1956 El cuarenta y uno

  • Información
El cuarenta y uno (1956)

Calificación IMDb 7.8/10 - 916 votos

Titulo original Сорок первый

Duración 88 min

Año

Lanzamiento 15 Oct 1956

Pais Soviet Union

Idiomas Russian

Director

Guion ,

Premios 1 win & 1 nomination.

Genero URSS

Reparto , , ,

N/A Sinopsis de El cuarenta y uno (1956)

Primeros años tras la Revolución Bolchevique rusa. Durante la Guerra Civil contra los ejércitos blancos, apoyados por 14 potencias invasoras,  una unidad del Ejército Rojo conduce una operación de reconocimiento en los desiertos del Asia central. En el grupo de soldados va una mujer, María. Ella es una de los mejores francotiradores de la unidad, con cuarenta soldados enemigos abatidos en su haber. Durante la última operación en la que María participa, se hace prisionero al teniente blanco Govorukha. Él podría convertirse en su número cuarenta y uno, pero la situación en que se encuentran ayuda a crear una compleja relación entre los dos enemigos de clase. Historia de amor que cautivó al jurado del Festival de Cannes en 1957, que le otorgó a la película un premio especial.
Grigori Chujrai, su director, nació en 1921 en Melitopol (Ucrania) y falleció el año 2001 en Moscú. Fue distinguido como Artista Popular de la URSS en 1981. Cursó estudios de dirección en la Universidad Estatal de Cinematografía Gerasimov, graduándose en 1953. Empezó a trabajar como ayudante de dirección, para pasar en 1955 a trabajar para Mosfilm. Fue en 1956 cuando hizo su debut detrás de las cámaras, dirigiendo su opera prima, el drama bélico ambientado en los años de la revolución, El cuarenta y uno. La cinta conseguiría al año siguiente el Premio Especial en el Festival de Cannes.
En los primeros años de la Guerra Civil Rusa, un destacamento del Ejército Rojo compuesto por veintitrés combatientes liderado por el comisario Evsyukov, retrocede derrotado desde el Mar Caspio hacia las arenas del desierto de Karakum. Entre el grupo sobresale la figura de Maryutka, una francotiradora que ha abatido 38 guardias blancos. Al avistar a un grupo de tres jinetes, Maryutka da muerte a los números 39 y 40. Pero el tercer jinete lograr escapar, aunque más tarde es capturado, aunque Maruytka falla al dispararle: hubiera sido su víctima número 41. El comisario Evsyukov ordena a Maryutka custodiar al prisionero blanco.
Durante la noche, Maryutka lee sus épicos versos sobre la revolución al teniente blanco, que le anima a estudiar para mejorar su escritura. A la mañana siguiente Evsyukov decide enviar en un bote a Maryutka y al prisionero junto con dos combatientes, para llegar al Estado Mayor. Pero el bote es abatido por una tormenta y sólo se salvan la francotiradora y el teniente blanco, que consiguen arribar a tierra. Los cautivos se refugian en una cabaña, donde el teniente enferma y es atendido por Maryutka. Los dos enemigos de clase, la francotiradora roja y el teniente blanco, finalmente se enamoran, aunque tienen tiempo para discutir ante la firmeza de los ideales de Maryutka y el escepticismo del teniente.
Aparentemente pudiera parecer que se trata de un amor burgués, que disuelve la ideología de los que lo sienten, pero no es así. La francotiradora Maryutka tiene claros sus principios y su posición, sus objetivos y la necesidad de no bajar la alerta en la lucha de clases contra sus enemigos. Así que, un día avistan un velero, que piensan que será un barco pesquero. Sin embargo, realmente en él viajan un grupo de soldados blancos. El teniente se da cuenta de ello y corre hacia el barco pidiendo ayuda, y Maryutka no duda en cumplir la orden encomendada por Evsyukov y dar muerte al que, finalmente, se desvela que sigue formando parte de la clase opresora: los sentimientos no pueden evitar que haga lo que cree justo, acabar con el enemigo de la clase obrera número 41.

Deja tu comentario

Noticias