You are here

"El fascismo moderno está saliendo al descubierto": Periodistas reaccionan tras los nuevos cargos criminales contra Assange

Comunicadores estadounidenses temen el fin de la libertad de prensa tras las imputaciones, las primeras en su clase en toda la historia de EE.UU.


La imputación por parte del Gobierno estadounidense de 17 cargos criminales adicionales contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sorprendido y horrorizado a periodistas dentro y fuera de ese país, que se refieren a este acto como un ataque sin precedentes a la libertad de prensa.
El activista australiano, despojado en abril de su asilo político y posteriormente encarcelado en Reino Unido, se enfrenta ahora a una pena de hasta 175 años de prisión en caso de ser extraditado al país norteamericano y encontrado culpable.
«La acusación de espionaje contra Assange, por sus publicaciones, es un ataque frontal extremadamente peligroso contra la prensa libre. Malo, malo, malo«, lamentó Chris Hayes, de MSNBC. «Este es un territorio peligroso, peligroso«, aseveró el escritor James Ball, subrayando que «lo que le pasa a Assange hoy puede pasarle al New York Times o al Washington Post mañana».

John Pilger, laureado reportero y creador de documentales, también advirtió que los principales medios de comunicación serán los siguientes en ser colocados bajo la mira, y declaró sin escatimar palabras que «el fascismo moderno está saliendo al descubierto». «La guerra contra Julian Assange es ahora una guerra contra todos», añadió.
Por su parte, Glenn Greenwald, reportero de The Intercept, consideró que las personas que en los últimos años han proclamado sentirse preocupados por los ataques contra la prensa, «ahora tendrán que decidir si realmente lo decían en serio» o si aplaudirán los «ataques frontales a la libertad de prensa» por parte de la Administración del presidente Donald Trump.
Primera Enmienda
El ataque al que este y otros comunicadores se refieren tiene que ver con la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU., que prohíbe, entre otras cosas, la creación de leyes que limiten o amenacen la libertad de expresión y de prensa.
«Este es el ataque más grave a la Primera Enmienda en años, posiblemente en la historia», aseveró el periodista independiente Michael Tracey. «Si usted afirma ser un defensor de la ‘libertad de prensa’ y al mismo tiempo aplaude este asalto indignante y sin precedentes a la Primera Enmienda, usted es solo un completo idiota», añadió.

Tracey puntualizó que esta es la «primera vez en la historia» que un periodista en ejercicio es imputado bajo la denominada Ley de Espionaje de EE.UU. Sin embargo, John Demers, asistente del fiscal general para la Seguridad Nacional, del Departamento de Justicia, afirmó al anunciar estas acusaciones que «Julian Assange no es ningún periodista».
Decir que Julian NO es un periodista es lo más riesgoso para el futuro del periodismo. Que lo digan periodistas hoy le costará el futuro a la profesión. Es dispararse en el pie. @wikileaks en estos tiempos es más necesario que nunca.

35 people are talking about this

Al respecto, Jeffrey St. Clair, editor del portal CounterPunch, considera que la labor de WikiLeaks difiere de manera considerable de la de los medios de comunicación tradicionales, pero solo debido a que «Assange ha tenido que emitir menos rectificaciones que el New York Times y ninguna de sus historias ha ayudado a lanzar una guerra«. Una internauta, por su parte, opinó que el activista «estaría a salvo» si, por el contrario, hubiese apoyado el belicismo.

NYT: «Much of what Mr. Assange does at WikiLeaks is difficult to distinguish in a legally meaningful way from what traditional news organizations like NYT do.» Well, Assange has had to issue fewer corrections than the NYT & none of his stories has helped launch a war.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Tema: WikiLeaks




Read More

"El fascismo moderno está saliendo al descubierto": Periodistas reaccionan tras los nuevos cargos criminales contra Assange

Comunicadores estadounidenses temen el fin de la libertad de prensa tras las imputaciones, las primeras en su clase en toda la historia de EE.UU.


La imputación por parte del Gobierno estadounidense de 17 cargos criminales adicionales contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sorprendido y horrorizado a periodistas dentro y fuera de ese país, que se refieren a este acto como un ataque sin precedentes a la libertad de prensa.
El activista australiano, despojado en abril de su asilo político y posteriormente encarcelado en Reino Unido, se enfrenta ahora a una pena de hasta 175 años de prisión en caso de ser extraditado al país norteamericano y encontrado culpable.
«La acusación de espionaje contra Assange, por sus publicaciones, es un ataque frontal extremadamente peligroso contra la prensa libre. Malo, malo, malo«, lamentó Chris Hayes, de MSNBC. «Este es un territorio peligroso, peligroso«, aseveró el escritor James Ball, subrayando que «lo que le pasa a Assange hoy puede pasarle al New York Times o al Washington Post mañana».

John Pilger, laureado reportero y creador de documentales, también advirtió que los principales medios de comunicación serán los siguientes en ser colocados bajo la mira, y declaró sin escatimar palabras que «el fascismo moderno está saliendo al descubierto». «La guerra contra Julian Assange es ahora una guerra contra todos», añadió.
Por su parte, Glenn Greenwald, reportero de The Intercept, consideró que las personas que en los últimos años han proclamado sentirse preocupados por los ataques contra la prensa, «ahora tendrán que decidir si realmente lo decían en serio» o si aplaudirán los «ataques frontales a la libertad de prensa» por parte de la Administración del presidente Donald Trump.
Primera Enmienda
El ataque al que este y otros comunicadores se refieren tiene que ver con la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU., que prohíbe, entre otras cosas, la creación de leyes que limiten o amenacen la libertad de expresión y de prensa.
«Este es el ataque más grave a la Primera Enmienda en años, posiblemente en la historia», aseveró el periodista independiente Michael Tracey. «Si usted afirma ser un defensor de la ‘libertad de prensa’ y al mismo tiempo aplaude este asalto indignante y sin precedentes a la Primera Enmienda, usted es solo un completo idiota», añadió.

Tracey puntualizó que esta es la «primera vez en la historia» que un periodista en ejercicio es imputado bajo la denominada Ley de Espionaje de EE.UU. Sin embargo, John Demers, asistente del fiscal general para la Seguridad Nacional, del Departamento de Justicia, afirmó al anunciar estas acusaciones que «Julian Assange no es ningún periodista».
Decir que Julian NO es un periodista es lo más riesgoso para el futuro del periodismo. Que lo digan periodistas hoy le costará el futuro a la profesión. Es dispararse en el pie. @wikileaks en estos tiempos es más necesario que nunca.

35 people are talking about this

Al respecto, Jeffrey St. Clair, editor del portal CounterPunch, considera que la labor de WikiLeaks difiere de manera considerable de la de los medios de comunicación tradicionales, pero solo debido a que «Assange ha tenido que emitir menos rectificaciones que el New York Times y ninguna de sus historias ha ayudado a lanzar una guerra«. Una internauta, por su parte, opinó que el activista «estaría a salvo» si, por el contrario, hubiese apoyado el belicismo.

NYT: «Much of what Mr. Assange does at WikiLeaks is difficult to distinguish in a legally meaningful way from what traditional news organizations like NYT do.» Well, Assange has had to issue fewer corrections than the NYT & none of his stories has helped launch a war.

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Tema: WikiLeaks




Read More

“Detención de Assange es un momento negro para la libertad de prensa”

El ex agente de la NCS Edward Snowden, refugiado en Rusia por revelar detalles del programa de espionaje de Estados Unidos, criticó la actuación de las autoridades ecuatorianas



El ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos Edward Snowden, refugiado en Rusia, calificó de «momento negro» para la libertad de prensa la detención en Londres del fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

«Los críticos de Assange pueden alegrarse, pero este es un momento negro para la libertad de prensa», afirmó este jueves en su cuenta oficial de la red social Twitter.
Snowden, refugiado en Rusia desde hace más de cinco años después de revelar en 2013 detalles de programas de espionaje estadounidense de amplio alcance nacional e internacional, también criticó a las autoridades ecuatorianas. «Las imágenes del embajador de Ecuador que invita a la policía secreta del Reino Unido a la embajada para que saquen a rastras del edificio a un periodista premiado terminarán en los libros de historia», afirmó.
Además, recordó que en 2016 el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias concluyó que el australiano está en una «situación de detención arbitraria».
Snowden señaló que expertos independientes de Naciones Unidas han instado en repetidas ocasiones al Reino Unido a honrar sus obligaciones internacionales y a dejar que Assange salga libremente de la Embajada de Ecuador.
El fundador del portal WikiLeaks fue detenido este jueves en la Embajada de Ecuador en Londres, después de que esta les autorizó a entrar en el lugar, una vez que el gobierno de Lenín Moreno decidió retirarle el asilo, informó una portavoz de Scotland Yard.
Assange, de 47 años de edad, había entrado en la legación diplomática ecuatoriana en 2012 para evitar su extradición a Suecia, que entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales y el temor a ser posteriormente extraditado a Estados Unidos, donde podría ser condenado a cadena perpetua por divulgar datos secretos.
WikiLeaks confirmó que Ecuador ha clausurado el asilo político que había concedido a Assange, una decisión que calificó de ilegal y una violación del derecho internacional.

El Nacional

Read More

"Acusaciones falsas": El portavoz de WikiLeaks arremete contra la entrevista de Lenín Moreno a BBC

El editor jefe de Wikileaks, Kristinn Hrafnsson, y la abogada Jennifer Robinson hablan ante los medios de comunicación fuera del Tribunal de Magistrados de Westminster luego del arresto del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, Londres, Gran Bretaña, el 11 de abril de 2019. Hannah McKay / Reuters




El editor jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, acusa a BBC Mundo de «carecer de decencia» por haber publicado las declaraciones «injustificadas» del líder ecuatoriano contra Julian Assange.

«Terrorista informático» o «publicó imágenes privadas de mi familia» son algunas de las declaraciones contra Julian Assange hechas por el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, en una reciente entrevista con la BBC Mundo que han dejado perplejo al editor jefe y portavoz de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson. 
Según sostuvo Hrafnsson a través de su cuenta de Twitter, las afirmaciones del mandatario ecuatoriano son falsas e injustificadas. Asimismo, critica la «falta de decencia» de la BBC por haber publicado una entrevista con tal contenido.
Utterly disgraced president @Lenin Moreno allowed to make outrageous allegations, easily refuted by facts, about including that he is a “cyber terrorist” and make false claims about WikiLeaks publications. Have you no decency @BBCWorld?

1,075 people are talking about this

«Acusaciones fácilmente refutadas»

«El completamente deshonrado presidente Lenín Moreno se permitió hacer escandalosas acusaciones, fácilmente refutables por los hechos, sobre Assange, incluyendo la de que es un ‘ciberterrorista’, así como afirmaciones falsas sobre las publicaciones de WikiLeaks», reza el tuit del editor.
«¿No tienes decencia BBCWorld?», agregó Hrafnsson bajo un collage de retratos y citas de Moreno, calificadas por el editor de WikiLeaks de vergonzosas.
«Ponemos su vida y sus derechos por encima de todo», se puede leer en una de esas fotos.
  • Assange fue arrestado el pasado jueves por la Policía británica después de permanecer refugiado durante siete años en la misión diplomática de Ecuador en Londres. La detención se precipitó después de que el presidente ecuatoriano decidiera retirar el asilo del que gozaba el periodista.
  • Según aseguró el presidente ecuatoriano, el activista «fue un invitado al que se le ofreció un trato digno«, pero él «no tenía el principio básico de reciprocidad» o «la voluntad de aceptar los protocolos [del] país que lo recibió».
  • La abogada de Assange, Jennifer Robinson, afirma que el supuesto «mal comportamiento» del activista es un pretexto inventado por las autoridades ecuatorianas para entregar al fundador de WikiLeaks a la Policía británica.
  • Las revelaciones más destacadas del portal liderado por Julian Assange incluyen complots imperialistas de Washington contra Hugo Chávez, un video que muestra a helicopteros estadounidenses disparando contra civiles durante la guerra en Irak y evidencias de que EE.UU. armó al Estado Islámico.
Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!


Read More