.
Es entonces un placer
oírlo todo seguido
y con el mayor detalle:
lo que su carne ha sufrido,
lo que han andado sus piernas,
lo que sus ojos han visto.
Todo lo que, por ahora,
queda dentro recogido…
¡Cava, pala, tierra dura!
¡Tanque, aplasta! ¡Suena, tiro!
¡Clávate bien, bayoneta!
¡Bomba, suelta tu estallido!
El combatiente, en la guerra, 
habla de paz y de trigo.
¿Que la vida es preferible?
Nadie lo discute, amigo.
Pero la guerra es un mar
que rebrama enfurecido.
Bien Sería menester
alejar ese bramido
de nuestra tierra querida,
eso pienso y eso digo.
Pero mientras en la Patria
haya terreno cautivo,
yo, que tanto amo la paz,
solo la guerra concibo.

 !Vasili Tiorkin!
Alexandr Tvardovski
Editorial Progreso. Moscú.
Traducido al español en 1975, por José Vento Molina.

Read More