You are here

Los ejercicios ruso-bielorrusos «Zapad 2017», por Valentin Vasilescu

Desde la organización del golpe de Estado en Ucrania, la instalación de nazis en Kiev y el regreso de Crimea a la Federación Rusa, la OTAN se empeña en alimentar la paranoia de sus miembros en el este de Europa. Según Bruselas, lo que hizo Moscú no fue proteger a los pueblos de Crimea de un gobierno plagado de nazis sino conquistar por la fuerza y anexar ese territorio históricamente ruso. Apoyándose en esa narrativa, Washington ha logrado ocupar militarmente el este de Europa, sin que protesten los pueblos sometidos a esa ocupación. Al contrario, ahora se alarman ante cada maniobra militar rusa.

Read More

Lukashenko felicita a los bielorrusos en el Centenario de la Revolución de Octubre

Por Discred.ru, extraído de la Agencia de Noticias Belta, traducción N.G.

En la historia del mundo, hay hitos y eventos que afectan los destinos de los pueblos, predeterminan su desarrollo posterior. Octubre de 1917 está marcado por la aparición en el mapa político del país, de una forma de vida fundamentalmente nueva, y por la proclamación del derecho de las naciones a la autodeterminación”, dice el saludo.

El jefe de Estado señaló que los principios socioeconómicos formados durante la Unión Soviética formaron la base para el desarrollo del potencial industrial, científico, agrícola y social del estado bielorruso moderno.

“Hoy vivimos en un país soberano e independiente. Con nuestra inteligencia, talento y diligencia estamos construyendo un estado fuerte y estable, en el que el valor principal sosn sus habitantes, verdaderos patriotas y dueños de su tierra natal”, destacó Alexandr Lukashenko.


Fuente original:
https://www.discred.ru/2017/11/07/lukashenko-pozdravil-belorusov-s-100-letnim-yubileem-oktyabrskoj-revolyutsii/

Read More

Visita del Canciller cubano Díaz-Canel, para nuevas relaciones de inversiones tecnológicas bielorrusas-cubanas

Por diversos Medios Informativos, tanto bielorrusa, española como cubanas (Belta, Cuba Información, Prensa Latina, Cuba Hoy, Cubadebate, Juventud Rebelde).

Reunidos durante más de una hora con Díaz-Canel en el Consejo de la República de la Asamblea Nacional de Belarús, su titular, Mijail Myasnikóvich; y el presidente de la Cámara de Representantes de ese órgano, Vladímir Andréichenko, respaldaron esa iniciativa.
Asimismo, la parte belarusa manifestó interés en emprender acciones conjuntas para incrementar el flujo de turistas desde la nación centroeuropea hacia la isla del Caribe.
Myasnikóvich destacó respecto a los nexos económicos bilatarales un incremento de los proyectos, lo cual calificó de clave.
Sin embargo, opinó sobre la base del excelente estado de las relaciones políticas entre Minsk y La Habana, que aún existen reservas para alcanzar en los vínculos comerciales.
Apoyó el legislador la idea de trabajar en la búsqueda de inversiones conjuntas y procurar esquemas financieros factibles.
Acerca de la presencia en Minsk del primer vicepresidente cubano, Myasnikóvich expresó satisfacción por la oportunidad de conocer “de primera mano la realidad cubana”.
Andréichenko, en tanto, reprodujo declaraciones del presidente Alexandr Lukashenko, quien reiteró que el curso de asociación estratégica con Cuba es invariable, y que un papel decisivo en el fortalecimiento de las relaciones corresponde a los parlamentos.
Cuba y Belarús tienen una fructífera olaboración en la ONU y otros foros multilaterales, como la Unión Interparlamentaria, acotó.
Reafirmó el congresista que su país mantiene invariable la postura de votar en la Asamblea General de Naciones Unidas a favor de la eliminación del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.
Los dos líderes parlamentarios agradecieron el apoyo de la parte cubana para que Bielorrusia pudiera ser miembro observador del Parlamento Latinoamericano (Parlatino).
Díaz-Canel, por su parte, se refirió a las líneas principales de colaboración económica-comercial, además de resaltar que los nexos políticos son excelentes.
Expresó que el acuerdo de intercambio comercial compensado se inserta en todo el programa de actualización del modelo económico de la isla, consideró positivo el otorgamiento de un crédito gubernamental de Bielorrusia a Cuba en 2015 y la intención de extenderlo en el período 2016.
Apreció el primer vicepresidente cubano que la celebración del primer encuentro de la Comisión Conjunta de Ciencia y Tecnología abrió múltiples perspectivas para el desarrollo de la industria farmacéutica, la informática y la creación en Cuba de un parque tecnológico.
Díaz-Canel destacó que todo lo anterior se inserta en el contenido de documentos recientemente debatidos por el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba y que constituyen la base de la conceptualización del modelo económico-social y la visión de la nación hasta 2030, textos que serán aprobados en un próximo proceso de discusión popular.
Culminó Diaz-Canel exitosa visita a Bielorrusia. Comienza mañana visita a Rusia.
El Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba Miguel Díaz-Canel Bermúdez culminó este martes su visita oficial a Bielorrusia, tras desarrollar diversos encuentros de alto nivel, incluídas las reuniones con el Presidente y el Primer Ministro de la nación.
En la última jornada, Díaz Canel sostuvo una fraternal reunión con el Presidente del Consejo de la República y el Presidente de la Cámara de Representantes del  Parlamento bielorruso, también visitó la Academia de Administración Pública de Belarús y el Museo de la Gran Guerra Patria.
Con los líderes parlamentarios conversó sobre la posibilidad de emprendimientos conjuntos en el sector farmacéutico. Durante la visita a la Academia de Administración Pública se proyectó reforzar los vínculos de esa institución con la Escuela Superior de Cuadros del Estado y el Gobierno de la República de Cuba. Finalmente, en el Museo que recuerda la gesta de los pueblos que conformaban la Unión Soviética frente al fascismo, el Vicepresidente cubano escribió en el libro de visitantes que la humanidad no debe olvidar la historia que recoge este museo.
El Viceministro cubano de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra, que acompaña a Díaz Canel en esta visita valoró en su cuenta de Twitter: Cooperación, confianza y futuro en relaciones entre Belarús y Cuba. Exitosa visita de Díaz-Canel a Belarús.
A partir del miércoles en Rusia
El Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, realizará a partir de mañana 25 de mayo una visita oficial a la Federación de Rusia.
La visita dará continuidad a la excelente relación bilateral y al alto nivel de diálogo político que han mantenido ambos países. La agenda de trabajo prevista comprende encuentros con altas autoridades del Gobierno y del Estado de la Federación de Rusia.
La delegación está integrada por el Viceministro de Relaciones Exteriores Rogelio Sierra Díaz, y el Embajador de Cuba en la Federación de Rusia, Emilio Lozada García.
Las relaciones entre Bielorrusia y Cuba han resistido la prueba del tiempo
Crean sólida base jurídica, política y económica de cooperación bilateral, respaldada por cerca de 30 acuerdos intergubernamentales.

Díaz Canel durante su visita a la fábrica de vehículos en Minsk (MAZ) que produce camiones para Cuba. Foto: Cuenta en Twitter de Rogelio Sierra, VM MINREX
El primer ministro de Bielorrusia, Andrei Kobiakov, aseguró que la colaboración estratégica de su país y Cuba puede servir de ejemplo a otras naciones por el nivel de consolidación alcanzado, reseño PL.

Durante una reunión aquí con el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la Isla, Miguel Díaz-Canel, Kobiakov resaltó la base sobre la cual se sustentan esos logros.
Creamos una segura y sólida base jurídica, política y económica de cooperación bilateral, respaldada por cerca de 30 acuerdos intergubernamentales, resaltó el Presidente del Gobierno.
Nos sentimos orgullosos de las relaciones fraternales que mantenemos con Cuba, dijo a su interlocutor y a la delegación que le acompaña, de la cual forman parte el vicecanciller Rogelio Sierra y el embajador de La Habana ante Minsk, Gerardo Suárez.
Informó el titular que el intercambio comercial bilateral sumó 67 millones de dólares, lo cual significó un crecimiento de 50 puntos porcentuales respecto al año anterior.
Lo más importante es que ese intercambio está balanceado porque Bielorrusia exportó hacia Cuba unos 36 millones de dólares e importó unos 31 millones en productos procedentes de la Isla.
Tras exponer ese resultado, Kobiakov llamó a trabajar para que se mantenga un flujo similar en ambas direcciones.
En relación con la presencia del Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba en Minsk, comentó que confirma la voluntad de ese país amigo de profundizar sus vínculos con la nación centroeuropea.
Su visita constituye un acto de simpatía sincera hacia el pueblo belaruso, expresó el Jefe de Gobierno a Díaz-Canel.
El dirigente cubano, en tanto, expresó satisfacción por visitar a Bielorrusia por primera vez, calificó de excelentes las relaciones entre los dos países, al tiempo que transmitió la voluntad de profundizar esos vínculos en todas las esferas de interés común.
Subrayó que los dos países comparten visiones sobre importantes temas de la agenda internacional, lo que favorece el desarrollo de una fructífera cooperación.
Deseamos incrementar el nivel de las exportaciones a Bielorrusia de productos farmacéuticos y de la biotecnología sobre la base del Acuerdo de Intercambio Compensado (AIC), ejemplo de cuánto se puede avanzar sobre la base de la complementariedad, indicó.
Reiteró Díaz-Canel el interés de promover un incremento de los intercambios mercantiles a partir de una mayor exportación de bienes y servicios cubanos hacia el mercado bielorruso y dentro de la Unión Económica Eurasiática.
Sobre la visita, destacó que se realiza en una coyuntura especial, tras concluir recientemente el 7º. Congreso del Partido Comunista de Cuba, el cual ratificó el objetivo estratégico de impulsar y consolidar la construcción de una sociedad socialista, próspera y sostenible.
Ambas partes coincidieron en que la visita ocurre en un momento propicio y contribuirá a materializar los proyectos acordados entre los dos países.
Read More

Bielorrusia: 1 por ciento de desempleo gracias al control estatal de la economía

Por Libre Red 

lukashenko
En el contexto de una crisis económica sin precedentes en Europa, con altos índices de desempleo, despidos masivos tanto en el sector privado como público y un deterioro alarmante de las condiciones de vida de la clase trabajadora, sorprende encontrar un país con una tasa de desempleo de tan sólo un 1 por ciento [1].
Se trata de la República de Bielorrusia, conformada por casi 10 millones de habitantes y presidida actualmente por Alexandr Lukashenko. Este país formó parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) hasta 1991.
Tras la desintegración de la Unión Soviética, Bielorrusia se declaró independiente y mantuvo en su mayoría el control estatal de la economía. Por ejemplo, la banca extranjera está prácticamente excluida del país, los bienes y servicios básicos están subvencionados por el Estado, los precios de venta al por menor están regulados y el gobierno sigue apostando por las empresas estatales. De hecho, el 51,2 por ciento de los bielorrusos trabajan en compañías estatales, el 47,4 por ciento son empleados de empresas privadas nacionales y el 1,4 por ciento trabajan para empresas de capital extranjero afincadas en el país.
El propio semanal británico The Economist, haciendo referencia a un informe sobre Libertad Económica de la Heritage Foundation dice en uno de sus artículos que “Lukashenko sigue una política de intervención del Estado omnipresente en la economía” y que “el gobierno niega los derechos de propiedad sobre los bienes comunes, conservando los recursos naturales, aguas, bosques y tierras bajo control público”. [2]
El Washington Post, por su parte, informa que “la economía de Bielorrusia sigue siendo controlada por el Estado y los alimentos de la nación se cultivan en granjas colectivas.” [3]
Al parecer, este conjunto de políticas de redistribución de ingresos serían las responsables de los exitosos niveles de igualdad en la sociedad bielorrusa.
Según informaciones del diario ucraniano Rabochaya Gazeta, el porcentaje de población de Bielorrusia con unos ingresos inferiores al baremo que marca el umbral de la pobreza en la república, descendió por siete en el periodo comprendido entre el 2001 y el 2008, pasando del 41,9 por ciento al 6,1 por ciento. Los ingresos reales de la población en ese periodo se multiplicaron por 3. La correlación entre el 10 por ciento de los ciudadanos más acomodados y el 10 por ciento de los más desfavorecidos, en el 2009 fue de 5,9 puntos (en Rusia llega al 34). También es un indicador significativamente inferior que el que registran otros países de la antigua URSS.
Antonius Broek, representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) declaró durante la presentación del Informe sobre Desarrollo Humano de 2011 que “en Bielorrusia apenas hay pobreza”. Broek aclaró que según el índice internacional de pobreza, Bielorrusia posee el índice casi cero.
Estos datos contrastarían con los altos índices de pobreza y desigualdad social que mantienen otras ex repúblicas socialistas como Polonia, Ucrania, Hungría, Rumanía o Letonia, que realizaron una “transición” hacia el capitalismo.
Un ‘mal ejemplo’ a seguir
Estos datos socio-económicos son censurados en los medios de comunicación de masas que se encuentran controlados por el Gran Capital y que evidentemente responden a intereses capitalistas.
Estados Unidos y Europa ven a la República de Bielorrusia como un mal ejemplo a seguir por sus países vecinos. Se trata de la todavía vigente batalla ideológica entre Capitalismo y Socialismo. No es casualidad que a menudo la prensa capitalista catalogue como “dictador” o “autoritario” al presidente Lukaschenko. De hecho, el Departamento de Estado de EEUU ha ido más allá y en 2011 financió a cinco partidos políticos y 566 activistas de la oposición bielorrusa, y apoyó la formación de más de 70 organizaciones de la sociedad civil, 71 periodistas antigubernamentales y 21 medios de comunicación opositores.
Pero más allá de la manipulación mediática y el acoso de Washington es importante dejar claro que Bielorrusia es una democracia pluripartidista y con sufragio universal. Desde el año 2007, 98 de los 110 miembros de la Cámara de Representantes de Bielorrusia no están afiliados a ningún partido político y de los otros doce miembros, ocho de ellos pertenecen al Partido Comunista de Bielorrusia, tres al Partido Agrario de Bielorrusia, y uno al Liberal Partido Democrático de Bielorrusia. La mayoría de los no-partidarios representan un amplio abanico de organizaciones sociales como trabajadores, asociaciones públicas y organizaciones de la sociedad civil.

Notas:

[1] CIA World Factbook, 1 de Enero de 2011. [2] The Heritage Foundation, 2007 “Índice de Libertad Económica”. [3] The Washington Post, 23 de septiembre de 2005.

Read More

Bielorrusia: 1 por ciento de desempleo gracias al control estatal de la economía

Por Libre Red 

lukashenko
En el contexto de una crisis económica sin precedentes en Europa, con altos índices de desempleo, despidos masivos tanto en el sector privado como público y un deterioro alarmante de las condiciones de vida de la clase trabajadora, sorprende encontrar un país con una tasa de desempleo de tan sólo un 1 por ciento [1].
Se trata de la República de Bielorrusia, conformada por casi 10 millones de habitantes y presidida actualmente por Alexandr Lukashenko. Este país formó parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) hasta 1991.
Tras la desintegración de la Unión Soviética, Bielorrusia se declaró independiente y mantuvo en su mayoría el control estatal de la economía. Por ejemplo, la banca extranjera está prácticamente excluida del país, los bienes y servicios básicos están subvencionados por el Estado, los precios de venta al por menor están regulados y el gobierno sigue apostando por las empresas estatales. De hecho, el 51,2 por ciento de los bielorrusos trabajan en compañías estatales, el 47,4 por ciento son empleados de empresas privadas nacionales y el 1,4 por ciento trabajan para empresas de capital extranjero afincadas en el país.
El propio semanal británico The Economist, haciendo referencia a un informe sobre Libertad Económica de la Heritage Foundation dice en uno de sus artículos que “Lukashenko sigue una política de intervención del Estado omnipresente en la economía” y que “el gobierno niega los derechos de propiedad sobre los bienes comunes, conservando los recursos naturales, aguas, bosques y tierras bajo control público”. [2]
El Washington Post, por su parte, informa que “la economía de Bielorrusia sigue siendo controlada por el Estado y los alimentos de la nación se cultivan en granjas colectivas.” [3]
Al parecer, este conjunto de políticas de redistribución de ingresos serían las responsables de los exitosos niveles de igualdad en la sociedad bielorrusa.
Según informaciones del diario ucraniano Rabochaya Gazeta, el porcentaje de población de Bielorrusia con unos ingresos inferiores al baremo que marca el umbral de la pobreza en la república, descendió por siete en el periodo comprendido entre el 2001 y el 2008, pasando del 41,9 por ciento al 6,1 por ciento. Los ingresos reales de la población en ese periodo se multiplicaron por 3. La correlación entre el 10 por ciento de los ciudadanos más acomodados y el 10 por ciento de los más desfavorecidos, en el 2009 fue de 5,9 puntos (en Rusia llega al 34). También es un indicador significativamente inferior que el que registran otros países de la antigua URSS.
Antonius Broek, representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) declaró durante la presentación del Informe sobre Desarrollo Humano de 2011 que “en Bielorrusia apenas hay pobreza”. Broek aclaró que según el índice internacional de pobreza, Bielorrusia posee el índice casi cero.
Estos datos contrastarían con los altos índices de pobreza y desigualdad social que mantienen otras ex repúblicas socialistas como Polonia, Ucrania, Hungría, Rumanía o Letonia, que realizaron una “transición” hacia el capitalismo.
Un ‘mal ejemplo’ a seguir
Estos datos socio-económicos son censurados en los medios de comunicación de masas que se encuentran controlados por el Gran Capital y que evidentemente responden a intereses capitalistas.
Estados Unidos y Europa ven a la República de Bielorrusia como un mal ejemplo a seguir por sus países vecinos. Se trata de la todavía vigente batalla ideológica entre Capitalismo y Socialismo. No es casualidad que a menudo la prensa capitalista catalogue como “dictador” o “autoritario” al presidente Lukaschenko. De hecho, el Departamento de Estado de EEUU ha ido más allá y en 2011 financió a cinco partidos políticos y 566 activistas de la oposición bielorrusa, y apoyó la formación de más de 70 organizaciones de la sociedad civil, 71 periodistas antigubernamentales y 21 medios de comunicación opositores.
Pero más allá de la manipulación mediática y el acoso de Washington es importante dejar claro que Bielorrusia es una democracia pluripartidista y con sufragio universal. Desde el año 2007, 98 de los 110 miembros de la Cámara de Representantes de Bielorrusia no están afiliados a ningún partido político y de los otros doce miembros, ocho de ellos pertenecen al Partido Comunista de Bielorrusia, tres al Partido Agrario de Bielorrusia, y uno al Liberal Partido Democrático de Bielorrusia. La mayoría de los no-partidarios representan un amplio abanico de organizaciones sociales como trabajadores, asociaciones públicas y organizaciones de la sociedad civil.

Notas:

[1] CIA World Factbook, 1 de Enero de 2011. [2] The Heritage Foundation, 2007 “Índice de Libertad Económica”. [3] The Washington Post, 23 de septiembre de 2005.

Read More