You are here

La versión oficial sobre Katyn (el guión de Goebbles) desmontada de nuevo por Grover Furr

El caso Katyn fue uno de los que a más esfuerzo de manipulacion dedicó el aparato de propaganda nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Entonces, tanto los ingleses como los norteamericanos, y el resto de los aliados, estaban convencidos de que los verdaderos asesinos de los oficiales polacos en Katyn fueron los soldados alemanes tras atacar a la URSS, después de la retirada del Ejército Rojo de los campos de prisioneros polacos en el territorio de la línea fronteriza marcada tras el final de la Primera Guerra Mundial entre Rusia y Polonia, conocida como la línea Curzon, por ser Lord Curzon el hombre de estado británico que la propuso. Durante la Guerra Civil Rusa, en realidad una agresión de 14 estados capitalistas contra la recién nacida Unión Soviética, esta perdió parte del territorio al este de esta línea (incluyendo parte del oeste de Bielorrusia y de Ucrania).

Caricatura de Goebbles, el creador de la versión oficial de Katyn

Sin embargo, y tras la incontestable victoria del Ejército Rojo en la SGM, con la toma de Berlín, los que fueron considerados también como vencedores, los aliados de la Unión Soviética que no pudieron avanzar tan rápidamente como los obreros soviéticos a pesar de que los soldados nazis les hicieron, utilizando el simil deportivo, el pasillo, no dudaron en tomar el testigo de sus supuestos enemigos militares pero hermanos ideológicos, los nazis, y además de salvar a miles de estos de la cárcel para que pasaran a trabajar en el nuevo imperio, el que podemos llamar IV Reich, se sumaron a las técnicas de propaganda de Goebbles y continuaron defendiendo sus mentiras con el fin de desprestigiar a la, ahora ya por todo el mundo reconocida como tal, poderosa Unión Soviética.

Desde entonces, las fosas comunes de Katyn pasaron de ser el principal objetivo de manipulación de los nazis a estar en el centro de la manipulación de los medios de propaganda capitalistas, y los aliados de repente asumieron la opinión defendida por Hitler y Goebbles, hasta entonces aislados, con respecto al fusilameinto de los oficiales polacos: en un dos por tres, los asesinos pasaron a ser los soviéticos. Y todo esto, faltaría más, a pesar de los miles de testimonios de campesinos de la zona, a pesar de encontrarse entre los restos de los esqueletos de la famosa fosa postales con fecha posterior a la de la invasión nazi, y, todavía mas iluistrativo, incluso habiendo leido en el diario del propio Goebbles que las acusaciones contra los sovieticos eran creacion de la propaganda nazi.

Los fascistas polacos, cuyo objetivo era recuperar el territorio que, según ellos, habían perdido tras el final de la Primera Guerra Mundial, al otro lado de la línea Curzon, fueron los principales interesados en acusar a la URSS, incluso en tiempos de la propia contienda militar, la Segunda Guerra Mundial, cuando el presidente en el exilio, Sikorski, insistía en querer divulgar la propaganda alemana, hasta provocar la ruptura de relaciones con Moscú. Esta fue la causa del comentario de Goebbles en su diario, en el que se felicitaba por haber causado ese conflicto dentro de las filas «aliadas»:

Esta ruptura supone en un ciento por ciento una victoria de la propaganda alemana y especialmente para mí personalmente… hemos sido capaces de convertir el incidente de Katyn en una importante cuestión política.”

Mientras el propio jefe de propaganda nazi reconocía que Katyn era producto de una campaña diseñada por él mismo, la prensa occidental condenaba a Sikorski por su intransigencia. Por ejemplo, el diario The Times del 28 de abril escribió: “Es sorprendente y lamentable que los que tenían muy buenas razones para comprender la perfidia y la ingenuidad que había en la maquinaria de propaganda de Goebbels, hayan caído ellos mismos en la trampa que había creado. Era difícil que los polacos hubiesen olvidado el volumen de propaganda que se difundió ampliamente durante el primer invierno de la guerra y que describía con todo lujo de detalles unas evidencias circunstanciales, incluyendo una fotografía, que mostraban unas supuestas atrocidades polacas contra los pacíficos habitantes alemanes de Polonia.”

El sentido común y la verdad histórica dejaron de tener valor alguno también en los países occidentales capitalistas tras el final de la guerra.

Soldados capitalistas nazis ejecutando prisioneros

Con la caida de la Union Sovietica la cosa fue mucho mas fácil. De repente, Gorbachov, Yeltsin, y toda la ralea de traidores que ha dirigido Rusia en los últimos años, vendiendo al pueblo soviético entregando sus riquezas a manos de mafiosos, los archivos del KGB se abrieron y comenzaron a aparecer las supuestas pruebas definitivas e incuestionables sobre todos los crímenes de los comunistas. Asi, se supone demostrado que hasta el propio Stalin mandó una nota manuscrita a Beria apoyando su idea de quitarse de encima a todos los oficiales polacos sin juicio (eso que muchos de los que acabaron en la tumba lo hicieron con postales en sus bolsillos posteriores a la retirada del Ejército Rojo del territorio). Sin embargo, la evidencia de las mentiras ha ido demostrándose por historiadores como Furr, Sousa o Harpal Brar, aunque esto no haya sido dado a conocer, por supuesto, por los medios de propaganda de los Goebbles de hoy. Los datos, empezando por el propio reconocimiento del jefe de propaganda nazi, demuestran que se trata de una mentira. Sin embargo, el último presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, sin estudiar ni uno solo de los documentos del archivo histórico, pidió disculpas a Polonia por el fusilamiento de los polacos. Lo mismo hizo Yeltsin y, por supuesto, su heredero político, V. Putin, que no solo se disculpó, sino que transmitió una serie de documentos al gobierno de Polonia para demostrar los hechos inventados por Goebbles.

Resulta ahora que han aparecido los cuerpos de 4 oficiales polacos supuestamente fusilados en 1940 y enterrados en la fosa de Katyn por los soviéticos (aunque en el momento de su fusilamiento fuera territorio ocupado por Alemania), y lo han hecho, curiosamente, en otra fosa, esta claramente con cuerpos ejecutados por los nazis, de 1941, en Ucrania, a más de 700 km de Katyn . Entre 2011 y 2012, un equipo de arqueólogos polacos y ucranianos excavó parcialmente en una fosa común situada en la ciudad ucraniana de Volodymyr-Volynski. Los casquillos de bala encontrados demuestran que las ejecuciones tuvieron lugar después de 1941. También se encontraron las insignias de dos policías polacos que hasta el momento se pensaba que habían sido asesinados a cientos de kilómetros por los soviéticos en abril o mayo de 1940. Estos descubrimientos demuestran, todavia mas, la falsedad de la versión “oficial” de los hechos que pasaron a la historia como la Masacre de Katyn (cuyo guión fue escrito por Joseph Goebbles y asumido por las potencias capitalistas desde los años 50).

El historiador Grover furr acaba de publicar un librito en francés sobre el tema, publicado por la editorial marxista Delga, Le massacre de Katyn – Une réfutation de la version «officielle» ? todavía sin traducir al español (existe una versión en español con extractos de un articulo del autor de 2013), y ha difundido los nuevos descubrimientos, ocultados, cómo no, por la propaganda capitalista, en varios artículos que explican como la versión oficial (la nazi) de la «Masacre» de Katyn» que es, curiosamente, también la del propio gobierno y presidencia rusa actual, ha sido otra vez desmentida por nuevos datos igualmente concluyentes.

Como es habitual, por muy concluyentes que sean (ya desde el principio las pruebas demostraban contundentemente que los asesinos de los oficiales polacos fueron soldados nazis), prima el interés político, por lo que ni los medios de propaganda de los paises occidentales ni los de la Rusia capitalista van a tener en cuenta prueba alguna y van a seguir criminalizando a los soviéticos pues, en conclusión, todos ellos comparten sistema económico y un enemigo común: el comunismo y la clase trabajadora organizada y en lucha por su emancipación.

Read More

La versión oficial sobre Katyn (el guión de Goebbles) desmontada de nuevo por Grover Furr

El caso Katyn fue uno de los que a más esfuerzo de manipulacion dedicó el aparato de propaganda nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Entonces, tanto los ingleses como los norteamericanos, y el resto de los aliados, estaban convencidos de que los verdaderos asesinos de los oficiales polacos en Katyn fueron los soldados alemanes tras atacar a la URSS, después de la retirada del Ejército Rojo de los campos de prisioneros polacos en el territorio de la línea fronteriza marcada tras el final de la Primera Guerra Mundial entre Rusia y Polonia, conocida como la línea Curzon, por ser Lord Curzon el hombre de estado británico que la propuso. Durante la Guerra Civil Rusa, en realidad una agresión de 14 estados capitalistas contra la recién nacida Unión Soviética, esta perdió parte del territorio al este de esta línea (incluyendo parte del oeste de Bielorrusia y de Ucrania).

Caricatura de Goebbles, el creador de la versión oficial de Katyn

Sin embargo, y tras la incontestable victoria del Ejército Rojo en la SGM, con la toma de Berlín, los que fueron considerados también como vencedores, los aliados de la Unión Soviética que no pudieron avanzar tan rápidamente como los obreros soviéticos a pesar de que los soldados nazis les hicieron, utilizando el simil deportivo, el pasillo, no dudaron en tomar el testigo de sus supuestos enemigos militares pero hermanos ideológicos, los nazis, y además de salvar a miles de estos de la cárcel para que pasaran a trabajar en el nuevo imperio, el que podemos llamar IV Reich, se sumaron a las técnicas de propaganda de Goebbles y continuaron defendiendo sus mentiras con el fin de desprestigiar a la, ahora ya por todo el mundo reconocida como tal, poderosa Unión Soviética.

Desde entonces, las fosas comunes de Katyn pasaron de ser el principal objetivo de manipulación de los nazis a estar en el centro de la manipulación de los medios de propaganda capitalistas, y los aliados de repente asumieron la opinión defendida por Hitler y Goebbles, hasta entonces aislados, con respecto al fusilameinto de los oficiales polacos: en un dos por tres, los asesinos pasaron a ser los soviéticos. Y todo esto, faltaría más, a pesar de los miles de testimonios de campesinos de la zona, a pesar de encontrarse entre los restos de los esqueletos de la famosa fosa postales con fecha posterior a la de la invasión nazi, y, todavía mas iluistrativo, incluso habiendo leido en el diario del propio Goebbles que las acusaciones contra los sovieticos eran creacion de la propaganda nazi.

Los fascistas polacos, cuyo objetivo era recuperar el territorio que, según ellos, habían perdido tras el final de la Primera Guerra Mundial, al otro lado de la línea Curzon, fueron los principales interesados en acusar a la URSS, incluso en tiempos de la propia contienda militar, la Segunda Guerra Mundial, cuando el presidente en el exilio, Sikorski, insistía en querer divulgar la propaganda alemana, hasta provocar la ruptura de relaciones con Moscú. Esta fue la causa del comentario de Goebbles en su diario, en el que se felicitaba por haber causado ese conflicto dentro de las filas «aliadas»:

Esta ruptura supone en un ciento por ciento una victoria de la propaganda alemana y especialmente para mí personalmente… hemos sido capaces de convertir el incidente de Katyn en una importante cuestión política.”

Mientras el propio jefe de propaganda nazi reconocía que Katyn era producto de una campaña diseñada por él mismo, la prensa occidental condenaba a Sikorski por su intransigencia. Por ejemplo, el diario The Times del 28 de abril escribió: “Es sorprendente y lamentable que los que tenían muy buenas razones para comprender la perfidia y la ingenuidad que había en la maquinaria de propaganda de Goebbels, hayan caído ellos mismos en la trampa que había creado. Era difícil que los polacos hubiesen olvidado el volumen de propaganda que se difundió ampliamente durante el primer invierno de la guerra y que describía con todo lujo de detalles unas evidencias circunstanciales, incluyendo una fotografía, que mostraban unas supuestas atrocidades polacas contra los pacíficos habitantes alemanes de Polonia.”

El sentido común y la verdad histórica dejaron de tener valor alguno también en los países occidentales capitalistas tras el final de la guerra.

Soldados capitalistas nazis ejecutando prisioneros

Con la caida de la Union Sovietica la cosa fue mucho mas fácil. De repente, Gorbachov, Yeltsin, y toda la ralea de traidores que ha dirigido Rusia en los últimos años, vendiendo al pueblo soviético entregando sus riquezas a manos de mafiosos, los archivos del KGB se abrieron y comenzaron a aparecer las supuestas pruebas definitivas e incuestionables sobre todos los crímenes de los comunistas. Asi, se supone demostrado que hasta el propio Stalin mandó una nota manuscrita a Beria apoyando su idea de quitarse de encima a todos los oficiales polacos sin juicio (eso que muchos de los que acabaron en la tumba lo hicieron con postales en sus bolsillos posteriores a la retirada del Ejército Rojo del territorio). Sin embargo, la evidencia de las mentiras ha ido demostrándose por historiadores como Furr, Sousa o Harpal Brar, aunque esto no haya sido dado a conocer, por supuesto, por los medios de propaganda de los Goebbles de hoy. Los datos, empezando por el propio reconocimiento del jefe de propaganda nazi, demuestran que se trata de una mentira. Sin embargo, el último presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, sin estudiar ni uno solo de los documentos del archivo histórico, pidió disculpas a Polonia por el fusilamiento de los polacos. Lo mismo hizo Yeltsin y, por supuesto, su heredero político, V. Putin, que no solo se disculpó, sino que transmitió una serie de documentos al gobierno de Polonia para demostrar los hechos inventados por Goebbles.

Resulta ahora que han aparecido los cuerpos de 4 oficiales polacos supuestamente fusilados en 1940 y enterrados en la fosa de Katyn por los soviéticos (aunque en el momento de su fusilamiento fuera territorio ocupado por Alemania), y lo han hecho, curiosamente, en otra fosa, esta claramente con cuerpos ejecutados por los nazis, de 1941, en Ucrania, a más de 700 km de Katyn . Entre 2011 y 2012, un equipo de arqueólogos polacos y ucranianos excavó parcialmente en una fosa común situada en la ciudad ucraniana de Volodymyr-Volynski. Los casquillos de bala encontrados demuestran que las ejecuciones tuvieron lugar después de 1941. También se encontraron las insignias de dos policías polacos que hasta el momento se pensaba que habían sido asesinados a cientos de kilómetros por los soviéticos en abril o mayo de 1940. Estos descubrimientos demuestran, todavia mas, la falsedad de la versión “oficial” de los hechos que pasaron a la historia como la Masacre de Katyn (cuyo guión fue escrito por Joseph Goebbles y asumido por las potencias capitalistas desde los años 50).

El historiador Grover furr acaba de publicar un librito en francés sobre el tema, publicado por la editorial marxista Delga, Le massacre de Katyn – Une réfutation de la version «officielle» ? todavía sin traducir al español (existe una versión en español con extractos de un articulo del autor de 2013), y ha difundido los nuevos descubrimientos, ocultados, cómo no, por la propaganda capitalista, en varios artículos que explican como la versión oficial (la nazi) de la «Masacre» de Katyn» que es, curiosamente, también la del propio gobierno y presidencia rusa actual, ha sido otra vez desmentida por nuevos datos igualmente concluyentes.

Como es habitual, por muy concluyentes que sean (ya desde el principio las pruebas demostraban contundentemente que los asesinos de los oficiales polacos fueron soldados nazis), prima el interés político, por lo que ni los medios de propaganda de los paises occidentales ni los de la Rusia capitalista van a tener en cuenta prueba alguna y van a seguir criminalizando a los soviéticos pues, en conclusión, todos ellos comparten sistema económico y un enemigo común: el comunismo y la clase trabajadora organizada y en lucha por su emancipación.

Read More

La versión oficial sobre Katyn (el guión de Goebbles) desmontada de nuevo por Grover Furr

El caso Katyn fue uno de los que a más esfuerzo de manipulacion dedicó el aparato de propaganda nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Entonces, tanto los ingleses como los norteamericanos, y el resto de los aliados, estaban convencidos de que los verdaderos asesinos de los oficiales polacos en Katyn fueron los soldados alemanes tras atacar a la URSS, después de la retirada del Ejército Rojo de los campos de prisioneros polacos en el territorio de la línea fronteriza marcada tras el final de la Primera Guerra Mundial entre Rusia y Polonia, conocida como la línea Curzon, por ser Lord Curzon el hombre de estado británico que la propuso. Durante la Guerra Civil Rusa, en realidad una agresión de 14 estados capitalistas contra la recién nacida Unión Soviética, esta perdió parte del territorio al este de esta línea (incluyendo parte del oeste de Bielorrusia y de Ucrania).

Caricatura de Goebbles, el creador de la versión oficial de Katyn

Sin embargo, y tras la incontestable victoria del Ejército Rojo en la SGM, con la toma de Berlín, los que fueron considerados también como vencedores, los aliados de la Unión Soviética que no pudieron avanzar tan rápidamente como los obreros soviéticos a pesar de que los soldados nazis les hicieron, utilizando el simil deportivo, el pasillo, no dudaron en tomar el testigo de sus supuestos enemigos militares pero hermanos ideológicos, los nazis, y además de salvar a miles de estos de la cárcel para que pasaran a trabajar en el nuevo imperio, el que podemos llamar IV Reich, se sumaron a las técnicas de propaganda de Goebbles y continuaron defendiendo sus mentiras con el fin de desprestigiar a la, ahora ya por todo el mundo reconocida como tal, poderosa Unión Soviética.

Desde entonces, las fosas comunes de Katyn pasaron de ser el principal objetivo de manipulación de los nazis a estar en el centro de la manipulación de los medios de propaganda capitalistas, y los aliados de repente asumieron la opinión defendida por Hitler y Goebbles, hasta entonces aislados, con respecto al fusilameinto de los oficiales polacos: en un dos por tres, los asesinos pasaron a ser los soviéticos. Y todo esto, faltaría más, a pesar de los miles de testimonios de campesinos de la zona, a pesar de encontrarse entre los restos de los esqueletos de la famosa fosa postales con fecha posterior a la de la invasión nazi, y, todavía mas iluistrativo, incluso habiendo leido en el diario del propio Goebbles que las acusaciones contra los sovieticos eran creacion de la propaganda nazi.

Los fascistas polacos, cuyo objetivo era recuperar el territorio que, según ellos, habían perdido tras el final de la Primera Guerra Mundial, al otro lado de la línea Curzon, fueron los principales interesados en acusar a la URSS, incluso en tiempos de la propia contienda militar, la Segunda Guerra Mundial, cuando el presidente en el exilio, Sikorski, insistía en querer divulgar la propaganda alemana, hasta provocar la ruptura de relaciones con Moscú. Esta fue la causa del comentario de Goebbles en su diario, en el que se felicitaba por haber causado ese conflicto dentro de las filas «aliadas»:

Esta ruptura supone en un ciento por ciento una victoria de la propaganda alemana y especialmente para mí personalmente… hemos sido capaces de convertir el incidente de Katyn en una importante cuestión política.”

Mientras el propio jefe de propaganda nazi reconocía que Katyn era producto de una campaña diseñada por él mismo, la prensa occidental condenaba a Sikorski por su intransigencia. Por ejemplo, el diario The Times del 28 de abril escribió: “Es sorprendente y lamentable que los que tenían muy buenas razones para comprender la perfidia y la ingenuidad que había en la maquinaria de propaganda de Goebbels, hayan caído ellos mismos en la trampa que había creado. Era difícil que los polacos hubiesen olvidado el volumen de propaganda que se difundió ampliamente durante el primer invierno de la guerra y que describía con todo lujo de detalles unas evidencias circunstanciales, incluyendo una fotografía, que mostraban unas supuestas atrocidades polacas contra los pacíficos habitantes alemanes de Polonia.”

El sentido común y la verdad histórica dejaron de tener valor alguno también en los países occidentales capitalistas tras el final de la guerra.

Soldados capitalistas nazis ejecutando prisioneros

Con la caida de la Union Sovietica la cosa fue mucho mas fácil. De repente, Gorbachov, Yeltsin, y toda la ralea de traidores que ha dirigido Rusia en los últimos años, vendiendo al pueblo soviético entregando sus riquezas a manos de mafiosos, los archivos del KGB se abrieron y comenzaron a aparecer las supuestas pruebas definitivas e incuestionables sobre todos los crímenes de los comunistas. Asi, se supone demostrado que hasta el propio Stalin mandó una nota manuscrita a Beria apoyando su idea de quitarse de encima a todos los oficiales polacos sin juicio (eso que muchos de los que acabaron en la tumba lo hicieron con postales en sus bolsillos posteriores a la retirada del Ejército Rojo del territorio). Sin embargo, la evidencia de las mentiras ha ido demostrándose por historiadores como Furr, Sousa o Harpal Brar, aunque esto no haya sido dado a conocer, por supuesto, por los medios de propaganda de los Goebbles de hoy. Los datos, empezando por el propio reconocimiento del jefe de propaganda nazi, demuestran que se trata de una mentira. Sin embargo, el último presidente de la URSS, Mijail Gorbachov, sin estudiar ni uno solo de los documentos del archivo histórico, pidió disculpas a Polonia por el fusilamiento de los polacos. Lo mismo hizo Yeltsin y, por supuesto, su heredero político, V. Putin, que no solo se disculpó, sino que transmitió una serie de documentos al gobierno de Polonia para demostrar los hechos inventados por Goebbles.

Resulta ahora que han aparecido los cuerpos de 4 oficiales polacos supuestamente fusilados en 1940 y enterrados en la fosa de Katyn por los soviéticos (aunque en el momento de su fusilamiento fuera territorio ocupado por Alemania), y lo han hecho, curiosamente, en otra fosa, esta claramente con cuerpos ejecutados por los nazis, de 1941, en Ucrania, a más de 700 km de Katyn . Entre 2011 y 2012, un equipo de arqueólogos polacos y ucranianos excavó parcialmente en una fosa común situada en la ciudad ucraniana de Volodymyr-Volynski. Los casquillos de bala encontrados demuestran que las ejecuciones tuvieron lugar después de 1941. También se encontraron las insignias de dos policías polacos que hasta el momento se pensaba que habían sido asesinados a cientos de kilómetros por los soviéticos en abril o mayo de 1940. Estos descubrimientos demuestran, todavia mas, la falsedad de la versión “oficial” de los hechos que pasaron a la historia como la Masacre de Katyn (cuyo guión fue escrito por Joseph Goebbles y asumido por las potencias capitalistas desde los años 50).

El historiador Grover furr acaba de publicar un librito en francés sobre el tema, publicado por la editorial marxista Delga, Le massacre de Katyn – Une réfutation de la version «officielle» ? todavía sin traducir al español (existe una versión en español con extractos de un articulo del autor de 2013), y ha difundido los nuevos descubrimientos, ocultados, cómo no, por la propaganda capitalista, en varios artículos que explican como la versión oficial (la nazi) de la «Masacre» de Katyn» que es, curiosamente, también la del propio gobierno y presidencia rusa actual, ha sido otra vez desmentida por nuevos datos igualmente concluyentes.

Como es habitual, por muy concluyentes que sean (ya desde el principio las pruebas demostraban contundentemente que los asesinos de los oficiales polacos fueron soldados nazis), prima el interés político, por lo que ni los medios de propaganda de los paises occidentales ni los de la Rusia capitalista van a tener en cuenta prueba alguna y van a seguir criminalizando a los soviéticos pues, en conclusión, todos ellos comparten sistema económico y un enemigo común: el comunismo y la clase trabajadora organizada y en lucha por su emancipación.

Read More

Cuba sigue siendo el Faro

Por Antonio Guillermo García Danglades

La visita del presidente de EEUU a Cuba significa una gran victoria para la Revolución Cubana.  El discurso del Presidente Raúl Castro en rueda de prensa conjunta con Barack Obama, ha sido una nueva demostración de coraje y valentía que dignifica a su pueblo y reivindica la revolución y el socialismo. Sus palabras, desligadas de retóricas pero llenas de verdades y hechos irrefutables, también demuestran la fortaleza y capacidad intelectual, profesional y técnica de los líderes y funcionarios del Estado cubano y del partido de la Revolución, quienes han desarrollado, implementado y gestionado un arduo trabajo metodológico bajo los más altos estándares de calidad y disciplina que les ha asegurado esta victoria.
uba sigue siendo el Faro

Y es que a base de dignidad, resistencia y lucha revolucionaria, aun en las más difíciles circunstancias y con el imperio más poderoso del planeta a tan solo 145 kilómetros de sus costas, la isla del prócer José Martí ha sabido trazarse un camino certero para resguardar su libertad y soberanía, y los derechos humanos indispensables para el desarrollo integral de su pueblo.

Hace 60 años, un puñado de valiosos hombres desembarcó en Los Cayuelos con el ideal revolucionario de tener una patria libre y soberana. Tras dos años de campaña heroica en la Sierra Maestra, las gloriosas fuerzas revolucionarias bajo el insigne comando de Fidel, tomaron el poder para cambiar la historia de Cuba y América Latina, y el mundo. EEUU no toleró tamaña osadía, y el pueblo cubano debió resistir con hidalguía invasiones y atentados magnicidas, incluso la eventualidad que en su suelo estallase una bomba nuclear más potente que las lanzadas en Hiroshima y Nagasaki.

La disolución de la Unión Soviética le aseguró al imperialismo una derrota fulminante para la Revolución Cubana, pero el llamado “fin de la historia” no tuvo eco en la sociedad del nuevo hombre latinoamericano. Con grandes sacrificios, el pueblo cubano y su dirigencia transitaron y vencieron las adversidades del período especial, y han enfrentado con estoicismo el bloqueo criminal que le impuso el imperio por 50 años y que hoy debe admitir como un fracaso, después de Vietnam, el mayor revés de las políticas guerreristas de EEUU.

En todos estos años, a la Revolución Cubana no le ha temblado el pulso para señalar a los forajidos que la amenazan dentro y fuera de ella, no ha sido nunca dócil con la corrupción, se sacrifica y resiste a los embates que recibe a diario, y actúa de manera digna y soberana, con plena conciencia revolucionaria. Precisamente, la plena coherencia entre su praxis y discurso, evita las contradicciones que puedan terminar amenazando su fortaleza y solidez, y le han hecho ganar el respeto de todo el mundo, propios y extraños.

La Revolución Cubana jamás se ha desconectado de su pueblo, pues ella es fiel reflejo de sus demandas y porvenir.

Hoy, cuando los procesos emancipadores de América Latina están siendo amenazados por la ofensiva hegemónica del imperialismo norteamericano y sus aliados transnacionales, el ejemplo de Cuba cobra nuevamente relevancia histórica. Cuando los regímenes autoritarios, apoyados por el mismo poder imperial, oprimían a sus pueblos con hambre  y violencia, Cuba era el ejemplo a seguir.

Es hora de volver la mirada sobre la isla que nos enseñó el camino.

Cuba es el faro.
Fuente:
Read More

Cuba sigue siendo el Faro

Por Antonio Guillermo García Danglades

La visita del presidente de EEUU a Cuba significa una gran victoria para la Revolución Cubana.  El discurso del Presidente Raúl Castro en rueda de prensa conjunta con Barack Obama, ha sido una nueva demostración de coraje y valentía que dignifica a su pueblo y reivindica la revolución y el socialismo. Sus palabras, desligadas de retóricas pero llenas de verdades y hechos irrefutables, también demuestran la fortaleza y capacidad intelectual, profesional y técnica de los líderes y funcionarios del Estado cubano y del partido de la Revolución, quienes han desarrollado, implementado y gestionado un arduo trabajo metodológico bajo los más altos estándares de calidad y disciplina que les ha asegurado esta victoria.
uba sigue siendo el Faro

Y es que a base de dignidad, resistencia y lucha revolucionaria, aun en las más difíciles circunstancias y con el imperio más poderoso del planeta a tan solo 145 kilómetros de sus costas, la isla del prócer José Martí ha sabido trazarse un camino certero para resguardar su libertad y soberanía, y los derechos humanos indispensables para el desarrollo integral de su pueblo.

Hace 60 años, un puñado de valiosos hombres desembarcó en Los Cayuelos con el ideal revolucionario de tener una patria libre y soberana. Tras dos años de campaña heroica en la Sierra Maestra, las gloriosas fuerzas revolucionarias bajo el insigne comando de Fidel, tomaron el poder para cambiar la historia de Cuba y América Latina, y el mundo. EEUU no toleró tamaña osadía, y el pueblo cubano debió resistir con hidalguía invasiones y atentados magnicidas, incluso la eventualidad que en su suelo estallase una bomba nuclear más potente que las lanzadas en Hiroshima y Nagasaki.

La disolución de la Unión Soviética le aseguró al imperialismo una derrota fulminante para la Revolución Cubana, pero el llamado “fin de la historia” no tuvo eco en la sociedad del nuevo hombre latinoamericano. Con grandes sacrificios, el pueblo cubano y su dirigencia transitaron y vencieron las adversidades del período especial, y han enfrentado con estoicismo el bloqueo criminal que le impuso el imperio por 50 años y que hoy debe admitir como un fracaso, después de Vietnam, el mayor revés de las políticas guerreristas de EEUU.

En todos estos años, a la Revolución Cubana no le ha temblado el pulso para señalar a los forajidos que la amenazan dentro y fuera de ella, no ha sido nunca dócil con la corrupción, se sacrifica y resiste a los embates que recibe a diario, y actúa de manera digna y soberana, con plena conciencia revolucionaria. Precisamente, la plena coherencia entre su praxis y discurso, evita las contradicciones que puedan terminar amenazando su fortaleza y solidez, y le han hecho ganar el respeto de todo el mundo, propios y extraños.

La Revolución Cubana jamás se ha desconectado de su pueblo, pues ella es fiel reflejo de sus demandas y porvenir.

Hoy, cuando los procesos emancipadores de América Latina están siendo amenazados por la ofensiva hegemónica del imperialismo norteamericano y sus aliados transnacionales, el ejemplo de Cuba cobra nuevamente relevancia histórica. Cuando los regímenes autoritarios, apoyados por el mismo poder imperial, oprimían a sus pueblos con hambre  y violencia, Cuba era el ejemplo a seguir.

Es hora de volver la mirada sobre la isla que nos enseñó el camino.

Cuba es el faro.
Fuente:
Read More

85 millones de dosis de vacuna antipolio aplicadas en Cuba, primera en América Latina en erradicar poliomielitis

Por Cuba Hoy

Desde el 26 de febrero de 1962 hasta la fecha Cuba ha aplicado casi 85 millones de dosis de la vacuna contra la po­liomielitis, lo cual confirma al país como el pri­mero de Latinoamérica en erradicar la te­mible enfermedad infantil.
Ello ha contribuido a que toda la población menor de 68 años esté protegida contra ese mal, precisó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias la doctora Marlén Valcárcel, directora del Programa Nacional de Inmunización, del Ministerio de Salud Pública (Minsap).
Tal acontecimiento de repercusión internacional en el campo de la salud marcó pauta en la realización de campañas masivas en el archipiélago nacional, a partir de la inmunización gratuita a niños menores de tres años y su posterior reactivación, protegiéndolos del poliovirus que produce esa dolencia.
Aseveran expertos que la exitosa práctica sanitaria durante más de medio siglo previene de la infección que en su forma aguda cau­sa inflamación en las neuronas motoras de la médula espinal y del cerebro, con repercusión en parálisis, atrofia muscular y muy frecuente deformidad.
Significó la doctora Valcárcel la importancia del referido programa, que a principios de enero de este año tuvo como novedad la aplicación de la vacuna inactivada contra todos los virus causantes de la poliomielitis (IPV, por sus siglas en inglés).
Ese inmunógeno, por vía inyectable, fue incorporado al esquema de vacunación a los más de 80.000 menores que nacieron desde enero hasta septiembre del 2015, en correspondencia con los objetivos del Plan Es­tra­té­gico de la Organización Mundial de la Sa­lud para la Erradicación de la Poliomielitis y su Fase Final 2013-2018, enfatizó.
Precisó la especialista que en la segunda etapa de la 55 Campaña Nacional de Vacu­na­ción Antipolio, que se desarrollará del 28 de marzo al tres de abril en todo el país se le suministrará la segunda dosis de la vacuna oral a casi medio millón de niños, de ellos 372.856 son menores de tres años, a quienes se les administró la primera en febrero.
Aclaró que en estas edades están comprendidos todos los infantes que recientemente han estado recibiendo su dosis de polio inactivada, así como también 119.093 de nueve años tomarán su reactivación oral en la presente campaña.
Read More

85 millones de dosis de vacuna antipolio aplicadas en Cuba, primera en América Latina en erradicar poliomielitis

Por Cuba Hoy

Desde el 26 de febrero de 1962 hasta la fecha Cuba ha aplicado casi 85 millones de dosis de la vacuna contra la po­liomielitis, lo cual confirma al país como el pri­mero de Latinoamérica en erradicar la te­mible enfermedad infantil.
Ello ha contribuido a que toda la población menor de 68 años esté protegida contra ese mal, precisó en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias la doctora Marlén Valcárcel, directora del Programa Nacional de Inmunización, del Ministerio de Salud Pública (Minsap).
Tal acontecimiento de repercusión internacional en el campo de la salud marcó pauta en la realización de campañas masivas en el archipiélago nacional, a partir de la inmunización gratuita a niños menores de tres años y su posterior reactivación, protegiéndolos del poliovirus que produce esa dolencia.
Aseveran expertos que la exitosa práctica sanitaria durante más de medio siglo previene de la infección que en su forma aguda cau­sa inflamación en las neuronas motoras de la médula espinal y del cerebro, con repercusión en parálisis, atrofia muscular y muy frecuente deformidad.
Significó la doctora Valcárcel la importancia del referido programa, que a principios de enero de este año tuvo como novedad la aplicación de la vacuna inactivada contra todos los virus causantes de la poliomielitis (IPV, por sus siglas en inglés).
Ese inmunógeno, por vía inyectable, fue incorporado al esquema de vacunación a los más de 80.000 menores que nacieron desde enero hasta septiembre del 2015, en correspondencia con los objetivos del Plan Es­tra­té­gico de la Organización Mundial de la Sa­lud para la Erradicación de la Poliomielitis y su Fase Final 2013-2018, enfatizó.
Precisó la especialista que en la segunda etapa de la 55 Campaña Nacional de Vacu­na­ción Antipolio, que se desarrollará del 28 de marzo al tres de abril en todo el país se le suministrará la segunda dosis de la vacuna oral a casi medio millón de niños, de ellos 372.856 son menores de tres años, a quienes se les administró la primera en febrero.
Aclaró que en estas edades están comprendidos todos los infantes que recientemente han estado recibiendo su dosis de polio inactivada, así como también 119.093 de nueve años tomarán su reactivación oral en la presente campaña.
Read More

El hermano Obama: Fidel responde a Obama que "no necesitamos que el imperio nos regale nada"

Por Fidel Castro, publicado en Granma.
 Martianos
Los reyes de España nos trajeron a los conquistadores y dueños, cuyas huellas quedaron en los hatos circulares de tierra asignados a los buscadores de oro en las arenas de los ríos, una forma abusiva y bochornosa de explotación cuyos vestigios se pueden divisar desde el aire en muchos lugares del país.
El turismo hoy, en gran parte, consiste en mostrar las delicias de los paisajes y saborear las exquisiteces alimentarias de nuestros mares, y siempre que se comparta con el capital privado de las grandes corporaciones extranjeras, cuyas ganancias si no alcanzan los miles de millones de dólares per cápita no son dignas de atención alguna.
Ya que me vi obligado a mencionar el tema, debo añadir, principalmente para los jóvenes, que pocas personas se percatan de la importancia de tal condición en este momento singular de la historia humana. No diré que el tiempo se ha perdido, pero no vacilo en afirmar que no estamos suficientemente informados, ni ustedes ni nosotros, de los conocimientos y las conciencias que debiéramos tener para enfrentar las realidades que nos desafían. Lo primero a tomar en cuenta es que nuestras vidas son una fracción histórica de segundo, que hay que compartir además con las necesidades vitales de todo ser humano. Una de las características de este es la tendencia a la sobrevaloración de su papel, lo cual contrasta por otro lado con el número extraordinario de personas que encarnan los sueños más elevados.
Nadie, sin embargo, es bueno o es malo por sí mismo. Ninguno de nosotros está diseñado para el papel que debe asumir en la sociedad revolucionaria. En parte, los cubanos tuvimos el privilegio de contar con el ejemplo de José Martí. Me pregunto incluso si tenía que caer o no en Dos Ríos, cuando dijo “para mí es hora”, y cargó contra las fuerzas españolas atrincheradas en una sólida línea de fuego. No quería regresar a Estados Unidos y no había quién lo hiciera regresar. Alguien arrancó algunas hojas de su diario. ¿Quién cargó con esa pérfida culpa, que fue sin duda obra de algún intrigante inescrupuloso? Se conocen diferencias entre los Jefes, pero jamás indisciplinas. “Quien intente apropiarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”, declaró el glorioso líder negro Antonio Maceo. Se reconoce igualmente en Máximo Gómez, el jefe militar más disciplinado y discreto de nuestra historia.
Mirándolo desde otro ángulo, cómo no admirarse de la indignación de Bonifacio Byrne cuando, desde la distante embarcación que lo traía de regreso a Cuba, al divisar otra bandera junto a la de la estrella solitaria, declaró: “Mi bandera es aquella que no ha sido jamás mercenaria…”, para añadir de inmediato una de las más bellas frases que escuché nunca: “Si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algún día… ¡nuestros muertos alzando los brazos la sabrán defender todavía!…”. Tampoco olvidaré las encendidas palabras de Camilo Cienfuegos aquella noche, cuando a varias decenas de metros bazucas y ametralladoras de origen norteamericano, en manos contrarrevolucionarias, apuntaban hacia la terraza donde estábamos parados. Obama había nacido en agosto de 1961, como él mismo explicó. Más de medio siglo transcurriría desde aquel momento.
Veamos sin embargo cómo piensa hoy nuestro ilustre visitante:
“Vine aquí para dejar atrás los últimos vestigios de la guerra fría en las Américas. Vine aquí extendiendo la mano de amistad al pueblo cubano”.
De inmediato un diluvio de conceptos, enteramente novedosos para la mayoría de nosotros:
“Ambos vivimos en un nuevo mundo colonizado por europeos”. Prosiguió el Presidente norteamericano. “Cuba, al igual que Estados Unidos, fue constituida por esclavos traídos de África; al igual que Estados Unidos, el pueblo cubano tiene herencias en esclavos y esclavistas”.
Las poblaciones nativas no existen para nada en la mente de Obama. Tampoco dice que la discriminación racial fue barrida por la Revolución; que el retiro y el salario de todos los cubanos fueron decretados por esta antes de que el señor Barack Obama cumpliera 10 años. La odiosa costumbre burguesa y racista de contratar esbirros para que los ciudadanos negros fuesen expulsados de centros de recreación fue barrida por la Revolución Cubana. Esta pasaría a la historia por la batalla que libró en Angola contra el apartheid, poniendo fin a la presencia de armas nucleares en un continente de más de mil millones de habitantes. No era ese el objetivo de nuestra solidaridad, sino ayudar a los pueblos de Angola, Mozambique, Guinea Bissau y otros del dominio colonial fascista de Portugal.
En 1961, apenas un año y tres meses después del Triunfo de la Revolución, una fuerza mercenaria con cañones e infantería blindada, equipada con aviones, fue entrenada y acompañada por buques de guerra y portaviones de Estados Unidos, atacando por sorpresa a nuestro país. Nada podrá justificar aquel alevoso ataque que costó a nuestro país cientos de bajas entre muertos y heridos. De la brigada de asalto proyanki, en ninguna parte consta que se hubiese podido evacuar un solo mercenario. Aviones yankis de combate fueron presentados ante Naciones Unidas como equipos cubanos sublevados.
Es de sobra conocida la experiencia militar y el poderío de ese país. En África creyeron igualmente que la Cuba revolucionaria sería puesta fácilmente fuera de combate. El ataque por el Sur de Angola por parte de las brigadas motorizadas de Sudáfrica racista los lleva hasta las proximidades de Luanda, la capital de este país. Ahí se inicia una lucha que se prolongó no menos de 15 años. No hablaría siquiera de esto, a menos que tuviera el deber elemental de responder al discurso de Obama en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso.
No intentaré tampoco dar detalles, solo enfatizar que allí se escribió una página honrosa de la lucha por la liberación del ser humano. De cierta forma yo deseaba que la conducta de Obama fuese correcta. Su origen humilde y su inteligencia natural eran evidentes. Mandela estaba preso de por vida y se había convertido en un gigante de la lucha por la dignidad humana. Un día llegó a mis manos una copia del libro en que se narra parte de la vida de Mandela y ¡oh, sorpresa!: estaba prologado por Barack Obama. Lo ojeé rápidamente. Era increíble el tamaño de la minúscula letra de Mandela precisando datos. Vale la pena haber conocido hombres como aquel.
Sobre el episodio de Sudáfrica debo señalar otra experiencia. Yo estaba realmente interesado en conocer más detalles sobre la forma en que los sudafricanos habían adquirido las armas nucleares. Solo tenía la información muy precisa de que no pasaban de 10 o 12 bombas. Una fuente segura sería el profesor e investigador Piero Gleijeses, quien había redactado el texto de “Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África 1959-1976”; un trabajo excelente. Yo sabía que él era la fuente más segura de lo ocurrido y así se lo comuniqué; me respondió que él no había hablado más del asunto, porque en el texto había respondido a las preguntas del compañero Jorge Risquet, quien había sido embajador o colaborador cubano en Angola, muy amigo suyo. Localicé a Risquet; ya en otras importantes ocupaciones estaba terminando un curso del que le faltaban varias semanas. Esa tarea coincidió con un viaje bastante reciente de Piero a nuestro país; le había advertido a este que Risquet tenía ya algunos años y su salud no era óptima. A los pocos días ocurrió lo que yo temía. Risquet empeoró y falleció. Cuando Piero llegó no había nada que hacer excepto promesas, pero ya yo había logrado información sobre lo que se relacionaba con esa arma y la ayuda que Sudáfrica racista había recibido de Reagan e Israel.
No sé qué tendrá que decir ahora Obama sobre esta historia. Ignoro qué sabía o no, aunque es muy dudoso que no supiera absolutamente nada. Mi modesta sugerencia es que reflexione y no trate ahora de elaborar teorías sobre la política cubana.
Hay una cuestión importante:
Obama pronunció un discurso en el que utiliza las palabras más almibaradas para expresar: “Es hora ya de olvidarnos del pasado, dejemos el pasado, miremos el futuro, mirémoslo juntos, un futuro de esperanza. Y no va a ser fácil, va a haber retos, y a esos vamos a darle tiempo; pero mi estadía aquí me da más esperanzas de lo que podemos hacer juntos como amigos, como familia, como vecinos, juntos”.
Se supone que cada uno de nosotros corría el riesgo de un infarto al escuchar estas palabras del Presidente de Estados Unidos. Tras un bloqueo despiadado que ha durado ya casi 60 años, ¿y los que han muerto en los ataques mercenarios a barcos y puertos cubanos, un avión de línea repleto de pasajeros hecho estallar en pleno vuelo, invasiones mercenarias, múltiples actos de violencia y de fuerza?
Nadie se haga la ilusión de que el pueblo de este noble y abnegado país renunciará a la gloria y los derechos, y a la riqueza espiritual que ha ganado con el desarrollo de la educación, la ciencia y la cultura.
Advierto además que somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de nuestro pueblo. No necesitamos que el imperio nos regale nada. Nuestros esfuerzos serán legales y pacíficos, porque es nuestro compromiso con la paz y la fraternidad de todos los seres humanos que vivimos en este planeta.
Fidel Castro Ruz
Marzo 27 de 2016
Read More