You are here

Octubre: Para cada proletario, para toda la clase obrera.

Por Nestor Guadaño.

Asistiendo al teatro imperialista de los Trump, Merkel y Rajoy, observo que la Dictadura de los Mercados sobre la mayoría de la población es cada vez más intensa.

Estamos en tiempo de recoger las enseñanzas de Octubre

Una sociedad libre es aquella en que todos sus integrantes tienen los mismos beneficios, donde el mismo trabajo es remunerado para todos de igual manera, sean mujeres u hombres, sean dirigentes o dirigidos, donde los privilegios son de todos, y todos aportan, con lo mejor que cada persona tiene.
 
F.E. Dzerzhinsky, V.I. Lenin, J. Sverdlov, J. Stalin y otros dirigentes del Estado soviético recibieron el salario medio de cualquier trabajador, soportaron todas las dificultades de la vida con el pueblo, y suprimieron severamente los intentos de aumentar sus salarios u otorgarseles privilegios.

Lunacharsky laboró durante sus últimos cinco años de vida 20 horas al día, siendo el Comisario de Instrucción Pública, proletarizando su pensamiento intelectual.

Dzerzhinsky dijo a menudo que “no hicimos una revolución para nosotros mismos, sino para la gente y debemos vivir como vive el pueblo”. Padeció decenas de años de cárceles zaristas. Su cuerpo estaba cosido a cicatrices de los tormentos. Fue uno de los mejores guardianes de la causa proletaria. Dio su vida en la lucha por la felicidad de los trabajadores, falleció luchando contra los contrarrevolucionarios.


Boris Vasin me escribió hace poco tiempo, desde Rusia con amargo desencanto:
“Sin embargo, en las últimas tres décadas, el rostro de Rusia y el legado de Stalin, ha comenzado a ser analizado de manera positiva. La esencia de los logros verdaderamente históricos de Stalin son olvidados por la `Historia Burguesa´. Elevó a Rusia desde el arado a los reactores nucleares. Contribuyó a que Rusia fuera el segundo país industrializado en el mundo. 
Esto no es solamente el resultado del progreso puramente material y del trabajo organizativo. Tales logros no habrían sido posibles sin una amplia revolución cultural, durante la cual toda la población asistió a la escuela y estudió muy duro, aplicando lo aprendido en la producción social. ¿Es que lo han olvidado, los actuales habitantes de Rusia?” 

А.А. Зиновьев

 “Algún día retornaremos a estos acontecimientos. Y nos parece increíble que se lograsen”
Y todo este desarrollo social de la población, en medio de los contrarrevolucionarios, que pugnaban para que no se desarrollase el proletariado como sujeto revolucionario, para que este no elevase la conciencia de la mayoría de campesinos, como así fue (recuerdo la epopeya de 1928 de mandar al campo a 25.000 trabajadores de las ciudades, allí trabajaron y allí se imbricaron con la población local).
En medio del acoso imperialista. Como ejemplo sirve el chantaje del Gobierno del Reino Unido del año 1929. Este exige, antes de reanudar las relaciones diplomáticas con la URSS, que los soviéticos hagan concesiones sobre una serie de cuestiones, incluido el reconocimiento de las deudas reales. Stalin escribió a Mólotov el 9 de septiembre: “Seríamos las últimas personas, si no pudiéramos responder a estos individuos insolentes, brevemente y claramente” . Mólotov respondió solamente en un escueto comunicado “No“.
El 5 de noviembre de 1929, sin ninguna concesión a Moscú, la Cámara de los Comunes aprobó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la URSS.

Para cada uno, para toda la clase obrera.
El socialismo no es un deseo utópico. 
El Socialismo es hoy, más que nunca una realidad. Quienes no quieren difundirlo, consignarlo en sus comunicados, obviando su alcance o simplemente ignorando el pasado están en la trichera imperialista. Porque en los países donde las multinacionales ejercen su poder, la alternativa social solamente es el Socialismo, sin etapas intermedias, de conciliación de clases, de prebendas institucionales, de fronteras separadas. Todos los obreros, de todos los países donde el imperialismo está lacerando las condiciones de vida son compañeros de lucha y forjadores del Comunismo.
Lenin, Stalin, Sverdlov, etc…no tuvieron propiedades, solo beneficios como los demás trabajadores, no entendían conceptos como propiedad intelectual, herencia, patentes, usura, porque todos sus compañeros eran proletarios, eran hermanos de clase, y devolvieron con hechos, su apoyo por conseguir sus anhelos y futuro. 
Hoy somos sus herederos y luchamos por su legado, difundiendo y compartiendo estas enseñanzas.
Read More

Octubre: Para cada proletario, para toda la clase obrera.

Por Nestor Guadaño.

Asistiendo al teatro imperialista de los Trump, Merkel y Rajoy, observo que la Dictadura de los Mercados sobre la mayoría de la población es cada vez más intensa.

Estamos en tiempo de recoger las enseñanzas de Octubre

Una sociedad libre es aquella en que todos sus integrantes tienen los mismos beneficios, donde el mismo trabajo es remunerado para todos de igual manera, sean mujeres u hombres, sean dirigentes o dirigidos, donde los privilegios son de todos, y todos aportan, con lo mejor que cada persona tiene.
 
F.E. Dzerzhinsky, V.I. Lenin, J. Sverdlov, J. Stalin y otros dirigentes del Estado soviético recibieron el salario medio de cualquier trabajador, soportaron todas las dificultades de la vida con el pueblo, y suprimieron severamente los intentos de aumentar sus salarios u otorgarseles privilegios.

Lunacharsky laboró durante sus últimos cinco años de vida 20 horas al día, siendo el Comisario de Instrucción Pública, proletarizando su pensamiento intelectual.

Dzerzhinsky dijo a menudo que “no hicimos una revolución para nosotros mismos, sino para la gente y debemos vivir como vive el pueblo”. Padeció decenas de años de cárceles zaristas. Su cuerpo estaba cosido a cicatrices de los tormentos. Fue uno de los mejores guardianes de la causa proletaria. Dio su vida en la lucha por la felicidad de los trabajadores, falleció luchando contra los contrarrevolucionarios.


Boris Vasin me escribió hace poco tiempo, desde Rusia con amargo desencanto:
“Sin embargo, en las últimas tres décadas, el rostro de Rusia y el legado de Stalin, ha comenzado a ser analizado de manera positiva. La esencia de los logros verdaderamente históricos de Stalin son olvidados por la `Historia Burguesa´. Elevó a Rusia desde el arado a los reactores nucleares. Contribuyó a que Rusia fuera el segundo país industrializado en el mundo. 
Esto no es solamente el resultado del progreso puramente material y del trabajo organizativo. Tales logros no habrían sido posibles sin una amplia revolución cultural, durante la cual toda la población asistió a la escuela y estudió muy duro, aplicando lo aprendido en la producción social. ¿Es que lo han olvidado, los actuales habitantes de Rusia?” 

А.А. Зиновьев

 “Algún día retornaremos a estos acontecimientos. Y nos parece increíble que se lograsen”
Y todo este desarrollo social de la población, en medio de los contrarrevolucionarios, que pugnaban para que no se desarrollase el proletariado como sujeto revolucionario, para que este no elevase la conciencia de la mayoría de campesinos, como así fue (recuerdo la epopeya de 1928 de mandar al campo a 25.000 trabajadores de las ciudades, allí trabajaron y allí se imbricaron con la población local).
En medio del acoso imperialista. Como ejemplo sirve el chantaje del Gobierno del Reino Unido del año 1929. Este exige, antes de reanudar las relaciones diplomáticas con la URSS, que los soviéticos hagan concesiones sobre una serie de cuestiones, incluido el reconocimiento de las deudas reales. Stalin escribió a Mólotov el 9 de septiembre: “Seríamos las últimas personas, si no pudiéramos responder a estos individuos insolentes, brevemente y claramente” . Mólotov respondió solamente en un escueto comunicado “No“.
El 5 de noviembre de 1929, sin ninguna concesión a Moscú, la Cámara de los Comunes aprobó el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con la URSS.

Para cada uno, para toda la clase obrera.
El socialismo no es un deseo utópico. 
El Socialismo es hoy, más que nunca una realidad. Quienes no quieren difundirlo, consignarlo en sus comunicados, obviando su alcance o simplemente ignorando el pasado están en la trichera imperialista. Porque en los países donde las multinacionales ejercen su poder, la alternativa social solamente es el Socialismo, sin etapas intermedias, de conciliación de clases, de prebendas institucionales, de fronteras separadas. Todos los obreros, de todos los países donde el imperialismo está lacerando las condiciones de vida son compañeros de lucha y forjadores del Comunismo.
Lenin, Stalin, Sverdlov, etc…no tuvieron propiedades, solo beneficios como los demás trabajadores, no entendían conceptos como propiedad intelectual, herencia, patentes, usura, porque todos sus compañeros eran proletarios, eran hermanos de clase, y devolvieron con hechos, su apoyo por conseguir sus anhelos y futuro. 
Hoy somos sus herederos y luchamos por su legado, difundiendo y compartiendo estas enseñanzas.
Read More