David Fernàndez: “La extrema derecha cala porque azuza el malestar”

Esta entrevista a David Fernàndez está incluida en el dossier sobre neofascismos de #LaMarea44

Pese a que hace meses que se ha retirado de la primera línea política, David Fernàndez (Barcelona, 1974) es uno de los nombres de referencia de la CUP. Fernàndez enumera tres causas que explican el “inquietante” auge de personajes como Donald Trump, Marine Le Pen o Nigel Farage: “La gestión populista y securitaria del miedo, la ausencia y autoderrota de la izquierda y la voluntad sistémica de que nada cambie”. El paisaje devastado que deja la crisis, sumado a las tensiones inherentes al modelo (racismo, clasismo, sexismo) hace que los mensajes de odio se multipliquen. “La extrema derecha utiliza discursos salvadores, éticamente terribles, que calan hondo porque azuzan el núcleo del malestar: son como gasolina al fuego”, advierte el periodista de La Directa.

Fernàndez se muestra muy crítico con la actitud de buena parte de las fuerzas progresistas, especialmente de la socialdemocracia europea, por dar alas al crecimiento ultra. “[Los sociólogos] Offe y Wallerstein lo han abordado a fondo hace años: esa izquierda soberbia, arrogante y prepotente; negligente con los sectores desposeídos; institucionalizada y connivente con los poderes fácticos; vertical, clientelar y jerárquica, y con escasa sensibilidad ante cuestiones emergentes”, denuncia el exdiputado de la CUP. Y añade: “Los partidos progresistas no sólo han olvidado la defensa de los sectores más vulnerables y precarizados sino, y sobre todo, han gestionado una salida neoliberal a la crisis”.

La solución al problema pasa, en opinión de Fernàndez, por “reconstruir lo político cotidiana, recomponer lo comunitario y rehacer el vínculo social tan deteriorado por años de neoliberalismo”. Porque de toda crisis se sale por “vías democráticas” o por “vías regresivas”.  Y recuerda a Gramsci, al afirmar que todo modelo autoritario es el post de intentos democratizadores fallidos. “Antes Trump que Sanders. Antes reproducir el sistema que transformarlo. Como si no hubiéramos aprendido nada: el fascismo fue el modo de gestión del capitalismo en tiempos de crisis”, concluye.

Más en lamarea.com

Read More